Catwoman en la Pantalla: de la peor a la mejor

0

En forma de celebración por los ochenta años de Catwoman, ofrecemos aquí una lista de las interpretaciones que la célebre villana de Batman ha tenido en la pantalla, ya sea de cine o de TV.

Creada por Bill Finger y Bob Kane, Catwoman es, sin duda, la villana por excelencia. El propio Kane justificó su naturaleza animal al decir que los hombres son más parecidos a los perros y la mujeres a los gatos.

Selina Kyle hizo su primera aparición a finales de abril de 1940 en Batman, pero aún no respondía al nombre Catwoman ni había adoptado el look que luego le conoceríamos. Se trataba, básicamente, de una ladrona de joyas enfundada en un fino vestido de noche y conocida como La Gata (The Cat). Ya en su siguiente aparición, había adoptado tanto el look felino como ese traje que la haría famosa. Y, además, ahora sí era Catwoman.

Su origen fue escrito y reescrito muchas veces. En un principio, fue una azafata que sobrevivió a un accidente en el que la dieron por muerta y que perdió la memoria, apenas recordando imágenes de gatos por el hecho de que su padre había sido dueño de una tienda de mascotas. Después, fue también una huérfana que creció en las calles y, sobre todo, en los techos. Hasta fue, en la reinvención de Frank Miller, una dominatriz, jugando con el toque sadomasoquista al que, inevitablemente, remiten su atuendo y su equipo, látigo incluido (aquí es muy difícil diferenciar el huevo de la gallina ya que creo que, a su vez, su look influyó sobre la estética de ese tipo de actividades).

Pero, bien, fueron varias las actrices que la han interpretado en la pantalla y aquí les ofrezco un listado ordenado de peor a mejor, siempre remarcando que se trata de mi opinión. Vale aclarar que no incluimos en la lista a Maggie Baird, quien, en la serie Birds of Prey (2002/03), la interpretó en, apenas, un flashback.

# 7 – Halle Berry (en Catwoman, de Pitof, 2004)

Fue la segunda Catwoman afro de la pantalla. En su caso, el personaje no operaba como antagonista de Batman sino que tuvo su película propia: de hecho, ni siquiera la historia estaba asociada ni contenía referencia alguna a Batman, sino que parecía transcurrir en un universo en el cual el encapotado no existía. Tampoco ella respondía al nombre de Selina Kyle, sino que era una diseñadora gráfica llamada Patience Phillips.

A diferencia de los cómics, aquí tenía un origen sobrenatural y hasta superpoderes, siempre ligados a la condición felina y emparentados con la mitología egipcia. Ni siquiera estaba metida en robos de joyas salvo para evitarlos.

Cuesta creer que a alguien se le haya ocurrido que esto podía funcionar, pero… en fin: para resumir la cosa, digamos que Halle nunca encajó en el personaje y tampoco tuvo sensualidad ni magia (elemento que, paradójicamente, le habían agregado). La culpa, de todos modos, creo que no recae por completo en ella si se considera que le tocó interpretar al personaje en una película que fue una verdadera desgracia: hasta Sharon Stone estuvo desaprovechadísima.

# 6 – Anne Hathaway (en El Caballero Oscuro: la leyenda renace, de Christopher Nolan, 2012)

Antes que nada, voy a dejar claro que Anne Hathaway es, para mí, una excelente actriz , pero lo suyo es la comedia y, en general, se muestra eficaz interpretando a personajes inseguros, dulces o sufridos, pero nunca sensuales.

Por lo tanto, en mi opinión, el catsuit no le calza bien; de hecho, en ningún momento del filme se alude a ella como Catwoman sino simplemente como Selina Kyle y, muy fugazmente, en un archivo periodístico, como La Gata, nombre que tenía el personaje en su primera aparición en el cómic, allá por 1940.

En la película se hace referencia a su condición de huérfana desde pequeña y su paso por distintos orfelinatos. La vemos, en un primer momento, trabajar como empleada en la mansión Wayne, de cuya caja fuerte roba las perlas del collar de la fallecida madre de Bruce; luego, en una fiesta, también le robará el Lamborghini.

Lo que no me termina de convencer de esta caracterización es que, al estilo de los personajes que siempre interpreta Hathaway, se la ve insegura y dubitativa. Hasta, por momentos, algo loser. A mí me gusta la Catwoman avasallante y que nunca le pide disculpas a nadie, mientras que aquí la vemos casi sometida a Bane para luego arrepentirse y terminar asociándose con Batman. ¿Selina siente culpa? ¿En serio?

Jamás me logra transmitir esa imagen de sensualidad animal que atrae pero a la vez atemoriza de tan fría, distante e inaccesible; ni siquiera la vemos deambular por tejados ni cornisas y, encima, su personaje queda desdibujado al ser Bane y no ella el villano estrella de una película que es la menos lograda de la trilogía de Nolan.

# 5 – Carmen Bicondova (en la serie Gotham, 2014-2019)

Sí, sí, es Camren y no Carmen, ja… Interpreta a una Selina Kyle adolescente que apenas cuenta con catorce años de edad al arrancar la serie. No lo hace mal: de hecho, diría que siendo Camren, además, bailarina profesional, aporta un interesante elemento de felina y grácil femineidad al personaje.

Se trata de una húerfana que, cada tanto, pasa de modo fugaz por algún hogar de menores pero que, mayormente, anda por los tejados de Ciudad Gotham dedicándose al robo, incluso el de joyas, sello de fábrica en el personaje original. Lo distinto aquí es que conoce a Bruce mucho antes de lo que hemos visto siempre, siendo aún ambos adolescentes y ella ligeramente mayor.

La gran vuelta de tuerca, sin embargo, es que, en su nocturno deambular, le ha tocado ser testigo presencial del asesinato de los padres de Bruce, con quien, justamente, sostendrá una relación de atracción y rechazo a la vez. Ella empatiza con él debido a lo que le ha ocurrido, en tanto que él, lleno de dolor y rabia ante la tragedia familiar, la convierte, de algún modo, en su referente y guía a los fines de convertirse también él en una marginal criatura vomitada por la noche. En una de mis escenas favoritas, ella le enseña a caminar sobre la cornisa.

Es cierto que al componer a una proto-Catwoman de tan corta edad, se hace difícil comparar su trabajo con el de otras actrices, ya que, precisamente, interpreta a un personaje en muy temprana construcción que, como tal, no tiene aún la carga sensual que, se supone, irá luego adquiriendo.

# 4 – Eartha Kitt (en la serie Batman, tercera temporada, 3 episodios, 1967 – 1968)

Fue la primera Catwoman afroamericana, abriendo así el camino futuro para Halle Berry y Zoe Kravitz. Además de ser actriz, gozaba de gran prestigio como cantante de jazz (excelente, por cierto).

Reemplazó a Julie Newmar al quedar esta sin agenda disponible por estar filmando El Oro de MacKenna y, de hecho, según se dice, entró por recomendación suya: Julie siempre la elogió y destacó que Eartha era mucho mejor actriz que ella.

Y en verdad hay que decir que lo suyo, desde lo actoral, estuvo bien pero, claro, no tuvo el suficiente tiempo para consolidarse en su identificación con el personaje ya que solo estuvo en tres episodios: Catwoman: Vestida para Matar, Las Fantásticas Felonías Felinas y Catwoman cae en la Trampa, en los cuales, eso sí, agregó su sello propio y personal a la estética del personaje con su cola de caballo característica.

Se dio el gusto de arruinar un evento fashion despeinando a las damas asistentes, redujo a Batgirl a damisela en apuros y hasta hizo un atraco en asociación con el Joker.

¿Por qué dejó la serie? Se tejen varias versiones: una dice que fue, simplemente, porque Julie Newmar había terminado con la filmación de su película y ya estaba en condiciones de volver a enfundarse en el catsuit; otra afirma que el público no aceptaba a una Catwoman negra (si bien era una época de fuerte racismo, cuesta creerlo si se piensa que Star Trek ya hacía rato que triunfaba con Nichelle Nichols en su elenco); la tercera sostiene que pasó a integrar una lista negra luego de que, durante un almuerzo en la Casa Blanca, vertiera opiniones sobre la guerra de Vietnam que no cayeron bien a la esposa del presidente Lyndon Johnson, quien le había preguntado al respecto.

# 3 – Lee Meriwether: (en la película Batman, de Leslie H. Martinson,1966)

En medio de las dos primeras temporadas de la serie de los sesenta, se rodó una película de Batman que es, ya para estas alturas, un clásico inolvidable con un humor finamente irónico y a la vez naif, coronado por algunas escenas de antología. Sin embargo, Julie Newmar, quien había interpretado a Catwoman durante toda la primera temporada de la serie, no estuvo disponible para el rodaje del mismo porque (algo habitual en ella) tenía contrato para filmar por otro lado.

Debido a ello, la producción contrató a Lee Meriwether, a quien, de ese modo, cupo el privilegio de ser la primera Catwoman en la historia del cine. Hasta el momento era casi una absoluta desconocida, por lo menos actoralmente hablando: se había desempeñado como maestra para niños especiales, pero su salida del anonimato se produjo tras ganar los concursos de Miss San Francisco y luego Miss America en 1955.

A pesar de su poca experiencia actoral, compuso una Catwoman más que digna con un aire profundamente sesentero, repitiendo luego el personaje en dos episodios de la segunda temporada de la serie en 1967. Sin embargo, rechazó seguir en el papel argumentando, según lo manifestado por esos días en una entrevista, que sus hijas, fans de Batman y Robin, no podían ver a su madre luchando contra ellos. Desde ese momento, pasó a ser la doctora McGregor en otra clásica serie de los sesenta, en este caso de la cantera de Irwin Allen: El Túnel del Tiempo.

# 2 – Michelle Pfeiffer (en Batman Vuelve, de Tim Burton, 1992)

Descomunal trabajo el que hizo aquí la actriz, al punto que, para mí, debió haber sido nominada al Oscar por esta actuación y no, como lo fue, por su papel del mismo año en Por Encima de Todo.

Es sabido que Burton siempre elegirá su propio camino y se desprenderá de cualquier fidelidad cobarde a las fuentes, razón por la cual era de esperar que le daría al personaje un origen distinto. Aquí Selina es, en un principio, una loser absoluta, tanto en su vida laboral como en el amor, que se desempeña como secretaria para un empresario corrupto hasta que, por saber lo que no debía, termina siendo arrojada desde una alta ventana y cayendo a un patio lleno de gatos. En principio muere, pero aquí Burton introduce un elemento místico jugando con el mito de las múltiples vidas felinas, por lo cual los gatos, al acercársele, la terminan resucitando.

A partir de ahí, Selina enloquece por completo y se transforma en exactamente lo contrario de lo que siempre fue; en otras palabras y a pesar de sus diferencias con el personaje original, Burton ha sabido rescatar la esencia freudiana del mismo al generar el momento que le hace despertar el animal oculto desde su interior. A partir de ese momento, Michelle hace un interpretación gloriosa en la cual, además, su personaje comparte cartel con el Pingüino y, sin embargo, gran mérito de Burton, ninguno ensombrece al otro. Altísimo punto, además, el traje súper artesanal que, en un momento, la propia Selina confecciona. Claramente, para mí, la mejor Catwoman que haya pasado por el cine.

# 1 – Julie Newmar (en la serie Batman, 1966 – 1969)

“…La quintaesencia de la femineidad, la relampagueante superstar, la dominatriz que todos sueñan, Catwoman está más allá de lo políticamente correcto; es perversa pero no mala y, al igual que los gatos, marca territorio allí por donde camina, así sea por arriba, los costados o debajo”.

La cita corresponde a la carta que un fan, alguna vez, le enviara a Julie Newmar y que describe a la perfección el perfil que ella dio al personaje. Julie tenía, además, grandes dotes como bailarina, lo cual le había valido renombre en comedias musicales, tanto en Broadway (donde ganó un premio Tony), como en el cine a través del clásico filme Siete Novias para Siete Hermanos (en donde todavía aparecía con su verdadero apellido: Newmeyer). En TV, por su parte, ya había interpretado a Ginger en la no menos clásica serie La Isla de Gilligan.

Cuando la llamaron para ofrecerle el papel era un viernes y le reclamaban una respuesta inmediata porque había que empezar a filmar el lunes; estuvo a punto de decir que no pero su hermano, fan de Batman y que estaba cerca del teléfono, escuchó y la convenció.

El look que le dio al personaje es bien sesentero y, a la vez, en una fuerte retroalimentación, influyó también sobre la estética de esos años. Su esbelta figura de 1,80 y su fina cintura ayudaron a realzar el negro catsuit al cual ella misma incorporó, como elemento personal, el cinturón dorado (por cierto, el traje completo se encuentra expuesto desde hace algunos años en el Museo Smithsoniano de Washington D.C.).

Siente atracción por Batman pero nunca lo va a admitir; por el contrario, su juego (justamente de gato y ratón) es llevarlo a él a que se admita atraído por ella. Inolvidable e incomparable, Julie será para muchos, entre los cuales me incluyo, la personificación de Catwoman en la pantalla; por cierto, también la primera. Y es bueno recordar que, inclusive, dio luego voz al personaje en un par de películas animadas.

 Bien, hasta aquí el listado. Y se nos viene Zoe Kravitz, quien interpretará el personaje en la película The Batman, de Matt Reeves, habiendo dejado por el camino a otros nombres barajados previamente, tales como Chloë Grace Moretz, Vanessa Hudgens, Tessa Thompson, Eiza González y Ana de Armas. La hija de Lenny, de este modo, se convertirá en la tercera Catwoman afro de la historia (segunda en el cine), pero, en fin, veremos para cuándo tendremos oportunidad de verla ya que, de momento, la pandemia aplazó el estreno del filme, tentativamente, hasta octubre de 2021. Mientras tanto, Michelle Pfeiffer, desde su propia experiencia interpretando al personaje, le dejó a Zoe un muy especial consejo: “Asegúrate de que, mientras diseñan el vestuario, tengan en cuenta cómo vas a ir al baño…

Por último, no hay que dejar de recordar que, fuera de pantalla pero no del audio, son varias las actrices de renombre que le han dado voz a Catwoman en diferentes versiones animadas, como es el caso de Eliza Dushku, Gina Gershon y Adrienne Barbeau, entre otras, además de, como ya dijimos antes, la propia Julie Newmar.

Espero que les haya gustado este artículo y el correspondiente listado que, desde ya, es subjetivo, por lo que estoy abierto a leer opiniones al respecto.

Un saludo y que sean felices…



el autor

Soy profesor de historia graduado en la Universidad Nacional de La Plata. Entusiasta del cine, los cómics, la literatura, las series, la ciencia ficción y demás cosas que ayuden a mantener mi cerebro lo suficientemente alienado y trastornado.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Introducción De nuevo estoy contigo analizando una nueva serie de la plataforma DC Universe. Se trata de Stargirl. Stargirl es una serie creada por Geoff…