IniciocineTop 25 mejores películas de terror de todos los tiempos

Top 25 mejores películas de terror de todos los tiempos

Amigos de este sacrosanto blog. Creo que ya ha llegado la hora, el inevitable momento en el que me tengo que enfrentar a la elaboración de un top 25 de mejores películas de terror. Cosa difícil si tenemos en cuenta la cantidad de filmes de calidad –en contraste con toda la basura que también encontramos– que podemos encontrar en el género y la subjetividad de la que se empapa este tipo de artículos. Por supuesto debo avisar de que esta lista no iba a ser menos, no pretende ser definitiva, ni ser un adalid de la objetividad, es totalmente subjetiva y, como tal, depende totalmente de los gustos del autor de la misma.

Para la ocasión hemos preparado un vídeo con las 10 mejores películas de terror. Si te gusta, no olvides suscribirte al canal de las Cosas Que Nos Hacen Felices. Y después, tienes nuestro Top 25.

Dicho esto y habiéndolo dejado claro, empezamos:

25. [·REC] (2007)

No podía faltar en este top muestras del mejor cine patrio de terror, y considero que [·REC] de los directores Jaume Balagueró y Paco Plaza cumplía los requisitos de sobra para ocupar el puesto 25 del mismo.

La historia nos invita a conocer a Ángela (Manuela Velasco), una reportera de una televisión local que debe acompañar a un grupo de bomberos durante una misión de rescate. El motivo por el cual he decidido incluirla en esta lista es por la capacidad que tiene de revitalizar un subgénero dentro del cine de terror como es el de found footage o  metraje encontrado, intentando no encasillarse en el mismo y demostrando que se puede ser efectista sin caer en tópicos.

24. La parada de los monstruos (1932)

No podía dejar pasar la oportunidad de introducir en mi lista una de las mejores películas de terror clásico que he tenido el placer de visionar, de una modernidad asombrosa y de un realismo contundente, esta no es otra que la laureada La parada de los monstruos. Y es que estos freaks de circo se ganaron un hueco en mi corazón tras el visionado de esta magnética cinta del director Tod Browning, cosa no muy difícil si tenemos en cuenta la intención del relato. El filme nos deja claro, con una estructura narrativa cercana al cuento, que la maldad y la bondad no son conceptos que vayan relacionados con el aspecto físico y que, a pesar de los embates que nos da la vida, siempre habrá una razón por la que sonreír. Sin lugar a dudas, una propuesta valiente que no funcionó demasiado bien en Estados Unidos, tanto por lo grotesco del envoltorio como por lo adelantada a su época que resultó.

23. It Follows (2014)

Una de las películas más recientes del top y un magnífico ejemplo de que el cine de terror sigue en plena forma, gracias a títulos que conservan todo el aroma del buen clásico y aún así consiguen resultar frescos y rompedores. Ya hablé de ella en el artículo que escribí sobre la nuevas tendencias dentro del cine de terror y creo que merece un puesto en esta lista por ser una película sobresaliente.

Un lugar tranquilo y la nueva fórmula del terror

22. Saw (2004)

Esta lista no estaría completa sin este filme, un magnífico ejemplo de que el suspense, el terror y el gore pueden ir de la mano y resultar atractivo para el gran público, sin olvidar, por supuesto, al cliffhanger, elemento que ha hecho famosa a la saga. Una película que gozaría de mayor reconocimiento si no hubiera sido el pistoletazo de salida para una saga irregular, compuesta por filmes bastante olvidables y que solo se salvan gracias al giro argumental final. También debo señalar que esta película supuso para James Wan, director de la misma, su entrada en las grandes ligas y, un servidor, no podía estar más contento por ello.

21. Nosferatu (1922)

Si tuviera que hacer una lista con los vampiros más terroríficos de la historia del celuloide -me lo apunto para próximas aportaciones-, seguramente Nosferatu ocuparía el primer puesto en la misma. Y eso que estamos hablando de una película estrenada en 1922, que ya ha llovido desde entonces. Pero es que, a pesar de los años que nos separan de la cinta, nada ha conseguido inquietarme tanto como esa sombra, esa silueta subiendo las escaleras. Terror en estado puro.

