InicioSeriesEl cuento de la criada (Análisis)Análisis de El Cuento de la Criada. Temporada 2. Capítulo 13. Final...

Análisis de El Cuento de la Criada. Temporada 2. Capítulo 13. Final de temporada

La segunda temporada de El Cuento de la Criada ha llegado a su fin con un gran episodio de cierre. El camino recorrido y el sufrimiento han valido por completo la pena, tanto para nosotros como espectadores, como para los realizadores y actores, ya que en los pasados días se dieron a conocer las nominaciones a los premios Emmy 2018 y esta serie es candidata en 20 categorías, superada tan solo por Juego de Tronos que participa en 22 de ellas.

Entre las nominaciones destaca la de Mejor serie dramática, mejor actriz principal de drama para Elisabeth Moss, mejor actor de reparto en drama para Joseph Fiennes por su papel del Coronel Waterford, y en la categoría de mejor actriz de reparto en serie dramática compiten ni más ni menos que tres actrices de la serie, Ann Dowd por Tía Lydia, Alexis Bledel por Emily, y mi favorita este año Yvonne Strahovski, quien nos ha llevado del odio a la compasión, una y otra vez con su maravillosa interpretación de Serena Joy.

Habiendo dado las buenas nuevas, centrémonos en lo que corresponde e iniciemos el análisis con lujo de detalles de este episodio final. Cuídense de los SPOILERS.

El legado de Eden

La historia de Eden es aún más triste con los detalles que conocemos en este capítulo porque fue despreciada por la familia que debía acogerla y por su esposo. Como la niña que era, huyó de regreso a casa junto a sus padres y hermana, y en vez de protegerla, su padre la traicionó entregándola a las autoridades.

Su muerte, aunque dolorosa y tremendamente injusta, no fue del todo en vano. Eden encendió la llama de la revolución en la casa Waterford, y por consecuencia en Gilead. El hallazgo de la biblia puso en evidencia el futuro represivo que le espera a Holly, y a pesar de que June ya lo sabía y estuvo tratando de evitarlo aún antes de su nacimiento, ser consciente de que Fred podría hacer lo mismo que el padre de Eden, excedió los límites de su paciencia llegando a abofetearlo conociendo las posible consecuencias, además de mandarlo al diablo ante su sugerencia de intentar concebir un varón.

June vio en esa biblia una posibilidad de sacudir a Serena. Ellas están unidas por la maternidad y por la relación que tienen con los libros, como editora y escritora saben el poder que tienen las letras y de lo mucho que se estaría perdiendo su hija si la privan de ellas. El objetivo fue conseguido y gracias a esto pudimos ver que hay un grupo de esposas preocupadas por la vida que llevaran sus hijas en Gilead, que están dispuestas a unirse para garantizarles oportunidades.

En el episodio anterior Emilly y el coronel Lawrence hablaron sobre el castigo por leer, esto para que nosotros supiéramos que era lo que estaba a punto de sucederle a Serena en el momento en que los guardias la atraparon al salir de la asamblea. Ya sabemos que en Gilead los poderosos pueden romper las normas, Serena se habría ido a casa con un regaño si Fred así lo hubiese querido, pero ella lo puso en evidencia frente a sus colegas. Básicamente, le cortaron el dedo por avergonzar al coronel, poniendo en duda el poder que ejerce dentro de su propia casa. Así es de frágil su masculinidad y su ego.

La furia desatada de Emily

Estaba al límite, dispuesta matar a Lawrence si era necesario con tal de evitar cualquier contacto sexual. Para su sorpresa, él no estaba para nada interesado en la ceremonia y la envió de vuelta a su habitación. Su furia estuvo contenida un poco más, pero llego Tía Lydia con sus acostumbrados comentarios desagradables y esta vez Emily no pudo contenerse. La apuñaló por espalda, la tiró escaleras abajo y la pateó una vez tras otra; si Cora no hubiera llegado, no se habría detenido. Estaba eufórica, y en el momento en que aterrizo en la realidad de lo que había hecho entró en crisis, parecía estar teniendo un ataque de pánico. La esperanza de seguir viva luego de eso era casi nula.

