Análisis de The Expanse. Temporada 03. Capítulo 3

0

Bienvenidos amigos y amigas amantes de la ciencia ficción a un nuevo recap y análisis de una de nuestras series preferidas, The Expanse. El título del capítulo de esta semana, ‘destrucción asegurada’, ya nos va dando una pista de que lo que hasta ahora no había sido más una guerra a base de escaramuzas está a puto de convertirse en algo mucho más serio.

La Roci ya está calentando motores para dirigirse hacia una nueva aventura, pero antes recordad que podéis encontrar los análisis del resto de capítulos de la serie pinchando en el enlace de debajo. ¿Listos? Pues vamos.

EFECTO DISUASORIO

Esta semana la cosa empieza calentita en todos los frentes, desde el interior de los varios navíos espaciales hasta la sede de la ONU, e incluso en IO, los conflictos siguen escalándose entre muchos de nuestros personajes mientras la tensión desatada por la inminente guerra va en aumento.

Después del cliffhanger de la semana pasada no podíamos empezar por otro lugar que no fuera nuestra fragata marciana preferida, y sí, Avasarala está vivita y coleando, pero tampoco hacía falta ser un genio para intuir que meter a subsecretaría y a una marine marciana en lo que ahora mismo es una jaula de grillos pendiente de un hilo no era precisamente algo muy estabilizador.

Mientras una necesidad acuciante de volver a casa crece en Naomi y Alex, Prax y Amos siguen centrados en encontrar a Mei, no sólo eso, por fin tenemos otra pieza del puzzle que es Amos. Resulta que nuestro matón preferido no solo se crio en Baltimore sino que tuvo que fingir su propia muerte para salir de allí, otra pequeña gota de información sobre una trama que esperemos tenga su repercusión en un futuro no muy lejano.

Avasarala y Bobbie por su parte intentan adaptarse como pueden, esta última tratando de apaciguar su frustración ante la ‘ofensa’ de encontrarse en un esquife marciano robado, mientras que Avasarala centra sus esfuerzos en convencer a un apático Holden de ayudarla a salvar la tierra, algo de lo que él ya no quiere saber nada. Se acabo el hacerse el héroe ¿o no? Finalmente, después de mucho tira y afloja y tras averiguar que el cinturón ya tiene la protomolécula, nuestros protagonistas deciden dirigirse a IO para seguir acumulando pruebas e intentar desmontar la operación de Mao y Errinwright, evitando que utilicen los híbridos contra marte y propicien así un nuevo Eros.

En IO Mao vuelve a tener (otro) ataque de conciencia al empezar a encariñarse de la pequeña Mei, que le recuerda a sus propias e hijas. Cuando Katoa tiene un ataque provocado por su asimilación de la protomolécula, ordena a Strickland cerrar el proyecto. ¿Acatará el científico la orden de dar carpeta al trabajo de su vida tan fácilmente? Su cara nos dice que no. ¿Veis? Más y más conflicto creciente, esta semana no paran lo desacuerdos.


En otra parte del espacio, el acorazado terrestre Agatha King, a las órdenes del almirante Souther (este militar afroamericano que pudimos ver como consejero militar junto a Avasarala y Cía. durante temporadas anteriores) encuentra a Coytar flotando en la nave salvavidas donde le dejamos. A pesar de la curiosidad del propio almirante sobre la verdad de lo que ocurrió en el yate de Mao, otro peón de Errinwright -el almirante Nguyễn– intenta bloquear sus pesquisas creando una tensa situación dentro de la nave mientras que las sospechas de que algo podrido apesta dentro de la ONU van en aumento entre cierto contingente de la tripulación. Veremos durante cuánto tiempo es capaz Errinwright de mantener su coartada.

Y hablando de Errinwright, en la tierra las cosas se ponen al rojo vivo (literalmente) cuando este empieza a azuzar al secretario (o presidente) Sorrento a atacar plataformas nucleares marcianas en un ataque preventivo, una maniobra peligrosa que podría causar millones de bajas, e incluso el fin del planeta tierra, si sale mal. Sorrento, con el peso del mundo a sus espaldas (¿quién no lo tendría con esa responsabilidad?) acude a Anna, que le aconseja minimizar bajas si quiere seguir siendo un buen político y un hombre decente. El clímax del capítulo llega cuando, convencido finalmente por Errinwright, el consejero da la orden de seguir adelante con el plan, que no sale del todo bien y causa millones de victimas que mueren entre el fuego nuclear en Sudamérica. Un primer y amargo trago de la realidad que está por llegar si la guerra sigue su curso.

VALORACIÓN

Destrucción Asegurada es un capítulo metódico que nos retrotrae a la esfera política de la serie y vuelve a las intrigas palaciegas que dominaban la primera temporada. Es un cambio de ritmo que no solo se agradece, sino que es necesario entre tantos capítulos centrados en la acción.

Como ya sabemos, en toda historia el punto más oscuro llega antes del amanecer, y ahí es donde estamos ahora mismo. Nuestros personajes se encuentran tan divididos y enfrentados como el resto del sistema solar, una situación que a escala menor representa el mismo conflicto de intereses que ha propiciado esta guerra en primer lugar ¿o no fue la decisión de Naomi de entregar la protomolécula a Fred Johnson, una decisión puramente política, la que dividió a nuestros héroes en primer lugar? Las cosas siguen pintando bastante feas, pero al menos con un plan en común y con las sospechas sobre Errinwright aflorando poco a poco, parece que la cosa podría cambiar a mejor.

En definitiva, un capítulo cumplidor que nos da un respiro volviendo a las raíces políticas del conflicto mientras nos preparaos para lo que va a ser sin duda un clímax muy movido de este arco argumental. Ya va quedando menos de la trama del segundo libro, y se me ponen los dientes largos pensando en lo que está por venir, creedme, merece la pena.

Y hasta aquí este pequeño análisis, decidnos en los comentarios que os ha parecido el capítulo y nos leemos en el siguiente. Hasta entonces, y como siempre, sed muy felices.



el autor

Graduado en Estudios Ingleses por la Universidad Autónoma de Madrid. Aficionado a la literatura, el arte, el cine y el mundo de los videojuegos, con una especial predilección por el género de ciencia ficción en todos los medios.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Terminando con nuestro análisis de las obras cedidas por la editorial The Rocketman Project, hoy vamos a hablar de otra obra de Fernando Llor. Como…