Análisis de Runaways. Temporada 1. Episodio 7

4

Presentación

Otra semana contigo lector, comentando una de las mejores series basadas en un cómic que he podido ver últimamente. Comparable al Daredevil de Netflix, salvando las distancias ya que los protagonistas, Runaways, son superhéroes adolescentes. Te dejo los enlaces de los análisis anteriores y paso al análisis del episodio 7 de la primera temporada de Runaways. Aclaro que los nombres propios de los personajes los dejo tal y como están escritos en inglés, por eso no coloco tilde en ninguno de ellos, como es el caso de la i de Víctor.

Los Stein

Este capítulo está muy centrado en los Stein. En el episodio anterior Victor Stein se curaba de su cáncer y parecía que quería arreglar las cosas con su familia. Este episodio, Refraction,  vuelve a comenzar en el pasado. En concreto en el momento en que Janet y Victor Stein se conocen en la universidad. Así que, como en los cómics, se nos presenta a Janet como una persona con formación científica. Pero, a diferencia de las viñetas, en la serie se da a entender que dejó su carrera por su familia. También se muestra tanto el nacimiento de Chase como el inicio de la indiferencia de su padre por sus aficiones deportivas. Sin olvidar el maltrato al que fue sometido desde niño.

De vuelta al presente, Victor está en su laboratorio, en el garaje de casa, tratando de resolver un problema científico, cuándo se da cuenta que su experimento de juventud, una máquina del tiempo portátil, que había mostrado a su hijo y había arrojado al suelo por inservible, ha empezado a funcionar, mostrando imágenes distorsionadas de un Chase adulto, advirtiéndo a su padre de no usar sus guanteletes. No se volverá a ver nada más de esto.

El caso es que Victor parece querer arreglar las cosas con su mujer y con su hijo, hasta el punto de asistir a unas jornadas de puertas abiertas en el instituto de su hijo. Lo que llaman La noche de los padres. Aún así sigue mostrando actitudes muy violentas, como cuando amenaza al profesor de lacrosse de Chase para que readmita a su hijo en el equipo. Por circunstancias relacionadas con sus amigos, Chase había abandonado el equipo.

Parece que el matrimonio Stein va a aguantar. Al menos Janet parece convencida de eso y decide acabar su relación extra matrimonial con Robert Minoru. El que este retome o no su relación con Tina Minoru es algo que queda en el aire. Aunque Leslie Dean ha animado a Tina a que perdone a su marido en vistas a mantener la estabilidad de los miembros de Orgullo. ¡Nada es más importante que Orgullo! Algo que la misma Tina no se ha cansado de repetir.

Pero si parecía que los Stein iban a cambiar a mejor, de repente, Victor vuelve a volverse agresivo con su hijo provocando que ambos lleguen a las manos. Cuando Victor está a punto de matar a su hijo, con sus propios guanteletes, Janet le dispara. ¿Estaba fingiendo Victor todo este tiempo? Habrá que esperar al capítulo siguiente para saberlo.

Es agradable ver que, por fin, Janet abandona su papel de mujer sumisa y toma cartas en el asunto con respecto a la violencia mostrada por su marido en el entorno familiar.

Los Dean

En este episodio también se avanza en todo el misterio en torno a la relación con los Dean. Bueno, más que avanzar, surgen más misterios. A diferencia de los tebeos, donde Frank Dean, en tanto que Majesdaniano, tienen las mismas habilidades lumínicas que su mujer e hija, aquí se da a entender que Jonah se los ha concedido por un propósito desconocido. El caso es que los utiliza para salvar a un moribundo y eso le crea tensiones con Leslie, que desconocía que había llegado a ese nivel.

Mientras Frank revisa objetos y muebles antiguos de la Iglesia de Gibborim encuentra una fotografía de Leslie, cuando era una niña, acompañada de Jonah, con la misma apariencia que tiene ahora. Al preguntarle a su esposa sobre esto, Leslie admite su relación con Jonah. Asimismo le dice que Jonah es el ser. ¿Se refiere a que es un alienígena, un Majesdaniano? Todavía no se confirma nada. Como no se aclara en torno a que gira el culto de Gibborim.

El destino de Molly

Molly le revela al resto de sus compañeros que metió la pata con Catherine Wilder, lo que genera tensiones en el equipo y hace que Molly abandone a sus amigos. Al mismo tiempo, los Wilder hacen chantaje a los Yorkes para que manden a Molly con una pariente lejana y, así, evitar que ponga en peligro a Orgullo. Molly no quiere marcharse pero Gert le convence de que lo haga, con la promesa de que no la abandonarán.

Las sospechas de Nico: ¿Es Alex trigo limpio?

Nico sospecha que Alex tuvo acceso a información privilegiada para acceder al ordenador de la empresa de su madre, en el episodio anterior. Pero no consigue sacarle nada. ¿Es Alex trigo limpio? Los que hemos leído el primer volumen de Runaways ya conocemos la respuesta. Pero no voy a desvelar nada porque la serie está tomando una dirección diferente y puede dar sorpresas.

Valoración final

Como he dicho, la serie esta tomando un rumbo diferente a la colección de Runaways con lo que todo puede pasar. Lo que es todo un aliciente para seguir disfrutando de la misma. Esta serie es respetuosa con el material en el que se basa pero no cae en la mera reproducción del mismo, si no que sabe llevar a los personajes por direcciones diferentes, siendo ellos mismos. Bueno, salvo excepciones como Chase, lo cual ya he comentado en post anteriores. No todo puede estar bien, pero, en líneas generales, este producto es muy satifactorio.

Nos leemos en otros posts de Las cosas que nos hacen felices.



el autor

Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Administrador y Bloguero de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

4 comentarios

  1. Esta genial esta serie.Al principio, crees que va a ser otra más pero luego ves que no es así. Te tiene intrigada hasta el final y no se te hace pesada.

    • Adrián De La Fuente Lucena el

      ¡Muchas Gracias YUKI por tu comentario!

      Si, esta serie es buena. Otra agradable excepción a tanta serie de calidad variable sobre superhéroes. Claro que el material en el que se inspira sea también bueno ayuda. 🙂

      Un abrazo.

  2. A mi me parece bastante mala, la verdad. Solamente la miro porque no me gusta dejar series inconclusas, pero tiene muy pocos capítulos que me hayan gustado. Se me hace muy densa y no me atrae ni la historia ni el estilo. Pero hago esa aclaración para elogiar tus resúmenes, ya que me gustan más que la serie en sí. Gracias Adrián!

    • Adrián De La Fuente Lucena el

      ¡Muchas Gracias a ti, Matías, por tu comentario! Creo que eres la primera persona que me ha dicho que le gustan más mis posts sobre una serie que la serie en sí. Lo que me produce una gran satisfacción. ¡Eso si que es valor añadido!

      Ya he argumentado en mi post las razones por las que creo que esta serie es buena. Pero entiendo y respeto que no te guste. Cada uno tiene sus preferencias, sensibilidades y gustos.

      Si te digo la verdad, a mi, salvo honrosas excepciones, la mayoría de las series de acción real sobre superhéroes se me hacen cuesta arriba a mitad o al final de la primera temporada. Suelo preferir las series de animación, más respetuosas con los cómics, o los cómics mismos.

      Aún así trato de tener una mente abierta y seguir probando, que siempre hay sorpresas como este Runaways.

      Bueno, si te cansa la serie y la dejas, animarte a que sigas leyendo los posts para estar al tanto de la misma.

      Un abrazo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Buenas a todos y bienvenidos una semana más a 'Lo mejor de la semana'. Esta semana navideña ha sido bastante tranquilita con noticias no muy…