20. Holocausto caníbal (1980)

Algunos os estaréis preguntando como es posible que una película de videoclub como Holocausto caníbal -se publicitaba como un documento real, hecho que trajo problemas a su director-, con un presupuesto mínimo y con unas ganas evidentes de provocar, se haya hecho con el puesto número 20 de nuestra lista. Pues sí, a pesar de que ha envejecido algo mal, sigue impactando en el espectador primerizo como ya lo hacía en los años 80. Algo que solo las mejores cintas de terror logran conseguir: malestar estomacal y la imperiosa necesidad de apartar la mirada.

Eli Roth filmaría con menos acierto la cinta El infierno verde, película que intenta homenajear la cinta de Deodato pero que fracasa estrepitosamente en el intento. En definitiva, se convierte en un innecesario filme que justifica el genocidio de pueblos indígenas. Si lo podéis evitar, mejor.

19. La matanza de Texas (1974)

El género slasher siempre ha sido mi perdición y no podía dejar pasar la oportunidad de homenajear a una de mis sagas preferidas dentro del mismo, La matanza de Texas. Y es que su primera entrega lo tiene todo, un asesino carismático -no le hace falta hablar, su aspecto nos lo dice todo-, un grupo de jóvenes con más matices que los que suelen salir en este tipo de producciones y casquería de la desagradable, de la que te hace querer apartar la vista de la pantalla. Sin duda, un clásico dentro del género y un habitual dentro de este tipo de listas.

18. Anticristo (2009)

El director danés Lars von Trier siempre busca la polémica con sus producciones y en esta, en concreto, lo consigue. Es un filme que habla por si solo, así que flaco favor os hago si os destripo parte de su sinopsis, os dejaré descubrir la genialidad del mismo por vosotros mismos. Unas interpretaciones sobresalientes -destacando la del siempre genial Willem Dafoe-, un guión retorcido y un simbolismo tan hipnótico como inteligente, hacen de este filme un candidato perfecto para el puesto número 18 de mi lista.

17. Crudo (2016)

Otra película reciente que he visto oportuno añadir al top y, creedme, se lo merece. Crudo no solo es una película de terror, pues el tema que trata es polémico y terrorífico a partes iguales, es un filme diferente a la hora de mostrar el difícil transito de la adolescencia a la adultez y el autodescubrimiento de la verdadera naturaleza del sujeto. Incluso me atrevería a decir que funciona perfectamente como drama –si eludimos su temática caníbal, por supuesto-. Otra muestra de que el cine francés de terror está en plena forma y que, en realidad, nunca ha dejado de estarlo. Tan cruda como su título.

16. Martyrs (2008)

https://www.youtube.com/watch?v=Jbct9qWBSME

Otro título francés, otra propuesta diferente y otro filme polémico que añadir a esta lista. Poco puedo decir de esta cinta que no se haya dicho ya, un producto provocador que te mantendrá pegado a la pantalla durante sus 97 minutos de metraje, aunque estés deseando apartar la mirada por lo que en ella estás viendo. La propuesta de Pascal Laugier no es solo una de las cintas más repulsivas y viscerales que he tenido el “placer” de visionar, sino también una de las más terroríficas -por su temática-, por lo que merece el puesto número 16 en mi subjetiva lista. Nada te ha preparado para este filme, te lo aseguro.

15. Pesadilla en Elm Street (1984)

https://www.youtube.com/watch?v=UDMdTTvoD5A

No podía dejar de lado a uno de los mejores slashers que he tenido el placer de visionar y estaba claro que éste iba a ser el magnífico filme de Wes Craven, Pesadilla en Elm Street. Todo un clásico que merece estar entre las mejores películas de la historia, con un villano icónico y una ambientación insuperable que la sitúa entre las más originales dentro de su subgénero. No podéis perderos la primera aparición del bueno de Freddy Krueger en esto del celuloide.

14. Tiburón (1975)

https://www.youtube.com/watch?v=qZw35DklLyA

No podía faltar en esta lista un filme sobre tiburones y, aunque mi compañera Sofía esperaba que fuera Sharknado, no podía incluir a otro que no fuera el clásico del bueno de Steven Spielberg, Tiburón. Siempre recordaré su escalofriante melodía principal y su manera de jugar con el terror natural que siente el ser humano por el gran escualo. Una magnífica manera de tratar el suspense, jugar con el público y con sus ganas de bañarse. Genial cinta que, sin lugar a dudas, merecía un puesto en mi lista.