Lawrence es un personaje extraño, aun cuando está ayudando se muestra  a gusto mientras su criada sufre ante la incertidumbre, no se toma la molestia de calmarla y explicarle lo que le va a suceder. Algo de sádico tiene el hombre, por suerte no mucho. Esto puede meterlo en graves problemas, pero lo dicho, los hombres poderosos de Gilead pueden saltarse la normas. Aunque este es un nivel más que riesgoso.

Escape

A las mujeres en este régimen las han dividido en categorías, y dentro de cada segmento ellas se han unido según sus preocupaciones particulares. Las más valientes en este episodio fueron las Marthas, quienes aprovecharon la invisibilización que les han impuesto para ayudar a June a escapar. Rita se sentía muy culpable por el trato que le dio a Eden y quería redimirse de algún modo, y qué mejor que evitarle a su ahijada una crianza al estilo Gilead.

Hemos sido testigos de varios intentos de fuga de June, ya se estaba tornando repetitivo verla fallar en cada intento, pero definitivamente valió la pena.  Serena cedió por fin ante la verdad, la que considera su hija no merece crecer en medio de tanta represión, y a pesar de todo lo malo que ha hecho, es inevitable compadecerse ante un gesto de amor y desprendimiento tan grande. Dejó ir lo único que justifica la miseria en la que vive.

El riesgo en el que Rita se ha puesto es enorme, va a ser muy difícil convencer a Waterford de que no tiene nada que ver con lo sucedido. Lo mismo para Nick, que prácticamente lo amenazó con el arma para evitar que fuera tras su hija. Agradezco que nos hubieran dado una escena familiar entre él, June y Holly; el recuerdo de su hija entre sus brazos y el “te amo” de June, lo van a ser todo cuando tenga que soportar su ausencia y las repercusiones que le impongan si no logra evadir la culpa ante las autoridades.

Es tremendamente poderoso que el mayor éxito haya llegado justo en el momento en que las mujeres se unieron, sororidad pura. No le reprocho a June el no haberse marchado, es completamente entendible. Antes estaba dispuesta a escapar sin Hanna para que Holly naciera en libertad, pero ahora que sabe que ella estará a salvo con Emily, no hay manera en que deje Gilead sin hacer hasta lo imposible por rescatar a su hija mayor.

Será maravilloso ver el encuentro entre Emily y su familia, quizá hasta logre llegar a tiempo para el cumpleaños de Oliver. Me va tomar un tiempo acatar la decisión de June de llamar a su hija Nichole porque por conmovedor que haya sido el gesto de Serena en este capítulo, no puedo olvidar todos los horrores que cometió para tener el lujo de ponerle nombre a la bebé.

 

Futuro

En una entrevista para Forbes, el creador de la serie Bruce Miller habló sobre lo que nos espera para la siguiente temporada, dando algunos detalles muy interesantes acerca del futuro de la historia. Para evitar spoilers de la tercera temporada, les recomiendo no continuar leyendo.

La primera buena noticia, al menos para mí porque deseo conocer más sobre el pasado del personaje, es que Tía Lydia sobrevivirá al ataque de Emily. Veremos más del coronel Lawrence, posiblemente algunas interacciones con June. Rita tendrá más protagonismo ahora que ha salido de su caparazón. Conoceremos más de Las Colonias y de Jezabel. Serena probablemente se arrepienta de su decisión e intente recuperar a Nichole. En Canadá tendremos más de Emily, Moira se involucrará más en temas de activismo y Luke enfocará sus esfuerzos en atrapar a Fred Waterford.

La tercera temporada se centrará en la rebelión. June intentará rescatar a Hanna y en el proceso hará lo que esté en sus manos para hacer tambalear los cimientos de Gilead. Sin duda, los anticipos de Miller son prometedores. Hasta el momento no nos ha fallado, así que podemos esperar lo que viene con la fe intacta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS