IniciocineYa no estoy aquí, lo mejor del cine mexicano en Netflix

Ya no estoy aquí, lo mejor del cine mexicano en Netflix

Ya no estoy aquí, película ganadora a mejor largometraje mexicano en el festival de cine de Morelia 2019 que apenas sale a flote gracias a su reciente estreno en Netflix; en cuanto se estrenó la cinta se posicionó entre lo más popular de Netflix en Latinoamérica y con razón.

La película dirigida y escrita por Fernando Frias de la Parra (Rezeta 2012) nos transporta a Monterrey, una ciudad ambivalente. Por un lado la ciudad despampanante y por otro las zonas marginadas cercanas al cerro; allí es donde transcurre la historia de Ulises (Juan Daniel García) un chico de 17 años el cual tuvo que huir a Estados Unidos debido al peligro que corre de ser asesinado por un malentendido con una pandilla de su colonia.

Ya no estoy aquí nos ubica en México. Ulises es el líder de la pandilla de los “Terkos” cuya unión se cimienta en la cumbia lenta llamada “Kolombia”. Desde pequeño él ha tenido una gran fascinación por bailar. Ulises y su pandilla pasan el tiempo vagando por la colonia, pidiendo dinero a jóvenes (a manera de atraco no violento) y asistiendo a conciertos donde pueden bailar su querida Kolombia.

Un grupo narcotraficante entra a la ciudad y esta se hunde en una guerra violenta para buscar la hegemonía del lugar. Al pasar casualmente y saludar a una pandilla amiga, estos son asesinados fríamente por el grupo narcotraficante; un superviviente de la pandilla interpreta que Ulises los distrajo para que los dispararan; amenazándolo con matarlo a él y a toda su familia, no le queda más opción que huir a Estados Unidos.

En Estados Unidos, él destaca por su apariencia, sus cabellos puntiagudos, ropa holgada y su español mal hablado. Así logra llamar la atención de una joven de 16 años: Lin (Angelina Chen). Ella quiere saber más de su extraña forma de bailar, su pandilla y la música que siempre lleva con él; a cambio le ofrece un cuarto de azotea donde puede dormir.

Ulises, al no cambiar ningún rasgo ni tratar de aprender inglés, le cuesta trabajo conseguir un empleo; se aleja de quienes no comparten sus gustos e incluso si alguien critica sus gustos no lo tolera. Ulises nunca deja de ser un Terko. Por esa razón el decide regresar a México, el lugar donde pertenece, donde está su identidad; aunque su vida corra peligro.

Al volver Ulises con su cabello cortado y peinado de manera normal, sólo se da cuenta que toda su pandilla se ha desintegrado: una ola de violencia acecha Monterrey. Uno de sus amigos cercanos murió al unirse al narco y otro se volvió religioso. Al final solo le queda sumirse en sus auriculares para bailar lentamente y volver a la ciudad que una vez fue el hogar de su querida Kolombia; la creadora de su terquedad. Esto hasta que se le acaba la batería de su reproductor para traerlo de vuelta a la realidad.

En Ya no estoy aquí, la terquedad identitaria resuena por doquier como un obstáculo y un atributo. Un obstáculo al no permitir que Ulises se acerque a otras personas diferentes a él, que cambie y se adapte a su entorno; Ulises nunca abandona su forma de hablar o su mala costumbre de escupir. Pero por otra parte muestra esta misma identidad como un atributo que le dio reputación, grandes amistades y momentos felices. Pero que en su retorno a Monterrey ya no hay lugar para ella.

Curiosidades de 'Ya no estoy aquí' en Netflix

La película explora al personaje de Ulises y no se enfoca en los problemas que comúnmente abordan películas de ese tipo; problemas como la inmigración, la desigualdad, la discriminación, la pobreza y la violencia en México; están presentes pero no se convierten en el foco central. En Ya no estoy aquí, el principal obstáculo que enfrenta Ulises en Estados Unidos es él mismo.

Esos elementos sirven para contextualizar y construir de mejor manera al personaje principal. Es destacable que esta vez no se embellece a la ciudad de Monterrey como en cintas pasadas, donde se muestra a esta ciudad como cuna de mucha fortuna; pero que también tiene miles de familias como la de Ulises.

Ya No Estoy Aqui - WNW

Ya no estoy aquí es de lo mejor del cine mexicano en la plataforma Netflix por enfocarse en un problema tan sutil como es el arraigo de identidad y lo difícil que es abandonarla. Muchas veces los inmigrantes no adoptan la manera de vivir o las reglas del país al que van. Sólo aquellos que son capaces de adaptarse y superar las dificultades logran cumplir sus objetivos. Todo eso con actores no profesionales que consiguen genuinos personajes, destacando el trabajo de Juan Daniel García como Ulises. Con una fotografía adecuada de Damián García la cual constantemente transporta a la identidad de Ulises al pasado; un pasado que ya no volverá.

La cinta demuestra que las buenas propuestas mexicanas existen, solo que no hay suficiente distribución. Ya no estoy aquí alcanzó a estar en el top 3 de películas más populares de Netflix Latinoamérica. Demostrando que la gente está dispuesta a ver más allá del cine convencional mexicano.

Arturo Solís
Hola! aquí Arturo, soy de la Ciudad de México, tengo un gusto enorme por el cine, anime, cómics, manga y muchas otras cosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS