Análisis de Dragon Ball Super. Capítulos 15-27. La saga de la resurrección de Freezer

0

Después de la saga de la Batalla de los Dioses nos vamos de lleno a la saga de la resurrección de Freezer, la más corta de Dragon Ball Super y quizás la que menos me ha gustado y luego veréis el porqué.

Si queréis leer todas las sagas de Dragon Ball os dejo a continuación un enlace dónde podéis verlas todas.

Pincha aquí para leer todas las sagas de Dragon Ball

Para los más noveles os dejo el orden cronológico de Dragon Ball

  • Dragon Ball (153 episodios)
  • Dragon Ball Z (291 episodios)
  • Dragon Ball Super (131 episodios hasta la fecha)
  • Dragon Ball GT (nunca existió)

Un Freezer demasiado poderoso

Tal y como pasó con la Batalla de los Dioses, la saga de la resurrección de Freezer es una adaptación a la serie de la película Dragon Ball Z: Fukkatsu no F en la cual estaba involucrado Akira Toriyama y por tanto empezó a ser canónica. Y para que todo el mundo la tuviera en cuenta se adaptó a la serie, a Dragon Ball Super que en resumen llega a más gente. En definitiva, otra adaptación muy bien llevada pero que su argumento y sus consecuencias no me llegan a convencer. Ahora os explico.

Antes de empezar tengo que añadir que justo antes de la resurrección de Freezer nos topamos con unos cuantos capítulos de esos de relleno en los que no pasa nada pero son bastante entretenidos, como el de Satán enfrentándose a unos guerreros espaciales con fobia a los perros. Satán siempre sale triunfante, como no, con más suerte que nadie de este planeta. Como os decía, capítulos simpaticotes que nos muestran el lado más humano de personajes secundarios de la serie. ¿Y sabéis que? Me parece bien, no todo se va a centrar siempre en Goku.

Realmente que Freezer sea “el villano” por antonomasia es un punto a favor en una serie sin verdaderos villanos y los que hay están más que muertos. Y es que los únicos villanos, villanos, los únicos que no se han puesto de parte de Goku en algún momento de la serie están en la otra vida como Freezer, Célula o Boo. Por tanto que de nuevo salga Freezer, no es tan mala idea. El problema, para mi, es su poder, su fuerza asombrosa, su… vamos que de repente es más fuerte que un Súper Saiyajin Fase Dios, y eso creo que se sale de la escala porque además no concuerda con el espíritu de la serie. Por eso esta saga en particular, me gusta menos como os dije al principio del artículo.

Se supone que Dragon Ball se basa en la superación del héroe ante villanos o antihéroes más poderosos que finalmente, en la mayoría de los casos se convierten en aliados. Se supone que todo tiene un proceso de aprendizaje o un sacrificio. Qué está bien que Freezer sea un malo malísimo, pero es que aquí, tras ser derrotado en el pasado con facilidad por un Súper Saiyajin fase 1 (Trunks del futuro), puede con un Súper Saiyajin Fase Dios simplemente por haber entrenado durante 40 días. Ridículo. Repito que dicen que nunca había entrenado porque nunca lo había necesitado. Y ahora si entrena (no le queda otra) y se convierte en Golden Freezer y es más fuerte que Célula, que Boo, que un Súper Saiyajin Fase 1, Fase 2, Fase 3, Fase Dios… Vamos que si sigue entrenando una semana más gana a Bills con la gorra. Y si, digo esto porque Goku le derrota ya que Freezer está poco acostumbrado a su nueva fase, pero reconoce que es más poderoso que él. En definitiva, si Freezer hubiera entrenado una semana más hubiera ganado a Goku muy fácilmente.

Y es justo por esto por lo que esta saga me gusta menos que las demás. Creo que el personaje de Freezer en el Infierno atado a un capullo viendo constantemente desfiles está muy bien llevado, creo que su arrogancia, su maldad (dentro de una serie juvenil) está perfectamente caracterizada y me gusta ver de nuevo a un ejercito liderado por el propio villano. Pero repito que su poder está en desacorde con la serie.

Por lo demás tengo que decir que disfruté viendo de nuevo a los héroes reunidos pelear contra el ejército de Freezer. Un regalo y un retazo de la nostalgia sobre todo de Dragon Ball (la primera serie). También me parece muy acertado ver como Whis se compromete a entrenar (y los entrena) tanto a Goku como a Vegeta en el planeta de Bills. ¿Habrá visto Whis potencial en Goku -y Vegeta- para que en un futuro puedan superar al Dios de la destrucción? Eso se irá viendo con el tiempo.

Un saludo y sed felices.



el autor

Licenciado en Publicidad y RR.PP. Creador y administrador del blog entre otras actividades lúdicas como community manager, lector de libros y cómics además de futbolero, cinéfilo y coleccionista de páginas originales. Me gusta hacer un poco de todo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Los hombres de negro han vuelto. Men in Black: International es el nuevo capítulo de la saga, un reboot, si se le puede llamar así…