Crítica de Mula: Eastwood lo ha vuelto a hacer

2

Es muy buena película. Clint Eastwood lo ha vuelto a hacer. Lo que daba la impresión de que iba a ser una película menor en su extensa filmografía es para este que os escribe una grata equivocación y es que estamos ante el mejor estreno seguramente de lo que va de año.

Earl Stone arquetipo de personaje eastwoodiano.

La verdad es que el personaje que Eastwood interpreta aquí no difiere en demasía de otros anteriores, recordando demasiado al de Walt Kowalski de Gran Torino por ejemplo o a Frankie Dunn de Million Dolar Baby. Los tres personajes son egocéntricos, huraños y solitarios pese a tener familia al menos en los primeros casos. También está presente en Mula las ideas que veíamos en Gran Torino, temas como la muerte y la familia están ahí. Y por supuesto la redención de los personajes. Tanto Stone como Kowalski y Dunn han hecho siempre lo que han querido sin importarles nunca el daño que pudieran causar a la persona que tuvieran a su lado. Finalmente deben redimirse.

La historia: No es una Breaking Bad.

Al final de la película salen unos letreros diciendo que el filme se basa en unos artículos periodísticos que hablaban de Leo Sharp. Un anciano que trabajó como mula para el Cartel de Sinaloa de Joaquín Guzmán, más conocido como El Chapo. En la película, Earl Stone (Leo Sharp) es un hombre que ronda los 90 años de edad. De carácter complicado y una ideología conservadora se ha dedicado la mayor parte del tiempo de sus últimos años a su labor de horticultor más que de atender a una familia que decide romper lazos cuando no va a la boda de su hija (es la última de tantas que ha hecho). El implacable paso del tiempo acaba con su trabajo en la horticultura, las nuevas tecnologías permiten el acceso al mismo producto de forma inmediata y con coste más barato. Los problemas le acucian, con embargo de la casa incluído. Así un día recibe una sencilla oferta de trabajo, conducir. Debe transportar una mercancia desde el punto a al b, sin preguntas. Este trabajo sencillo da rápidos beneficios por lo que repetirá en sucesivas ocasiones. Cuando descubre que lo que transporta es cocaína, Stone ni se inmuta, no entiende de dilemas morales. No obstante la película no va de narcos aunque los hay y con personajes y situaciones muy interesantes y hasta incluso intensas. En este sentido cabe destacar la participación de un gran Andy García como capo de la droga al más puro estilo Pablo Escobar. Pero lo que más me ha gustado es cuando se aleja de los narcos para llevarnos al terreno emocional y ahí Eastwood vuelve a funcionar como un reloj como ya sucediese en otros clásicos del director como la ya nombrada Gran Torino, Million Dolar Baby o Mystic River. Es en ese lado emocional donde la película gana enteros. Al fin y al cabo la familia es lo primero como bien se da cuenta Earl Stone.

De forma paralela se nos cuenta la labor policial de la DEA en búsqueda del célebre Tata (apodo como conocen los narcos a Stone). Me recuerda el montaje en este sentido al de Un mundo diferente, donde la película intercalaba por un lado las fechorías del personaje de Kevin Costner y en menor medida estaba la investigación y persecución policial comandada por el propio Eastwood. En Mula la trama policial es secundaria pero tiene su importancia. Bradley Cooper repite con Eastwood tras su gran interpretación en El Francotirador. Aunque es un rol secundario le da a tiempo a brillar, sobre todo en las dos escenas que comparte con el director.

Valoración Final.

En una época de cine en el que imperan los superhéroes y las sagas protagonizadas por egos masculinos hipertrofiados es digno de admirar que la Warner tenga hueco todavía para uno de los suyos. Si llegara Mula a ser la última película de Eastwood, sea como director o actor, hablaríamos de un gran final para su carrera, un gran legado para la posteridad. Earl Stone se suma a otros grandes personajes que el intérprete nos ha dejado a lo largo de más de seis décadas. No obstante esperemos y deseamos ver a Eastwood una vez más. Disfruténla, esto es cine, una historia que te pone los vellos de punta, que emociona, que llega.

Un saludo y sed felices.

 

 



el autor

Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

2 comentarios

  1. Pedro Perez S. el

    Es una película brutal. Como dices, el mejor estreno del año con diferencia. Clint Eastwood está inmenso. Su personaje te atrapa desde el minuto uno (mucho más entrañable que el Kowalski de Gran Torino) y emociona hasta el final. Es una gran película.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos trekkies una semana más a un nuevo capítulo de nuestra serie favorita. Bienvenidos a Star Trek Discovery. Hoy continuamos la temporada 2 con el capítulo 8 titulado:…