Cómics desde el otro lado del charco: Marvel Octubre 2017

2

Hola chicos. Si la ultima vez hablamos de las novedades USA de DC, esta vez vamos a hablar de los cómics de Marvel de los que más se está hablando al otro lado del charco.

En Marvel están en plena época de cambios, o al menos, algo parecido. Allí ya acabó Secret Empire, una de las series que más polémica ha generado en los últimos años en Estados Unidos, sobre todo desde el ámbito político. A la gente no le ha gustado que hayan transformado al Capitán América en nazi mientras tienen un presidente como Donald Trump. En el Secret Empire de Englehart y Buscema en los 70 si que se disparó directamente al presidente (bueno, más bien se disparó él) pero yo creo que Nick Spencer tenía pensado este crossover mucho antes de que el rubiales se alzase con la presidencia. Esto ya viene coleando desde que el bueno de Nick cogió las riendas tanto de Steve Rogers como de Sam Wilson. En el fondo, es un what if más en el que se utiliza el cubo cósmico, que es la versión Marvel de “lo hizo un mago” para crear otra realidad y que lo han adornado con unos toques políticos.

A mi me ha gustado bastante el crossover, que se puede leer sin muchos tie-ins (igual los del propio Spencer son los únicos imprescindibles, e igual ni eso) pero que ni con el habitual cambio de dibujantes pierde el ritmo. Se que hay muchas opiniones contrarias a la mía, pero lo bonito es el debate y las diferentes opiniones (yo no soy Hidra). El final, bueno, podría haber estado mejor y además meten con calzador el siguiente especial de la casa de las ideas, que es Generations.

¿Y que es Generations? Si Secret Empire era un what if, Generations es un Marvel 2 in 1 entre personajes actuales y sus contrapartidas del pasado. Thor mujer con Thor de toda la vida, Hawkeye mujer con el Hawkeye de toda la vida; ya me entendéis, lo que se dice querer quedar bien con todo el mundo, tanto con los lectores actuales de cómics como con esos aficionados clásicos que no soportan que les cambien nada y gritan: “¡que le habéis hecho a mi <insertar cualquier nombre> de toda la vida, no os pienso volver a leer”.  Creo que el experimento no ha funcionado muy bien y tampoco se que es lo querían lograr a media y largo plazo con esto. Al final, es como un puente antes de los grandes cambios de Marvel Legacy.

Marvel Legacy es como han decidido llamar a la nueva reinvención que todas las editoriales de cómics creen que tienen que hacer cada cierto tiempo. Normalmente, eso lo hacen para sacar nuevos números uno y aumentar las ventas pero en este caso, es al revés. Marvel ha decidido volver a la numeración antigua, por lo que si alguien quiere empezar a leer algún cómics de, por ejemplo, Thor, por lo de la película y tal, va a la librería y se va a encontrar con el número 700, por lo que entiendo que a mas de uno le tire para atrás. Otros pensaran que está bien volver a la numeración antigua y defender el legado, pero hacerlo de repente no le encuentro mucho sentido. En España no creo que tengamos ese problema ya que Panini hace tiempo que ha decidido ir a su rollo.

Pero Marvel Legacy tambien es un cómic. Si, una grapa de 6 dolares, que son muchos dolares para una grapa. Y más si tenemos en cuenta que es un cómic para introducir nuevas historias, como los que antes daban gratis en el Free Comic Day, y que no lleva a ningún sitio. Como Rebirth sin el efecto Watchmen y algo más caro. El cómics está escrito por Jason Aaron, que para mi gusto es de los mejores guionistas del momento, y dibujado principalmente por Esad Ribic y Steve McNiven, apoyados por el resto de los dibujantes de la casa, y se lee de un tirón. Hay peleas, regresos de personajes míticos que no voy a decir pero que no creo que sorprendan a nadie, y unas primeras 6 páginas fantásticas, que son las que nos dieron de preview pero sin mucha continuación, lo que decepcionó a más de uno. A mi lo que me decepcionó ha sido la falta de un hilo argumental potente, que hace que al cómic le falte identidad propia. Esta vez, DC ha ganado ya que Rebirth me pareció una experiencia mucho más disfrutable.

En fin, antes de tener una  opinión definitiva, vamos a ver como se desarrollan las series regulares y si vemos algún cambio en estilo u organizativo. Para empezar, parece que las series de Vengadores se reducen, cosa que viene bien ya que yo me liaba con los Vengadores IMA, que son los mismos que los Vengadores USA, pero nada que ver con los Ultimates o con los Uncanny Avengers. Un lío que ha llevado a la cancelación (al menos eso parece) de Ultimates, una maravilla de serie para el que disfruta del cosmos marvel y de las locuras que nos dejo Hickman.

Y nada, como siempre, podéis comentar que os esta pareciendo Secret Empire, que esperáis con más ganas de Legacy o si os sentís que Marvel os ha traicionado el legado de alguna manera. Saludos desde el otro lado del charco.



el autor

Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

2 comentarios

  1. Adrián De La Fuente Lucena el

    ¡Por fin! ¡Un defensor de Al Ewing! ¡Como yo! Sus Ultimates son geniales. Ewing sabe inspirarse en ideas de Bendis o Hickman y superarlas con creces.

    Un abrazo.

  2. Nacho Ferrero el

    La verdad es que es increíble los registros que tiene, aunque no me gustaron todas sus series.

    Los Ultimates y los Avengera de IMA Y DaCosta me encantaron, y son muy distintos entre sí.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
El festival exclusivo del gigante de los videojuegos Blizzard se celebrará el 3 y el 4 de noviembre, anunciando sus novedades y lo que podemos…