InicioSeriesAnálisis de True Detective: noche polar. Capítulo 4

Análisis de True Detective: noche polar. Capítulo 4

Hace casi cinco años, cuando terminaba de escribir el análisis del último episodio de la tercera temporada de True Detective, dejé bien clara mi opinión sobre la debacle de una serie cuya primera temporada alcanzó un estatus casi mítico en el imaginario popular y me pregunté si habría una cuarta temporada. Ahora, en enero de 2024, damos la bienvenida a True Detective: noche polar.

Análisis de todos los capítulos de True Detective

Superamos el ecuador de la serie confirmando que no está a la altura de las expectativas planteadas poco antes de su estreno. Sí, puede que sus críticas sean superiores a las de la segunda y tercera temporada, pero la sensación que deja True Detective: Noche polar no es solo que no esté a la altura de su icónica primera temporada. Es que ni siquiere podríamos considerarla como una serie “True Detective”.

Encima, el gran creador Nic Pizzolatto ha aprovechado la sangre vertida para criticar lo que Issa López ha hecho con su criatura. Poco se habla de lo que desvarió él mismo.
Pero en fin, vamos con la serie.

A partir de la imagen, SPOILERS DEL CUARTO EPISODIO DE TRUE DETECTIVE

True detective

Cada vez tengo más claro que True Detective: Noche polar hubiera ganado mucho más como película que como serie. No tiene ni la complejidad argumental ni estructura temporal necesaria para abarcar una serie de capítulos consistentes. De hecho, es una serie que, entre avance y avance de su intrigante misterio, tiene un enorme relleno.

El episodio que mejor ejemplifica esta estructura es, precisamente, este cuarto episodio. Centrado en la nochebuena y Navidad de Ennis, se divide estructuralmente en nuevos avances sobre el caso y en la soledad de cuatro de sus personajes más importantes: Danvers, Navarro, Hank y Rose.

¿Interesante? No, por lo previsible de sus caracteres y porque, al menos de momento, la profundización en sus conflictos no apoya a la resolución de la trama.

Danvers pasa su Nochebuena entre conflictos con su jefe y amante, que ha venido a Ennis para llevarse los cuerpos y ayudarla ante un caso que cada vez se está complicando más y que está tensando las relaciones sociales del pueblo; y con su hija, que apoya a los indígenas con tal ahínco que no duda en graffitear la puerta de la mina de Ennis. Finalmente, pasa la noche bebiendo e indagando en un caso que le obsesiona.

Navarro lleva a su hermana a un centro de ingreso voluntario de enfermos mentales. Acaba desquiciada ante el suicio de su hermana (que se sumerje en el hielo doblando su ropa, de la misma manera que la ropa de los investigadores también estaba doblada) y cree firmemente que su familia tiene una maldición que ahora va a por ella. Teoría que se ve apoyada por su capacidad para tener una sensibilidad especial y entrar en contacto con lo sobrenatural, presente más que nunca en esta cuarta temporada de True Detective.

Hank, en una de las subtramas más inanes de la serie (salvo que al final sea el villano de la serie), pasa su nochebuena en solitario tras haber sido estafado por una cita que tenía por Internet a la que le dio dinero y que esperaba que acudiera a Ennis.

1 1

Y Rose, otro personaje que aparece y desaparece como el Guadiana que previamente había sido profesora y que vino a Ennis por no se sabe muy bien qué. Otra con sensibilidad especial.

Llegamos a lo importante, al caso. Tras Raymond Clark y Oliver Taggat, Prior, el chico que realmente se está trabajando la investigación, añade otro sospechosos: Otis Heiss, un alemán fuera del sistema que padeció heridas similares a las víctimas de la estación. Casualmente, el hombre que puede guiar a través del sistema de cuevas en el que, previsiblemente, mataron a Annie.

Después de buscar infructuosamente a Taggat, otro obsesionado con la figura de la espiral.
El final de episodio reúne, nuevamente, a Danvers y a Navarro a la búsqueda de Clark. Danvers localiza a un Otis Heiss colocado con el abrigo de Clark anunciando la llegada de la Noche polar. Por cierto, de la misma manera que se anunciaba la llegada a Carcosa en la primera temporada de True Detective. Es decir, probablemente esta sea una especie de puente enre el mundo real y lo sobrenatural.

De lo segundo se encarga Navarro, invadida por alucinaciones y con la mirada puesta en una realidad más allá de la que puede apreciar Danvers. El sangrado de su oído solo puede significar que el grito de su alucinación fue tan real como para destrozar sus tímpanos.

Lo mejor, el caso. Lo peor, apenas abarca diez minutos de la hora que dura el capítulo. Tengamos fe en un digno final.

¡Un saludo y sed felices!

¡Nos leemos en Las cosas que nos hacen felices!

Fernando Vílchez
Fernando Vílchez
Comecocos. Intento aprender como si viviera para siempre y vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.
ARTICULOS RELACIONADOS

1 COMENTARIO

  1. Siento que estoy viendo una mezcla de la trama primera temporada con personajes de la segunda.. igual me gusta, pero me asusta…

    Un grande Fernando , de hace años leyendote.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Comentarios recientes