InicioseriesEl Ministerio del Tiempo (Análisis)Análisis de El Ministerio del tiempo. Temporada 3. Capítulo 4: Tiempo de...

Análisis de El Ministerio del tiempo. Temporada 3. Capítulo 4: Tiempo de ilustrados.

Este artículo contiene spoilers.

Bienvenidos una semana más a los análisis de la tercera temporada de El ministerio del tiempo. Tras un capítulo con una ambientación interesante pero una trama a la que se le veían las costuras, la serie retoma su fuerza habitual con una historia basada en el Madrid de la Ilustración, a finales de siglo XVIII y principios del XIX. Aquí tenéis los análisis de capítulos anteriores. Sin más dilación, vamos a ello.

BIENVENIDOS A LA MADRID ILUSTRADA

 Como es costumbre en este principio de temporada, la serie no se zambulle en las cuitas personales del trío protagonista, si no que va al grano con la misión episódica. Una pena que no den más pistas con lo que ocurre entre Alonso y Elena, una pareja que podría dar más juego a tenor de lo visto en la segunda temporada. Y es que la historia de amor entre un soldado de los tercios del siglo XVI y una joven activista del siglo XXI tiene mucha tela que cortar.

En esta ocasión viajamos al Madrid de 1799. Unos hombres misteriosos han acuchillado la famosa Maja desnuda de Francisco de Goya, cuadro secreto pintado expresamente para el placer visual de Manuel Godoy, valido del rey Carlos IV. La patrulla deberá convencer al pintor de retomar el cuadro. Pero la cosa no será tan sencilla, con unas nobles que se encargan de la manutención de niños sin hogar y un joven Simón Bolívar de por medio.

Siempre he mantenido que el gran defecto de la serie es la duración a la que está sometida por capítulo, que obligó a alargar demasiado la trama romántica que involucró a Bécquer en Tiempo de hechizos. Sin embargo, en esta ocasión la historia vuelve por sus fueros habituales, involucrando a múltiples personajes con giros que se van a complicando más y más y, en definitiva, provocando que Tiempo de ilustrados se pase en un suspiro.

Viajes en el tiempo, el lado más personal de grandes personajes históricos como Goya, los manejos políticos de Godoy, consejos románticos a Simón Bolivar, ayuda a niños huérfanos, emboscadas en los oscuros callejones de Madrid… esto es, en esencia, el Ministerio del Tiempo. Todo en un mismo capítulo.

Por supuesto, el capítulo está realizado con la más primorosa de las ambientaciones, basándose varias de las escenas en conocidas pinturas de Goya, el pintor que, como dice Amelia, mejor ha retratado Madrid.

TODO ENCAJA EN TIEMPO DE ILUSTRADOS.

Como en capítulos anteriores, todos aportan su granito de arena en este cuarto episodio. Amelia vuelve a ser la líder de la patrulla, la mujer fuerte y con iniciativa, pero a la vez sensible. Emotiva su escena final con Goya, al que encarna un magnífico Pedro Casablanc, desde ya uno de mis personajes históricos favoritos de la serie.

Aunque se sigue echando menos a Julián, es cierto que lo mejor que aportaba Pacino era su chulería intrínseca y su química con Alonso, que vuelve a saltar chispas en este capítulo. Impagables los momentos con el joven pipiolo Simón Bolivar, un muchacho enamorado que años más tarde se convertiría en el libertador de América. Incluso Pacino se permite un magnífico guiño a la serie americana Timeless (acusada de plagio por Javier Olivares) con una ruptura de la cuarta pared.

Tampoco nos podemos olvidar de Irene y su “empujón” a la relación entre Bolivar y la noble Teresa y, por supuesto, de Velázquez, que aparece por primera vez en la tercera temporada. Todo esto hace presagiar que las señas de identidad que han hecho a la serie grande no se han perdido.

GIRO INTERESANTE DE LA TRAMA TRANSVERSAL

 Por supuesto, el capítulo no solo se centra en las aventuras de la patrulla con Goya, si no que va dejando pistas de lo que nos espera en futuros capítulos. Sin duda, la organización a la que pertenece Marta, la novia de Pacino, es el rival más peligroso al que se han enfrentado el Ministerio. Prueba de ello es la aparición de la logia El ángel exterminador años antes de que aparecieran históricamente. Además, se preocupan de no dejar cabos sueltos.

Por otra parte, en este episodio no hemos contado con la presencia de la joven Lola Mendieta, papel que irá adquiriendo aún más importancia en el futuro. ¿Será una nueva heroína? ¿O, por el contrario, la traidora que su destino ha marcado?

¡Un saludo y sed felices!

¡Hasta la semana que viene!

Fernando Vílchez
Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Titans (Titanes). Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos, seguidores de Titanes (Titans) a otro capítulo más de esta serie de HBO Max que tan buenos momentos nos está dejando. En este...