InicioseriesAnálisis de Supergirl. Temporada 2. Capítulo 10

Análisis de Supergirl. Temporada 2. Capítulo 10

We can be heroes! Así se titula el capítulo 2×10 de Supergirl. Algo hay de la canción de David Bowie en cada personaje. Vamos a verlo:

Para ver antiguos análisis pincha aquí.

Mientras Kara entrena a Mon-El, las calles están vigiladas por el Guardian. El daxanita está preparado para salir con la “L” de novato para hacer sus primeras heroicidades. De hecho, acaban de liberar a Liveware de prisión, por lo que ya tiene una primera misión.

A la marciana blanca M’Gann, que seguía bajo custodia del DEO, le ha dado un jamacuco que la ha dejado en cama. Alex le hace un chequeo para llegar a una única conclusión: la marciana morirá si J’Onn no accede a fusionar sus mentes  y descubrir qué sucede.

En CatCo James y Kara discuten sobre la preparación de Mon-El. Para Jimmy es demasiado pronto para que salga al terreno de juego, sobre todo con un héroe consagrado como Guardian suelto por National City. Kara no lo ve así, pues Mon-El tiene poderes de serie y Guardian, por muy buenas intenciones que tenga, es un simple mortal.

En ese instante, el departamente de policía está siendo atacado por Liveware. Supergirl se planta con Mon-El lo más rápido posible para descubrir que los agresores son imitadores con los mismos poderes que Liveware. Supergirl indica a Mon-El que ponga a todos a salvo mientras ella detiene a los farsantes, sin éxito. Por suerte, llega Guardian justo a tiempo para salvar al poli que Mon-El deja al descubierto para ayudar a Kara. Esto deja a Guardian inconsciente y Supergirl “rompe esa norma no escrita” de los superhéroes: desenmascara al vigilante y descubre que es Jimmy.

Por un lado, seguimos con el debate: Mon-El ha desobedecido a Kara para poder salvarla con tan mala suerte que alguien está a punto de morir si no llega a ser por la intervención de Guardian. Por otro lado, Kara se opone a que Guardian proteja la ciudad siendo un simple ser humano. Un humano que conoce y aprecia. Hasta tal punto que amenaza con detenerlo si vuelve a verlo con el traje (¿os suena a una frase de cierta peli de su primo?) pero Jimmy no se deja amedrentar.

Mientras tanto, J’Onn sigue debatiéndose el ayudar a M’Gann. Pese a los consejos de Alex, el marciano verde no puede consentir ayudar a la raza que masacró a la suya. Por mucho que ella sí lo ayudase cuando lo necesitó hace unos pocos capítulos. Teme que el ayudarla sea una forma de perdonar la barbarie que paso su raza.

Winn logra dar con la ubicación donde tienen secuestrada a Liveware. Allí, un mad doctor con camisa playera trata de hacer miles de réplicas de la villana. Pero el informático no se lo dice a sus colegas de la DEO y corre a llamar a Jimmy; es hora de demostrar lo que vale Guardian. Claro que Mon-El está poniendo la oreja y se planta allí también. La cosa no acaba bien para ninguno de los dos, por lo que Winn tiene que recurrir a Kara y quedar como un pringao.

Finalmente J’Onn accede a ayudar a M’Gann. Realiza la conexión y allí descubre que hay bondad en la marciana blanca y que, en el fondo, vive atormentada con lo que hizo. Además, ella se rebeló contra su raza y eso la obligó a exiliarse. Quedan en que ninguno de los dos estará solo nunca más y M’Gann despierta sana y salva.

Supergirl llega al laboratorio partiendo la pana y liberando a Liveware bajo la condición de “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”. Rescatan a Mon-El y Jimmy, detienen a los imitadores y Kara “deja escapar” a Liveware a cambio de que le perdone la vida al mad doctor.

Así que Winn recibe una reprimenda por guardarse cosas y M’Gann alerta que se encerró en sí misma porque su raza la ha localizado y vendrán a por ella y Kara informa a Jimmy que no se interpondrá en su camino como Guardian. Para colmo, Mon-El deja claro que lo que realmente le importa, por encima de lo superheroico, es que Kara esté a salvo, quedando esta con una Poker Face asimilando el amor del daxanita.

Capítulo más interesante y divertido de lo habitual. Siempre que le prestan atención a J’Onn y su conflicto con M’Gann y los de su raza sale a flote una parte muy atractiva de la serie. Los hemos visto conocerse, pelear, ayudarse y ahora era el momento de perdonar. La historia de M’Gann bebe directamente del holocausto nazi y ella es una proto-Schindler. Todo bañado con la tragedia y emoción que han logrado transmitir, también gracias al trabajo de unos actores como David Harewood y Sharon Leal.

El triangulo de la risa que forman Mon-El/Winn/Jimmy dejan siempre un par de momentos para la sonrisa, si no para la risa (dependerá del humor de cada uno). Kara también tiene sus momentos de humor tierno y naif, casi siempre rodeada de Mon-El, Winn o Alex. En cuanto el rollito “apuesta de pareja” entre Alex y Maggie no molesta demasiado pero es una forma de mostrarnos que ya mantienen una estabilidad.

El debate de Supergirl con Guardian sobre qué necesita un héroe para poder cumplir su cometido lo hemos leído/visto más veces, pero ya que tenemos a Guardian en la serie, pues no va mal introducirlo. Vemos a una Kara muy totalitaria y firme con detener a Jimmy si lo pilla por ahí con el traje (como le dice Superman a Batman en BvS). Jimmy también le echa en cara que no por tener poderes, un tipo como Mon-El, que sólo mira por él, esté más capacitado para salvar vidas y ayudar al prójimo. Así que, por lo menos, nos despejamos un poco de las movidas tele-novelescas que trae Alex y Maggie y su nueva relación y tratamos temas un poco más relevantes en una serie de superhéroes.

En cuanto a la factura técnica, la cosa sigue correcta. Un trabajo efectivo, con un diseño de Marte muy chulo menos por algún efecto de CGI que canta horrores. La verdad, no ha sido un capítulo con mucho abuso de efectos, excepto por la electricidad de Liveware. Esa es otra, ese rollo de pelo-piel blanca carnavalesco. También que tipos con poderes luchen a puñetazos y cámara lenta… pues que parece que parte del presupuesto se lo llevó el capítulo anterior. Y este es mucho mejor que el dirigido por Kevin Smith.

Nos hemos quedado con las ganas de ver el traje de Mon-El (de momento le han puesto unas gafas… ) pero sí se ha presentado a sí mismo como “el otro Superman”.  Lo que tendremos la semana que viene son marcianos de los blancos. ¡Bienvenidos sean!

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

2 COMENTARIOS

  1. Saludos, muy buen resumen del capitulo, me ha gustado bastante, ha cambiado un poco con el tema del cambio de cadena pero lo que cambio me parece que fue para bien ahora veo que esta mas equilibrado cada tema, es decir tiempo de peleas, discusiones, culebrones, drama, hay un momento para todo y creo que lo estan logrando, gracias por el analisis, nos leemos en el proximo!!!

    • Así es, creo que se ha equilibrado todo, mucho más acorde con el nuevo canal.

      Gracias por comentar y dedicar un rato a leer mi reseña.

      Un saludo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad