Crítica de Misión Imposible Fallout, cumbre de acción del año

0

La saga Misión Imposible (Mission: Impossible) nace de la mano maestra de Brian de Palma en verano de 1996 como sólida película de espías y acción, y ha sabido mantenerse y reinventarse hasta llegar a ser una de las sagas más consistentes del Hollywood reciente. El estreno de Fallout ha supuesto un nuevo hito en la franquicia: el asentamiento de un estilo unificador.

Cuestión de estilo

misión imposible Fallout tom Cruise pga cine las cosas felices estreno

Tom Cruise, figura que ha mantenido la saga Misión Imposible con su papel fuera y dentro de la pantalla, supo en su día hacer una apuesta por la ruptura en vez de la continuidad a la hora de plantear las secuelas. Donde el estándar del cine de acción venía (y en gran medida lo sigue) siendo repetir fórmula y aumentar presupuesto y tamaño, Cruise apostó desde el principio por el estilo: trayendo a un director distinto a cada nueva entrega de la franquicia y dándole libertad creativa casi total para desarrollar su firma en la cinta, hizo que cada película pudiera resultar novedosa a pesar de su siempre trilladísimo argumento base. Y es que la estructura de las películas ha sido durante años la esencia unificadora de la saga y el elemento vertebrador de cinco películas que beben de distintas formas de la original (y esta a su vez, guardando mucho las distancias, de la serie clásica que merece mención aparte) sin ceñirse a una forma de hacer el cine de espías y acción que encasillara la saga en una vertiente más del género. Por eso mismo, la suma incesante de elementos que se vuelven canon película tras película y mirada tras mirada, Fallout ha tenido la posibilidad de unificar todos los elementos que han funcionado a lo largo de sus cinco predecesoras (así como prescindir de aquello que no ha salido bien, incluyendo gran parte de Rogue Nation) para consolidar lo que, por primera vez, puede denominarse un estilo reconocible Misión Imposible.

Cerrar la definición del sello de la franquicia es una buen decisión y al mismo tiempo un riesgo considerable. En una saga en la que la reinvención era parte del atractivo, acomodarse en un estilo puede resultar en el adelgazamiento de la narrativa y la frescura de la película; más aún cuando, por primera vez en seis películas, repite director. Siendo Rogue Nation una de las entregas más planas y olvidables de toda la saga, es una grata sorpresa presenciar cómo Fallout se erige como posiblemente la película más redonda de todas las de la saga hasta la fecha, en un ejercicio constante de ingenio, pulso narrativo, mesura bombástica e incluso cierta preocupación por dotar a los personajes de algo más que una razón para correr hacia delante. Lo combina con una de esas señas de identidad constantes de la franquicia, la espectacularidad de las escenas de riesgo realizadas por el propio Cruise que, lejos de quedarse en una llamada de atención extracinematográfica colabora a realzar aún más unas secuencias de acción ya de por si exquisitamente rodadas al facilitar que se dilate la suspensión de la credulidad –sabemos que el actor las hizo, ergo no nos queda otra que callarnos el ahí se han pasado, reforzando la inmersión por paradójico que parezca.

No acaban aquí los beneficios de un reparto comprometido con la acción física real y los stunts: también abre la posibilidad de prolongar el plano tanto como sea necesario, concentrar la información visual en lapsos más asumibles de tiempo y liberarse de tener que condicionar el montaje a nada que no sea ritmo, condicionamiento frecuente en la acción contemporánea. Acción de la vieja escuela en el Blockbuster más actual es una combinación que ya ha probado su éxito con sorpresas recientes como John Wick, Mad Max: Fury Road o Atómica. Misión Imposible viene a consolidar su cóctel de espionaje y acción para hacerse así evidente que se trata de la saga de blockbusters de acción más sólida –ya quisieran algunos rápidos y furiosos tener la mitad de carisma o aguantar un segundo visionado como lo hace esta– del Hollywood reciente. Entretenimiento de calidad asegurado.



el autor

En twitter me llamo @pga_es y hay gente que piensa que hablo de golf. No les culpo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Mucho se ha hablado y se hablará de los planes de Sony sin Spider-Man ahora que el arácnido superhéroe tiene alquiler completo de Disney. ¿Es…