InicioAnime / MangaAnálisis de Chainsaw Man. Temporada 1. Capítulo 4

Análisis de Chainsaw Man. Temporada 1. Capítulo 4

La historia de Chainsaw Man (Hombre Motosierra) avanza y de a poco nos interiorizamos más en los personajes. En este capítulo conocemos nuevos miembros de la Seguridad Pública, volvemos a tener acción muy bien animada y hay una gran dosis de humor.

Recordad que podéis ver los anteriores análisis de Chainsaw Man en la web.

Vamos al repaso y al análisis con SPOILERS.

Denji y Power en Chainsaw Man

El firme deseo de nuestro Chainsaw Man

El episodio cuatro comienza con algunas escenas que nos muestran la vida que llevaba Power: fanática de la sangre, comía todo tipo de animales y no se preocupaba por nada. Hasta la llegada de su gato Nyako y la amenaza del Demonio de los Murciélagos.

Seguimos sin saber cómo llegó Power a trabajar para Seguridad Pública y sorprende que esté ahí habiendo llevado esa vida tan libre . Misterio para resolver más adelante. Tras esos recuerdos, ella se despierta en la escena de la batalla que cerró el capítulo anterior.

Al lado están su gato y Denji, quien le recuerda que la salvó por la promesa de tocarle las tetas. Power, como casi todos los personajes, considera que es un motivo muy básico pero no deja de sorprenderse por las ganas de pelear que le da esa razón a su compañero.

Demonio de las Sanguijuelas en Chainsaw Man

Ahí nomás aparece el Demonio de las Sanguijuelas, pareja del demonio asesinado, con ansias de venganza. Le arranca un brazo a Denji y este, tras intentarlo, no puede sacar a relucir las motosierras. Aunque no nos explican del todo por qué, él comenta que debe ser porque perdió sangre.

Tras una breve batalla que deja en claro que el estudio MAPPA se las trae, parece que el demonio tiene las de ganar. Pero aparece Aki junto al Demonio de los Zorros y derrotan al contrincante.

Una nueva perspectiva respecto a Aki Hayakawa

Denji se despierta recuperado, con su brazo arrancado sano y con Aki al lado. Aki sabe que ellos infringieron las normas (salieron de la zona de patrullaje para ir donde estaba el Demonio de los Murciélagos) pero le dice a su súbdito que lo va a dejar pasar.

No solo porque no murió ningún humano sino que también, con algunos flashbacks, nos muestran que incluso a varios de ellos los protegió Denji. También asume que Power quiso matarlo pero Denji no se lo confirma. A cambio de callarse, Aki le dice a nuestro protagonista que le obedezca.

Miembros de la Seguridad Pública

Tras esto sale de la pieza y vemos que Power estaba esposada. La va a liberar pese a las advertencias de Himeno. Ah, sí, porque cuando Seguridad Pública llega a la escena de la batalla vemos a varios agentes con Aki: Himeno, Kobeni y, pareciera, Hirokazu.

Cuando Aki va a informarle a Makima lo que sucedió, le dice esta versión lavada. La jefa, para nada tonta, se da cuenta de que los está cubriendo y le pregunta si no será que vivir con Denji lo hizo más comprensivo. Aki asegura que no.

Un detalle interesante del capítulo fue conocer que los agentes a veces hacen tratos con los demonios (por eso el de los Zorros participó en la batalla) y a cambio tienen que dar algo. En este caso, Aki le pagó con un pedazo de piel.

Por último, vemos cómo este personaje lleva una vida sencilla en el hogar: le gusta salir a leer al balcón, fumar un cigarrillo. Limpia, cocina, lava la ropa. Aunque me parecía medio pesado por su trato con Denji, en este capítulo conocimos otra faceta más humana.

Makima

Una convivencia que se ve alterada

Por último, el capítulo nos muestra la llegada de Power a la casa de Aki. Makima le dijo que vaya a vivir ahí porque confía en Aki y en que ella se va a comportar. Por supuesto, la cosa se pone complicada y se ve una seguidilla de escenas sobre lo difícil que es ella.

No le gustan las verduras, no limpia el baño, no se baña. Aki y Denji tienen que ir tras ella educándola o limpiando sus desastres. Además, llega con Nyako así que ahora tienen mascota. Esto interrumpe la paz que nos habían mostrado de Aki.

Pero no todo es tristeza para Denji: finalmente ella va a cumplir su palabra y, tras encerrarse en el baño, le dice que puede tocar sus pechos tres veces. Una, por haber salvado al gato; dos, por haber matado el Demonio de los Murciélagos; y tres, por no haberla acusado con Aki.

Denji a punto de cumplir su sueño

Finalmente, el sueño de Denji se va a hacer realidad. Un sueño que, al principio del capítulo, lo hizo reflexionar. “Todos son unos desgraciados que desprecian lo que hago y deseo”, expresaba, y criticaba que los otros se crean “más nobles”. Básicamente, pide a gritos que dejen de juzgarlo. Bien por él que puede ser feliz.

Y hablando de eso, ¡hasta el análisis del próximo capítulo! Sigan sus sueños…

F Javier Vargas
F Javier Vargas
Escribo para compartir lo que me apasiona. A veces paso música. Evangelion fue mi primer anime y la primera serie que no pude dejar de mirar. Shingeki no Kyojin me parece una obra maestra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS