Reseña de Los tres fantasmas de Tesla 1: Ciencia ficción y Suspense de Marazano y Guilhem

2

Presentación

El pasado mes de noviembre Planeta Cómic edito el primero de tres tebeos, en formato álbum, titulados Los tres fantasmas de Tesla, del guionista Marazano Richard y del dibujante GuilhemLos tres fantasmas de Tesla El misterio shtokavianoLes trois fantômes de Tesla 1- Le mystère Chtokavien, es descrito como una mezcla de fantasía y suspense, con la II Guerra Mundial como telón de fondo.

¿De qué trata este primer tomo de Los tres fantasmas de Tesla?

Partiendo del contexto histórico señalado, del lugar concreto en el que va a transcurrir los hechos, la Nueva York de 1942, y el gusto de su guionista, el autor francobelga Marazano Richard, por el cine y la historia, ya nos podemos hacer una idea acerca de lo que trata este primer tomo de Los tres fantasmas de Tesla.

Desapariciones extrañas, luces misteriosas en el fondo del East River, extraños seres de apariencia robótica que buscan los inventos de Tesla, un acertijo en forma de carta codificada, una vieja rivalidad entre inventores (Tesla y Edison), una investigación del FBI, una muerte solitaria de un científico en Manhattan o ecos de la guerra del Pacífico.

Todo lo mencionado es lo que vamos a encontrar en Los tres fantasmas de Tesla El misterio shtokaviano. Lo cual es hábilmente introducido, a modo de periódico de la época, en la contraportada, así como en las primeras y últimas página de este álbum. Periódico en donde nuestros autores se incluyen como una forma de integrarse en los acontecimientos que están narrando. Aparte de esta especie de broma-homenaje, en la que parece que los creadores quisieran introducirse en la historia y en su historia, el formato periódico en la historieta contribuye a dar credibilidad a un producto donde los sucesos históricos y la ciencia ficción se dan la mano.

Seremos partícipes de estos acontecimientos a través de Travis, un niño inteligente, con un gran talento para las matemáticas y una gran afición por la lectura. Tras la muerte de su padre, Travis se ha mudado, a un bloque de apartamentos en Nueva York, donde vive con su madre. Su madre, como muchas de las mujeres de la época, trabaja en una fábrica, reemplazando a los hombres que están luchando en el Pacífico.

Travis conocerá a un enigmático anciano que resultará ser más de lo que aparenta a simple vista. Dicha persona sabrá ver el espíritu científico del chaval y querrá hacerle partícipe de sus descubrimientos, descubrimientos que pueden ser cruciales en el contexto bélico en el que se hayan inmersos. Ya os podréis estar haciendo una idea de quién es esa persona, por el título del álbum, ¿no?

El álbum se cierra con los japoneses lanzando un nuevo tipo de tecnología a los cielos, que promete ser devastadora.

Todo ello plasmado por Guilhem, que sabe darle a la obra el aire noir que requiere, sabiendo encajar bien los elementos de ciencia ficción. De tal forma que lo ves y piensas, si este tipo de maquinaria se hubiera desarrollado hasta tal punto en dicha época, sería así. Lo que resulta una gozada visual.

Valoración final

Hay poca información tanto de esta trilogía como de sus autores, al menos en inglés o español, y no se ha promocionado demasiado. Así que es comprensible que haya pasado totalmente desapercibida para los lectores, pese a su impactante portada, que es en lo que yo me fijé. Eso y el título, porque me llama la atención los cómics que tratan temas históricos y/o de ciencia ficción. Es de agradecer a Planeta que saque material alternativo al mainstream. Yo recomendaría que se probará, se lee de un tirón y te deja con ganas de más.

Un relato que parece apuntar a lo que podría haber sido, pero que, a su vez, trata temas que siempre están ahí, como hasta que punto es aceptable o no que un científico ponga sus conocimientos al servicio de un país aún a sabiendas de que eso podrían llevar a la muerte de miles de inocentes. ¿Está el patriotismo por encima de la ética? ¿la ciencia ha de procurar siempre el bienestar de la humanidad y mantener una postura neutral con respecto a la guerra? ¿Es posible esto, si la aplicación de dichos descubrimientos pueden contribuir a ganarla? Da la impresión de que Los tres fantasmas de Tesla va a mostrar algunas de estas cuestiones, a través de dos reputados científicos y su entorno, con Travis en medio. Habrá que esperar a leer las otras dos partes para confirmarlo.

Nueva York. 1942. Seguimos sin noticias de Nikola Tesla, el único sabio que aún puede impedir que sus inventos destruyan el mundo.

Nos leemos en otros posts de Las cosas que nos hacen felices.

el autor

Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural, antiguo profe, Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Community Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria. Miembro Fundador de la Asociación Cultural DINAMIC CULTURE de la que también soy Bloguero y Community Manager.

Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

2 comentarios

    • Adrián De La Fuente Lucena el

      Muchas Gracias a ti Hyuga, por leerla. 🙂 No he leído Clockwerx, pero por lo que estoy leyendo acerca de la misma se podría decir que tiene cierto parecido.

      Si, pienso que merece la pena probar, tanto una como otra.

      Un abrazo.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recomendado en Las Cosas felices
Recomendado en Las Cosas felices
Fox quiere vender y quiere vender antes de que cierre el año y Disney está como loca por volver a conseguir los derechos de los…