InicioSeriesAnálisis de Superman & Lois. Temporada 2. Episodio 11. Verdad y Consecuencias

Análisis de Superman & Lois. Temporada 2. Episodio 11. Verdad y Consecuencias

Bienvenidos a un nuevo análisis de Superman & Lois. Esta vez toca el capítulo 11 de la segunda temporada titulado “Verdad y Consecuencias”, que supone el resurgir de Jordan (por fin) y en el que vamos a ver como la familia Kent toma una decisión que seguro que tiene consecuencias en el futuro de la serie.

Enlace a los análisis anteriores de Superman & Lois.

Nos habíamos quedado con Bizarro Jon a punto de fusionarse con su contrapartida de nuestra tierra, algo que Jordan intenta evitar llevándose una gran paliza por el camino. Menos mal que Superman, al que recordemos que Bizarro Tal-Rho dejó escapar de su mundo en el capítulo anterior, llega para separar a los Jonathans.

Los hermanos Kent tienen mucho que decir

El siguiente paso de Bizarro Jon será secuestrar a Lana y tender con ella una trampa a Superman. Pero las maquinaciones de los bizarros no paran aquí. Bizaro Lana también llega a nuestro mundo, justo para encontrarse en las minas a John Henry y Nat, que están recogiendo kryptonita para usarla como fuente de poder para sus aparatos. Bizarro Lana da una soberana paliza al pobre de John, pero Nat logra herirla con la kryptonita amarilla y la mujer tiene que volver a su mundo para recuperarse. Al menos Lana no tendrá que preocuparse por una fusión…

Mientras, Superman localiza a Lana gracias a las visiones que su hijo tiene de su contrapartida. Pero cuando llega para rescatarla, una explosión hace que se le claven en el cuerpo múltiples trozos de Kryptonita quedando totalmente incapacitado. Bizarro Jon aprovecha para ir a la granja y consumar la fusión con su contrapartida. Pero esta vez Jordan está preparado. Además, hay que tener en cuenta que los efectos del sol amarillo han ido debilitando cada vez más a Bizarro Jon. Así que esta vez es Jordan el que demuestra que tiene lo hay que tener (ya era hora) y logra defender a su hermano.

Mientras, Lana ha ayudado a Superman a quitarse los trozos de Kryptonita que le debilitaban y llega a la granja para ayudar a Jordan a poner punto y final a la pelea contra un Bizarro Jon que cae derrotado y acaba prisionero del Departamento de Defensa.

Lana ayuda a Superman

Una vez solucionado el tema más superheroico hay que ver los siguientes pasos que dará la familia Kent en el futuro. Durante todo el capítulo Clark y Lois se han enfrentado a sus hijos, que no entienden la importancia que dan sus padres al tema de mantener en secreto la identidad de Superman. Jordan quiere contárselo a Sarah y Jon está más que harto de que su padre le pegue una bronca tras otra por el asunto de las drogas cuando él ha mantenido el secreto de su identidad a sus hijos durante tantos años.

Clark ha visto en Mundo Bizarro el peligro que corren si su identidad si hace pública. Su familia puede caer en el peligroso mundo de la fama, pero Jordan y Jon siguen insistiendo en que ellos no son como son contrapartidas. Además, el secreto de la identidad de Superman está empezando a afectar a su vida cotidiana, haciendo cada vez más difícil dar explicaciones a las ausencias de Clark o a todas las cosas raras que pasan alrededor de la familia. El último ejemplo, todo lo que pasa con Lana en este episodio.

Superman
Clark y Lois quieren mantener el secreto de la familia

Al final Clark toma una decisión con la que toda su familia esta de acuerdo y va a ver a su más antigua amiga y por fin le dice a Lana que él es Superman.

Valoración del episodio

Estamos otra vez ante un gran capitulo que sirve además para tratar un tema bastante recurrente en el mundo de los superhéroes y que no es otro que el de la identidad secreta. Cuando empezó este género, el tema de la identidad secreta tenia todo el sentido del mundo ya que ofrecía unas posibilidades argumentales muy jugosas. Pero es cierto que con el paso del tiempo cada vez tiene menos sentido que los superhéroes guarden su secreto durante tanto tiempo y a determinadas personas. Pensemos concretamente en Superman, en todo el tiempo que tardó en decírselo a Lois, una persona a la que amaba y que era, es y siempre será su alma gemela. Los editores siempre han tenido mucho miedo a cambiar está dinámica, es algo que se consideraba consustancial al medio, pero en los últimos tiempos esto está cambiando. En los cómics, el propio Superman ha dicho a todo el universo quien es realmente de la mano del guionista Michael Bendis (que ya uso el mismo argumento en su etapa de Daredevil). Y son cada vez más los personajes que van renunciando a su identidad secreta (por ejemplo, Iron Man), mientras que los nuevos superhéroes que van apareciendo cada vez dan menos importancia a este secreto.

Clark sigue sin comprender a Jonathan

Como siempre, creo que la virtud está en el termino medio. No hace falta que Superman se descubra ante todo el mundo, pero es de razón que sus personas más allegadas conozcan su secreto. Por eso me ha gustado como se ha tratado todo este tema en este capítulo. Las conversiones sobre la necesidad de los secretos y las consecuencias que tienen entre Clark y Lois por un lado y Jordan y Jon por otro son geniales y reflejan un poco lo que comentaba antes. Las generaciones anteriores tienen más miedo a lo que pueda pasar, mientras que los jóvenes no entienden el peaje que deben pagar por mantener oculta la identidad secreta. En definitiva, la trama que da fuerza a todo este capítulo esta muy bien llevada hasta llegar a ese poético final con Clak quitándose las gafas y volando a pocos metros del suelo ante Lana. Muy acertado en todo momento. Aunque el tema ese de que sólo con las gafas pueda esconder su identidad… ejem ejem, es un debate tan viejo como el personaje y sobre el que no merece la pena ahondar más.

Pero en este episodio hay más cosas que merece la pena comentar. Podemos centrar el foco en Nat Irons. Hasta ahora su participación en la serie no ha tenido mucha importancia, pero ese momento final donde se la ve trabajando en su taller ella sola parece ser la antesala de su irrupción cómo superhéroe con su propio traje, tal y como la conocemos en los cómics.

También quería hablar un poco sobre el personaje de Jordan. En este capítulo el joven nos da una de cal y una de arena. Por fin parece tener un poco de sangre en las venas y le da una paliza a Bizarro Jon salvando a su hermano, pero, por otro lado, todo lo que tiene que ver con su relación con Sarah da mucha vergüenza ajena. El momento en el que le quiere dar una carta expresando sus sentimientos a la joven cuando ella esta preocupada por la desaparición de su madre, es directamente para mandarlo a la mierda por insensible y bobo. En fin, habrá que seguir esperando a ver si espabila de una vez.

Jordan no acaba de “despegar”

Por último, hay una cosa que no acabo de entender. Cuando Bizarro Jon hace que Superman caiga en su trampa, no comprendo por que no acaba con él ahora que esta indefenso por la kryptonita. Si, entiendo que esto es un mal que vemos muchas veces en las series de ficción, pero no por ello no deja de resultarme molesto.

Y ahora, la mala noticia. Después de los dos últimos episodios en los que la serie parecía que cogía velocidad tenemos… ¡un nuevo parón! De verdad, lo he dicho muchas veces, pero es algo que no entiendo. Es muy complicado seguir el hilo de una serie cuando hay tantos y tantos parones. Al final van a lograr que la gente se desenganche y que no tenga ganas de volver a verla. En fin, yo no soy especialista en programación, así que los responsables de la serie verán lo que hacen. A nosotros de momento nos queda esperarnos hasta finales de mayo para ver el siguiente capítulo.

Juanjo Avilés
Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS