Análisis de Counterpart. Temporada 2. Capítulo 9

0

Esta semana ha resultado ser una triste para el mundo de Counterpart, ya que la cadena Starz ha anunciado oficialmente que no renueva la serie para una tercera temporada. Esta súbita noticia ha venido dada por los bajos números de audiencia que, tras una primera entrega no especialmente popular, se ha encontrado con un nuevo descenso numérico en la segunda. Parece ser que a pesar de lo críticamente aclamada que ha sido y del alta estima en que sus seguidores la tienen, Counterpart puede estar en las últimas. Pero es posible que quede esperanza, pues el creador de la serie ha dejado caer por Twitter la posibilidad de que su estudio (MRC) haga posible encontrar una nueva casa para la serie como ya pasó con The Expanse.

Sea como sea, todavía nos queda el final de temporada y mucha tela que cortar en el universo de Counterpart, por lo que no vamos a perder más tiempo y, tras dejar un link a los análisis anteriores, nos sumergimos de lleno en el penúltimo capítulo de la temporada.

Infiltrada en casa

En el anterior episodio vimos cómo Clare se enfrentaba por primera vez de manera textual a su mayor temor: que su vida haya sido una mentira. Tras una emotiva discusión con Peter en su regreso a su antiguo hogar en La Escuela, se dio cuenta de las proporciones y estragos de la causa a la que le había jurado una devoción ciega. Es por eso por lo que ahora han confesado y se han sometido a la voluntad de Naya, albergando así la esperanza de prevenir la inminente debacle en la que puede caer su lado al ser expuesto al temido virus.

Por desgracia para Peter, que ha visto recientemente redescubiertos sus sentimientos hacia su mujer, Clare va a tener que infiltrarse para sonsacarle a su amante una confesión grabada con la esperanza de desvelar por completo el plan de Mira, ya que las células de Índigo están compartimentadas, por lo que rara vez un agente tiene acceso a la totalidad del plan. La cosa no sale bien y Clare es descubierta, iniciándose así una persecución que termina con la inesperada irrupción de Howard Prime y Baldwin, que capturan a ambos.

Hogar dulce hogar

Mientras tanto, en el otro lado la relación entre Ian y Emily se resiente todavía más si cabe tras el tiroteo. Ella no logra comprender qué ha pasado y los motivos por los que muestra este cambio de actitud tan repentino, obteniendo como respuesta fríos y escuetos monosílabos. Al llegar a La Oficina, vemos cómo Ian termina por asumir un mayor rol en la confianza de Dirección, atribuyéndose los méritos del éxito parcial de la misión, consiguiendo así reforzar su estatus y mantener la seguridad que el agente York le había arrebatado.

A su vez, Emily Prime se enfrenta a su contrapartida en un ansiado cara a cara. Ambas protagonizan una tensa conversación en la que, poco a poco, se van sincerando y enfrentando a un pasado oculto durante años. Emily Prime consigue obtener una respuesta a los incesantes e intrusivas visitas de su contrapartida a su hija, a la vez que Emily Alpha, a pesar de mentir un poco, obtiene un mínimo de tranquilidad mental al sincerarse sobre su parcial implicación en la creación de Índigo y sobre su dicotomía como madre frustrada. Finalmente, tras una última advertencia sobre Mira, ambas se dan la mano en lo que ha sido un acercamiento sin cierre ni clausura.

Por último, Howard se despide de una Emily que nunca fue la suya pero con la que ha experimentado la cercanía y conexión que antaño tuvo con su mujer. Ambos han reavivado en cierto modo la chispa que en su momento encendió su relación pero la tesitura en la que se encuentran hace de ese acercamiento algo imposible, viéndose condenados a asumir su gris realidad ya que por mucho que sean en esencia las mismas personas, en el fondo, tanto en lo literal como en lo metafórico, son de mundos completamente distintos.

Counterpart hasta ahora

Algunos apuntes interesantes:

  • Por si en algún momento alguien había dudado de la competencia de Mira, este capítulo ha servido sin duda como recordatorio de lo impasible y capaz que es. No solo ha vuelto a demostrar lo planificadora que puede llegar a ser, sino que nos ha revelado el profundo conocimiento de la toma de decisiones de Dirección, incluyendo la de poner a Ian al cargo.
  • “Los buenos” se encuentran más contra las cuerdas que nunca, habiendo Mira jubilado de manera prematura a la Dirección de ambos lados, la única opción que queda para evitar la hecatombe recae en la necesaria confluencia de fuerzas del resto del casting. Una confluencia que, más allá de lo probable que sea, podría encontrar en Yanek un aliado inesperado al haber presenciado la fría masacre de todos sus antiguos compañeros a manos de su hija. El desamparo en su rostro tras semejante acción, refleja un claro atisbo de duda que podría traspasar el shock del momento y llegar a sus antaño férreas creencias…
  • Peter parece haberse vuelto a enamorar de su mujer pero la actitud de Clare no termina de estar del todo clara. Aunque haya afirmado quererle a él, en el momento en el que lo hace no parece si quiera lo suficientemente convencida como para mirarle a la cara. Es evidente que está en un momento emocional delicado y tras la reciente aventura con Spencer, es más que probable que ese amor que dice profesar hacia Peter no sea cierto. Lo que sí es cierto es que la seguridad de su hija prima por encima de todo y, de momento, eso pasa por estar con su actual marido y dejar su pasado terrorista atrás.
  • Antes de la visita de Howard Prime, Balwin se había sumido en su particular viaje al pasado en lo que parece ser un intento de metamorfosis en la antes conocida como Nadia Fierro. Está bastante segura de quererlo dejar todo atrás pero un categórico discurso de Howard parece intimidarla y persuadirla para, como mínimo, posponer esa tentativa.
  • La antigua alumna de Clare, Ethel, ha sido apartada de la célula al principio del capítulo al serle asignado un nuevo papel: ¿Estará Mira previniendo una posible traición de Clare? Spencer no puede dar el chivatazo pero ¿quién nos asegura de que no sospechó ya el pasado capítulo?

Un capítulo que ejemplifica a la perfección la sutil belleza de Counterpart, que a través de una tópica premisa de ciencia ficción, consigue abordar una gran diversidad de temas imperecederos. Con la excusa de ambos mundos y las contrapartidas, la serie es capaz de canalizar algunos de los problemas más acuciantes de la psique humana: desde sueños frustrados, pasando por fanatismos y paranoia política, hasta debates existencialistas sobre la esencia del ser; Counterpart tiene la capacidad de no dejar a nadie indiferente y es una lástima ver que por la audiencia no sea capaz de llegar a una conclusión satisfactoria.

Counterpart nos ha regalado un sesudo rompecabezas que ha sido pensado y armado con mimo que, si bien no hará las delicias de todos, ha refrescado thriller y ciencia ficción a partes iguales con una sutileza y elegancia que ya no abunda. Parece que el tiempo se nos agota y la serie nos dice adiós, solo el tiempo dirá si la despedida que nos da esta temporada será la definitiva o si será satisfactoria. Hasta entonces espero la posible clausura uno de los productos con más personalidad de estos últimos años. 



el autor

Proyecto de todo sin llegar a nada. Estudio guión cinematográfico y en ocasiones me creo crítico. Vivo en una divagación constante y no me arrepiento de ello. También doy la chapa en Twitter @PablodesdeMarte.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Ya tenemos las novedades de abril de 2019 de ECC Ediciones. Os dejamos a continuación la nota de prensa con el correspondiente PDF con todas…