Análisis de Star Trek Discovery. Temporada 2. Capítulo 8

2

Bienvenidos trekkies una semana más a un nuevo capítulo de nuestra serie favorita. Bienvenidos a Star Trek Discovery. Hoy continuamos la temporada 2 con el capítulo 8 titulado: Si la memoria no falla.

Un buen capítulo donde al menos se resuelven enigmas

Si os acordáis, al final del análisis del capítulo 7 os dije que el planeta Talos IV era especial por varias razones. Os lo dejo aquí escrito:

Por cierto Talos IV ya salió por primera vez en la serie original (la de 1966), en la temporada 1ª. Y ojo al dato, es el único planeta en el cual la Federación tiene puesta la pena de muerte a quien se acerque al mismo. Y solo os digo que Pike (secuestrado por Spock) tuvo mucha importancia en acontecimientos que allí sucedieron.

Pues bien, el capítulo 8 empieza con un bello homenaje a ese capítulo de la temporada 1 de la serie original donde Pike va a parar a Talos IV con imágenes reales. Una maravilla. Realmente muy emotivo todo.

La mala de la peli

Pero antes de nada quiero ir rápido a la subtrama de Hugh, que lo llevamos comentando desde algún capítulo atrás. Y con esto se confirma lo que os llevo relatando: Los sentimientos de Hugh hacia Stamets han cambiado, porque como le dice el buen doctor, ya no es la misma persona. Con esto nos está sugiriendo que ya no sabe quien es. Un marrón de los gordos para todos porque el pobre Hugh murió y ahora aparece resucitado. Creo que esta trama es innecesaria, y tendremos que ver donde nos lleva ya que no tengo ni la menor idea, ni antecedentes de como puede acabar o por donde pueden ir los tiros.

Ah, se me olvidaba. Hay una pelea o conato de pelea entre Hugh y su asesino Ash en la cafetería. Y ya está. Esto es consecuencia de que la victima puede desquitarse de su verdugo. De alguna manera es un acto normal y obvio. Para mi este episodio es el mejor de la temporada porque, como rezo en el subtítulo, se resuelven enigmas y no dejan flotando o sin resolver. Un gran capítulo, si señor.

Por cierto en varias partes del episodio se menciona que hay alguien que está mandando información a la Sección 31 y se sospecha de Ash, del cual los guionistas están haciendo que gane enteros, pero a mí no me la pega. Pero el pobre no tiene nada que ver, o eso parece. La mala de la película es la tipa esa de azul, que es medio orgánica medio biónica que se llama Airiam. Pero mucho cuidado con este miembro de la Discovery porque tiene pinta de tener mucha fuerza gracias a su parte biónica además de mala leche. Y lo que más miedo me da es que debe de ser un alto rango dentro de la nave ya que asume el puesto del Capitán aprovechando la ausencia de Pike, MichaelSaru. Por tanto Airiam puede ser la cuarta al mando. La verdad es que el pobre Ash se lleva todas las ostias y toda la culpa.

Vina y los cabezones de Talos IV

Vina es esa mujer rubia tan atractiva que en el pasado estuvo ligada a Pike en Talos IV. Y es Vina quien convence al buen capitán de ir a Talos IV cuando le informa que están allí tanto Spock como su hermana Michael. Y claro, pueden más dos tetas que dos carretas y Pike parte hacia ese planeta que está fuera de toda jurisprudencia de la Federación. Y creo que todo lo que sucede allí tendría que suceder de alguna manera, pero lo mejor es que lo hace de forma que todo más o menos concuerde.

Spock quería ir a esa ubicación porque gracias a los seres que habitan Talos IV, y su percepción del tiempo, quizás le podrían arreglar este mejunje que tenía en la cabeza. Pero todo es a cambio de algo y ese algo son los recuerdos amargos de Michael con su hermano. Y aquí se muestra al espectador que años atrás Michael, para proteger a su hermano (y su familia) de los vulcanos extremistas, se va de su casa de acogida. Y Michael lo hace sin lugar a dudas por el bien de ellos, no por otra cosa. Pero claro, el sentimiento de culpa sigue corroyendo a nuestra protagonista, pero lo que no sabe es que Spock la ha perdonado ya que su lógica le hizo llegar a su misma conclusión. Y todos tan felices.

Spock explicando que no se escapó matando a nadie

Respecto al ángel rojo, se sabe que es humano y que ha mostrado a Spock el futuro y en ese futuro es cuanto menos desolador ya que toda la vida de la galaxia acaba pereciendo. Ahora tienen que impedirlo lo antes posible y para ello tienen que huir de la Sección 31. Y ojo porque aquí viene un dato importante. Se demuestra, gracias a los recuerdos de Spock, que él NO mató ni a una hormiga. Cuando se entera en el manicomio que los de la Sección 31 vienen a buscarle, se escapa dejando inconscientes a guardas y doctora. Por tanto quienes le acusaron de asesinato fueron los supuestos asesinos que son nada más y nada menos que la Sección 31. Cuidado con esto que se las trae.

Evidentemente parece que Phillipa está ganando enteros sobre Leland dentro de la Sección 31, ya que el actual capitán vuelve a quedar en ridículo capítulo tras capítulo.

Por fin un buen episodio sin tonterías o chorradas. A mi me ha gustado mucho. ¿Y a vosotros?

Larga vida y prosperidad.



el autor

Licenciado en Publicidad y RR.PP. Creador y administrador del blog entre otras actividades lúdicas como community manager, lector de libros y cómics además de futbolero, cinéfilo y coleccionista de páginas originales. Me gusta hacer un poco de todo.

2 comentarios

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez. El siglo XXI ha traído una oleada de cómics basados o inspirados…