Análisis del Reloj del Juicio Final #3. Rorschach encuentra su hogar en el Universo DC

0

Otro mes más vamos a continuar con el análisis de la serie El Reloj del Juicio Final para presentar nuestras impresiones del número tres de la colección a cargo de Geoff Johns y Gary Frank. En este capítulo el escritor hace avanzar un poco más la trama y resuelve algún que otro interrogante mientras sigue planteando misterios.

Este nuevo número es una continuación directa del anterior y conocemos cómo ha llegado el Comediante al Universo DC. Por supuesto ha sido el Doctor Manhattan quien le resucitó salvandolo de una muerte segura para traerlo hasta el hogar de Superman. Las intenciones de Dios Azul siguen siendo un misterio pero está muy claro que es el eje principal de la serie.

La llegada del Comediante al Universo DC

Edward Blake se enfrenta a Veidt en el despacho de Luthor en un duelo que tiene mucho trasfondo (recordemos que Veidt fue el que acabo con el Comediante en Watchmen). Ozymandias logra huir, aunque acaba muy malherido y se queda sin poder hablar con la némesis de Superman tal y como era su objetivo.

El otro punto de interés es ver la relación entre Batman y Rorschach. El vigilante de las manchas en la máscara entrega al protector de Gotham el diario del Rorschach original para intentar convencerle de que les ayude en su busqueda de Manhattan. Batman parece acceder y van juntos a Arkham, donde el Hombre Murciélago dice haber localizado a su presa. Pero todo acaba siendo una treta para encerrar en el manicomio a un Rorschach que acaba enojado y desesperado.

Batman lee el diario del Rorschach original

A estas dos tramas se le añade la de Marioneta y Mimo. La feliz pareja había escapado de su confinamiento y acaban en un bar lleno de secuaces del Joker con los que acaban casi sin pestañear.

Por último señalar las escenas que vemos en una residencia de ancianos donde alguien apellidado Thunder espera a su familia. Teniendo en cuenta los planes de futuro de la editorial y los gustos de Johns, creo que este personaje es un envejecido Johnny Thunder, lo que abriría la puerta a un deseado regreso de la JSA.

Un envejecido señor Thunder y la película de Carver Colman, dos de los misterios de la serie

Podemos ver como el guionista va poco a poco construyendo el relato. Deja claro que estamos ante una continuación directa de Watchmen y que que todo va a girar en torno a la presencia del Doctor Manhattan en el Universo DC. No sabemos para qué ha venido ni sus razones para resucitar a el Comediante. Pero Veidt no va a dejar de buscarle. Está empeñado en salvar a su mundo cueste lo que cueste y Manhattan parece ser la única via que tiene para lograrlo.

Otro tema importante es la Teoría del Superhombre y el rechazo que generan las personas con poderes. Algo sobre lo que las noticias que los ancianos ven en la residencia parecen incidir una y otra vez, aumentado la presión sobre los metahumanos paulatinamente. ¿Será cierto que es el gobierno el responsable de la creación de los metas?

Sobre el nuevo Rorschach, por fin podemos verle la cara, confirmándose que no es nadie que conozcamos. Pero al igual que su antecesor está bastante trastornado así que es un giro acertado que acabe encerrado en Arkham. Algo lógico por otra parte. Batman jamás si fiaría de alguien que no conoce así como así. Y más con un relato tan descabellado como el que el vigilante de la gabardina le presenta.

Tampoco sabemos muy bien que pretende hacer el guionista con Mimo y Marioneta, pero son dos personajes que me encantan. Su futuro próximo parece ser un encuentro con el Joker, una reunión de la que pueden saltar chispas.

Mimo y Marioneta en acción

También que hay varias escenas donde se ve una película antigua protagonizada por un tal Carver Colman que no tengo ni idea de quien puede ser. Dado lo mucho que se le viene mencionando en la serie estoy seguro que será alguien importante, pero de momento es uno más de los muchos misterios que Johns se guarda en la manga.

En resumen, este es un número que sirve para plantar firmemente las bases de la trama a la vez que se plantean nuevos interrogantes. Johns utiliza un ritmo pausado y en algunas ocasiones opresivo (sobre todo en los pasajes de Arkham y de Mimo y Marioneta) para ir aumentando la tensión narrativa. A ello ayuda sin duda el magistral trabajo de Gary Frank a los lápices, mejorando número a número y haciendo suyos a todos los personajes, sobre todo los que provienen del Universo Watchmen.

 



el autor

Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

Deja tu comentario