13. La mosca (1986)

Y en el puesto número 13 de esta lista, la mejor película del director David Cronenberg, La mosca. Con un Jeff Goldblum totalmente inspirado -en un papel que le venía como anillo al dedo-, un Cronenberg en su salsa y desatando todo el amor que sentía por la obra de Kafka. Una obra que revolverá tu estómago y que, una vez visionada por completo, no podrás olvidar aunque lo intentes. En el buen sentido, claro.

12. La noche de los muertos vivientes (1968)

Nada sería lo mismo en el mundo del terror si George A. Romero no hubiera irrumpido en escena con sus zombies allá por 1968. Una cinta que desató toda una fiebre en el espectador, ávido, desde entonces, por ver más cintas en las que participaran estos muertos de andar lento y pesado. Y es que nada sería lo mismo sin la enorme aportación del maestro Romero, sin sus magníficas ideas y su capacidad para conseguir que sus cadáveres andantes hagan saltar de sus asientos al público.

11. Scream (1996)

Pesadilla en Elm Street merecía estar en esta lista por saber ser original dentro de un subgénero que, a pesar de estar empezando, ya empezaba a mostrar signos de una preocupante escasez creativa, y, de igual manera, Scream merece estar en esta lista por saber revitalizarlo tras el inevitable desgaste. Lamentablemente, nada es para siempre. Tras el éxito de la cinta vinieron -aparte de las secuelas de rigor- otras que intentarían emular lo conseguido por el maestro Wes Craven pero que solo servirían para volver al mismo punto en el que se encontraba el subgénero antes de la aparición de Ghostface. Una genial cinta de terror que supo reírse de sí misma sin perder la seriedad del todo.

En este artículo hablo más en profundidad de la cinta y del subgénero:

Las cosas que nos hacen temblar: slashers y la innovación

10. Alien, el octavo pasajero (1979)

Empezamos el top 10 de esta lista, concediéndole el puesto número 10 al, ya clásico, filme de Ridley Scott. Y es que todo en la cinta demuestra que Scott no solo es uno de los mejores dentro del género de la ciencia-ficción, sino que también puede ser todo un maestro del horror y el suspense. Los interiores del Nostromo, la escalofriante criatura diseñada por el artista H. R. Giger y las interacciones entre sus personajes, desprenden mimo por los cuatro costados. Nada te parecerá igual tras visitar el universo que nos presenta el bueno de Scott.

9. Misery (1990)

No hay una cinta dentro del género de terror que me haya causado tanta inquietud -destacando por encima de todo una escena en la que unos tobillos son los protagonistas- con tan pocos recursos como esta. Una habitación, un guión excelente y una Kathy Bates enorme en su papel de fanática peligrosa y trastornada, elementos más que suficientes para provocar agobio en el espectador, hacerlo partícipe del sufrimiento experimentado por el pobre novelista interpretado de forma solvente por James Caan. Una experiencia terrorífica que todos deberían experimentar.

8. Funny Games (1997)

Nada te dejará tan tocado como la historia que nos presentó allá por 1997 el director austríaco Michael Haneke, en la que una inocente familia se verá atrapada en un macabro juego orquestado por un par de desequilibrados. La forma que tiene el director de reflejar la psicopatía es capaz de helar la sangre de cualquiera, por muy acostumbrado que esté a este tipo de cine. Parte de culpa la tiene ese larguísimo plano secuencia que os hará partícipes del desagradable juego a la fuerza.

7. La niebla (2007)

https://www.youtube.com/watch?v=57D9KsKFC8o

Si hay alguna razón por la cual La niebla de Frank Darabont debe de ocupar este puesto tan destacado dentro de la lista es sin duda por la capacidad que tiene el director de generar malestar en el espectador, durante y después del visionado. Es que ese final debería ser situado entre los finales más duros e impactantes de la historia del cine, nada te dejará tan mal cuerpo como esos planos finales, la música y la desesperación del personaje. Darabont demostrando una vez más que nadie adapta al maestro como él.

6. El silencio de los corderos (1991)

La historia de Hannibal Lecter es bien conocida por todos gracias, en mayor medida, a un Anthony Hopkins que hace suyo al personaje y lo eleva hasta el Olimpo de la cultura cinematográfica, y es que parte de la popularidad que adquirió durante los 90 -y que aún conserva- se debe al carismático asesino en serie. No podemos olvidar a una poderosa Jodie Foster y a un desquiciado Ted Levine. Un clásico que se disfruta mejor con un buen Chianti.

5. El resplandor (1980)

https://www.youtube.com/watch?v=uZplFBlpr5w

Mucho se ha hablado de esta película: de la forma en la que nos presentó el relato el maestro Kubrick -siempre criticada por el autor del mismo, Stephen King-, de sus geniales actuaciones –Jack Nicholson está inmenso- y de su sufrido rodaje, por lo tanto sería un error no incluirla en esta lista. Posiblemente la película de terror que más me haya inquietado -inquietado, que no asqueado- de esta lista y la que contiene algunas de las escenas más recordadas de la historia del cine, mil veces homenajeadas en otros productos, cuyo ejemplo más reciente lo encontramos en Ready Player One de Steven Spielberg y que consigue ser una de las mejores partes del filme. Está comprobado que todo mejora si añadimos una pizca de El resplandor.

4. Al final de la escalera (1980)

Nadie ha podido igualar la maestría con la que manejó Peter Medak el tema de las casas encantadas en su película Al final de la escalera. Nadie lo presenta como el director de origen hungaro y, por ello, se merece el cuarto puesto en esta lista. Con unas actuaciones sobresalientes para lo que estamos acostumbrados en este tipo de producciones, unas escenas memorables que van más allá del efectismo –con situaciones que funcionan realmente bien– y un guión atrayente, todos estos elementos forman un cocktail perfecto para cualquier amante del cine de terror clásico. Solo por la actuación de George C. Scott en el papel de John merece la pena su visionado.

3. Psicosis (1960)

No podía faltar en esta lista uno de los mejores filmes -dentro de una larga lista llena de títulos excelentes- del maestro del suspense, Alfred Hitchcock. Y cuando hablamos de uno de los mejores directores de la historia, son palabras mayores. Psicosis es una magnífica muestra de la maestría de su director, de su capacidad de tejer una espesa red cinematográfica en la que nos envuelve gradualmente a medida que avanza la trama del filme, un filme que no dejará de sorprendernos desde el primer minuto. Una cinta rebosante de modernidad que ha demostrado que, por mucho que se intente, no puede ser llevada al terreno del remake.

2. La semilla del diablo (1968)

Otro clásico, producto de una época en la que el cine de terror estaba tan bien valorado que todos los grandes directores apostaban por él y la cinta de Roman Polansky es una gran muestra de esto. Es una película única, llena de buenas ideas y con unas actuaciones totalmente inspiradas, con una excelsa Mia Farrow transmitiendo sentimientos a base de miradas. Una dirección de Roman Polansky que atrapa, jugando con esa atmósfera tan caractéristica del filme y de la que no podrás escapar. La semilla del diablo es un gran ejemplo de lo bueno que es el cine de terror clásico.

1. El Exorcista (1973)

Supongo que nadie se habrá extrañado de ver este filme ocupando el primer puesto de esta lista y creo que todo el mundo estará de acuerdo en que El Exorcista es una de las mejores películas de terror de la historia -para mi, como podéis ver, la mejor-. Toda la leyenda que rodea a la película, el revuelo que causó en su momento -y que, en menor medida, sigue causando hoy día- y su capacidad por sorprender sin importar los años que pasen, hacen de esta cinta la guinda del pastel, aquello que necesitaba la lista para estar completa. Y sí, peco de clásico -esta película es habitual verla en lo más alto de este tipo de listas-, pero es que todavía no he encontrado una cinta que me impactara tanto como esta. Por eso y por mucho más, El Exorcista se hace con el primer puesto de esta lista.

Bueno tras la elaboración de este subjetivo top, teniendo en cuenta mis gustos personales y la importancia, me despido hasta la próxima. Nos seguimos leyendo, que seáis muy felices.

Antiguo Colaboradorhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Antiguo colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

4 COMENTARIOS

  1. Jaime saludos ,está muy bien el top debo apuntarme varias, aunque hay mucho slasher en la lista, La mosca está entre mis favoritas.

    Un abrazo !
    No vendría mal una lista de terror psicológico

    • Quizás haga un top centrándome en un subgénero específico más adelante. Gracias por tu comentario, compañero.
      Un saludo.

  2. Dale Jaime, vaya curro que te has montado. Yo personalmente aún tengo escalofríos cuando escucho la banda sonora de TIburón.

    Un saludo.

    PD: Bueno gusto en la portada

  3. Ha sido difícil porque uno siempre piensa que en el género del terror hay más morralla que joyas, pero cuando te pones hacer recuento: salen muchísimas que valen la pena lo suficiente como para ser colocada en un top de estas características.
    Gracias por tu comentario.
    Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad