InicioSeriesAnálisis de Superman & Lois. Temporada 2. Episodio 3. La cosa en...

Análisis de Superman & Lois. Temporada 2. Episodio 3. La cosa en las minas

Bienvenidos a un nuevo análisis de Superman & Lois. Esta vez toca el capítulo 3 de la segunda temporada titulado La cosa en las minas, donde se demuestra que los responsables de la serie han estado jugando con las expectativas de los fans en cuanto al enemigo de esta nueva temporada, ofreciendo una sorpresa que al menos a mí me ha gustado bastante.

Enlace a los análisis anteriores de Superman & Lois.

Superman, Lois y John siguen intentando descubrir que demonios es lo que hay oculto debajo de las minas, pero nuestro protagonista continúa sufriendo ataques cada vez más fuertes, llevándolo incluso a perder el control. Tanto es así que cuando Jordan dice que quiere revelar sus poderes a Sarah, su padre sufre un arrebato de ira que deja a todos de piedra. Sobre todo, al pobre Jordan, que rechaza los intentos de su novia de arreglar la situación.

John se ofrece voluntario para ir a las minas, así que piden a Sam Lane que le consiga una acreditación por lo que el retirado general vuelve a Smallville. Sam se entera de los problemas de Lois con la secta de Ally Allston y el problema que puede suponer Lucy, la otra hija del general, pero se niega a involucrarse en una disputa entre sus dos pequeñas. Aunque al final da su brazo a torcer y concierta una cita entre ambas hermanas, pero para sorpresa de la reportera quien se presenta no es Lucy, si no Allie Alston.

Siempre es agradable ver a Sam Lane

Lana sigue con la idea de presentarse a la alcaldía, pero sus primeras reuniones con los vecinos no salen muy bien, así que Sarah la convence para usar las nuevas tecnologías para mostrarse al pueblo como realmente es. Y sorprendentemente la cosa sale muy bien. Y las cosas siguen saliendo de cara a Sarah ya que Jordan ha decidido perdonarla y seguir adelante con su relación. Al pobre Jon la vida no le sonríe tanto. Ha descubierto que su novia trafica con kryptonita X. Este es el motivo por el cual su compañero de equipo de fútbol parezca más fuerte. Lejos de reprenderla, la pide que le suministre esa droga para poder competir de igual a igual con su rival.

Los hermanos Kent no acaban de funcionar esta temporada

John, en su visita a las minas, cae en una emboscada de la doctora Faulkner, quien nuevamente llama a su misterioso interlocutor antes de detonar unos explosivos para liberar a la criatura que logra salir a la superficie enfundada en un traje de protección que le tapa todo el cuerpo y la cara. Superman lo escucha y vuela hasta allí para acabar recibiendo una monumental paliza. Pero John Henry ha podido escapar del derrumbe y enfundado en su armadura ayuda al Hombre de Acero y hacen que la criatura huya, no sin ante mostrar su rostro, misteriosamente parecido al de Superman.

Superman contra “la cosa en las minas”

El episodio se cierra con la criatura vestida con un harapiento traje de Superman al Ártico, accediendo a la Fortaleza de la Soledad y diciendo unas palabras inteligibles.

Valoración del episodio

Emosido engañados. Los responsables habían ido sembrando pistas que apuntaban directamente a que el gran villano de la serie, la criatura enterrada en las minas iba a ser Doomsday. Han jugado con nuestras expectativas para, en un sorprendente giro de guion que nadie ha visto venir, presentarnos a Bizarro como la gran némesis de este arco argumental.

Me ha encantado. En estos tiempos que corren, en los que la información vuela por todas partes y es complicado sorprender al espectador (mirar el caso de Spiderman : No Way Home), es agradable que se den estos giros de guion. Sobre todo, si están tan bien hechos como aquí, sin alargar el chicle más de la cuenta.

Para los más despistados, Bizarro es un clon imperfecto de Superman, con una apariencia grotesca y poderes similares (y a veces opuestos) a los del Hombre de Acero que se caracteriza por ser un perfecto contrario de nuestro protagonista. En sus apariciones en los cómics suele hablar usando un lenguaje que quiere expresar lo contrario a lo que esta diciendo. Por ejemplo, si dice que tiene hambre, lo que realmente piensa es que no quiere comer más. Pero la serie parece haber ido un paso más allá ya que al analizar lo que dice Bizarro al final del capítulo, invirtiendo el sonido de la frase descubrimos que el personaje estaba diciendo “déjame en paz”. Puede que, en vez de expresarse al revés, los guionistas hayan optado por hacer que directamente hable al revés y al pedir que lo dejen en paz, Bizarro puede estar demostrando que no necesariamente está tratando de pelear contra Superman.

Bizarro en todo su esplendor

En cuanto a de donde sale Bizarro hay varias posibilidades. La primera que sea un experimento fallido del Departamento de Defensa buscando tener un plan para enfrentarse a Superman, ya sabemos que estas organizaciones son muy turbias. Pero el hecho de que sea la doctora Faulkner quien lo libera siguiendo ordenes de su benefactor abre otra inquietante vía. ¿Y si el creador de Bizarro y el jefe de Faulkner fuera Lex Luthor? Sería todo un bombazo para la serie. Se abren las apuestas.

En este sentido, la serie consigue despegar definitivamente y ponerse a la altura de los mejores momentos de la primera temporada. También ayuda la subtrama de Lois, la secta y Luci. Allie Alston es un personaje realmente inquietante y me parece una buena idea que tanto Clark como Lois, tengan un enemigo al que enfrentarse.

Lana quiere ser alcaldesa

Pero no todo iban a ser alegrías. Lo de Lana como alcaldesa no se lo cree nadie, y usar internet (supones que algo parecido a Twitch, por que habla en directo con sus seguidores) para conectar con el pueblo queda muy pero que muy forzado. Al menos la parejita feliz, Sarah y Jordan, parecen haber arreglado sus problemas, pero esos momentos donde el chico (con quince años, recordemos), le dice a su padre que se va a casar con su novia, dan bastante vergüenza ajena. Y para rizar el rizo, tenemos a Jon queriendo “doparse”, algo que estropearía todo el buen trabajo que se había ido haciendo con el personaje. Me queda la esperanza que sea una estratagema para desmontar el negocio de su novia con la Krytonita-X. Y sobre esta novia… aún no sabemos quién era su misterioso padre, otro asunto que puede traer cola. De todas las tramas de los personajes más jóvenes sólo me ha gustado la conversación que mantienen los hermanos Kent con Nat, cuando la joven les aconseja sobre chicas. Ese es el buen camino.

En resumen, la serie vuelve a ser interesante, con sorpresas incluidas que nos demuestran que los guionistas pueden ser muy competentes cuando quieran. Habrá que seguir abrazados a la trama de Bizarro y de la secta, aguantando lo de Lana y esperando que Jon, Jordan y Nat despeguen de una vez como los buenos personajes que todos sabemos que pueden llegar a ser.

Juanjo Avilés
Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS