InicioseriesAnálisis de Supergirl. Temporada 2. Capítulo 11

Análisis de Supergirl. Temporada 2. Capítulo 11

¡Nueva dosis de Supergirl! La semana pasada ya lo anunciaban: se avecinan marcianos blancos. M’Gann debe hacer frente a su destino en el 2×11 “The Martian Chronicles”

Para leer sobre los anteriores capítulos pincha aquí.

Tras la revelación de Mon-El (le mola Kara) la cosa está tensa entre la kryptoniana y el daxamita. Parece que está haciendo el esfuerzo por cambiar pero Kara sigue viéndolo como un viva la virgen. En el Alien Bar protagonizar un momento incomodo que termina dejando claro que ella no siente lo mismo por él. Alex acude al rescate de la situación pero deja a Kara por los suelos. Todos los años celebran el “cumple terrícola” de Kara el día en que su nave aterrizó en el planeta. Kara había reservado una pista para aprender baile country pero Maggie se lleva a Alex a un concierto de su grupo favorito de cuando era joven. Como es obvio, Kara se pica pero no dice nada.

Mientras tanto, J’Onn vigila a M’Gann de incógnito, sin éxito. La marciana lo ha pillado en cada uno de sus disfraces pero debe entender que está en peligro y J’Onn solo quiere mantenerla a salvo. Y como no puede ser de otra manera.. PUM! Aparece un marciano blanco de sopetón para partirles la cara. El bicho es bastante fuerte pero Supergirl irrumpe en escena y se lo lleva a dar un paseo destructivo por la ciudad… hasta que lo pierde de vista.

Winn trata de localizarlo pero el marciano blanco no pierde el tiempo. Se planta en el Alien Bar con apariencia humana y M’Gann lo reconoce: es Armek, su pareja. Parece que el más ruin de los marcianos blancos estaba emparejada con la más “trozo pan”. Le da dos horas para que se entregue o destrozará a sus colegas de la Tierra (NOTA: ¿y por qué no se la lleva en ese momento sin más?). Así que al salir del curro J’Onn la está esperando para llevársela al DEO y ponerla a salvo.

La pareja de chicas más querida del TheCW sigue con su relación y acuerdan que antes del concierto Alex hará una visita a Kara para limpiar su conciencia por dejarla sola en su cumpleañosterrícola.

En el DEO terminan todos reunidos y, para sorpresa de todos, llega M’Gann… claro que la marciana blanca ya estaba en la sala. ¡OH MY GOD! La M’Gann que entró con J’Onn es realmente Armek. Se produce una pelea rápida entre el marciano verde y el blanco en el que se cargan un par de televisores y entre tanto golpe, flash de luz y movidas parece que cae el sistema y Armek aprovecha la incertidumbre para camuflarse. J’Onn cierra las instalaciones para que nadie salga. El enemigo es uno de ellos pero ¿quién?

Reinan las sospechas pero nuestro Detective Marciano propone algo: que todo el mundo ponga su mano en el fuego para revelar su verdadera naturaleza. Tras jugar al despiste con que el farsante era uno de los dos agentes random… ¡resulta que es Winn!

Más difícil todavía: Armek no sólo tiene la apariencia de Winn, también su intelecto, por lo que va a volar el reactor de la base para destruir a todos y cumplir la misión. El equipo se divide y dan con el cuerpo de Winn en una vaina. Las hermanas se sinceran pero no sirve de nada: dan con otra vaina que tiene atrapada a Alex. ¡Sorpresa! Kara se ha sincerado con un segundo marciano blanco infiltrado.

Empiezan las toñinas: J’Onn y Armek se dan de puñetazos en su forma humana (ese presupuesto…) y Kara se enfrenta contra el otro marciano. Winn trata de estabilizar el núcleo del reactor, finalmente con éxito. Los marcianos adquieren su forma natural y, antes de que el blanco se cargue al Detective, M’Gann, en su forma de Ms. Martian, empala por detrás a su esposo. Todos felices hasta que se levanta el segundo marciano para dar guerra y ¡FASSS! Recibe un disparo laser de Alex (sí, tiene una pistola como las de Star Wars).

Y llega el final. M’Gann decide volver a Marte porque sabe que volverán a por ella y prefiere ir de cara e intentar “despertar” a otros marcianos blancos con si misma forma de pensar. Alex pasa del concierto y va a celebrar el cumpleañosterrícola con Kara con un cupcake y hablan de sentimientos y esas cosas. Mon-El se echa una novieta y se cuza con Kara en CatCo. Parece que la kryptoniana tenía intenciones de “dejarse querer” pero el daxamita ya ha seguido adelante.

Un capítulo chulo. Siempre que la atención se ha centrado en el tema marciano la serie ha ganado enteros. Me preocupa ahora que M’Gann se ha marchado si no vendrá un buen bajón de calidad. Crucemos los dedos y que sepan explotar bien todo el misterio que rodea a Mon-El, porque tanto el tema Guardian como la noveleta de Alex y Maggie no deberían llenar más hueco que el que ya tienen. Igual deberían volver ya los Luthor…

Me ha hecho gracia ese homenaje a La Cosa de John Carpenter para averiguar quién era el marciano blanco usando el fuego. Todos en círculo, con esa iluminación… muy friki todo. Momentos muy físicos en este capítulo, donde hemos visto repartir a todos y de todo tipo. También momentos muy emotivos, como los de J’Onn y M’Gann (gracias por no caer el beso fácil y respetar su cultura marciana).

Un plauso por el CGI, con unos planos aéreos de la pelea entre Supergirl y Armek muy dignos, así como esos planos generales del intercambio de golpes en el reactor. Muy fan del look marciano de J’Onn y M’Gann, creíble y con presencia. También molan los blancos, pero no dejan de ser monstruos chungos que, pese a estar bien hechos, no dejan lugar a dudas que están hechos con pixel.

Para la semana que viene: vuelven los Luthor! Esperemos que vengan felices.

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad