En clave de western: Crítica de Sordo, un quiero y no puedo de western a la española

6

Saludos desde tierras polvorientas y abrasadas por el sol. En otra entrega más de esta sección, vengo a compartiros mi crítica de Sordo, una película española dirigida por Alfonso Cortés-Cavanillas, y que adapta el cómic homónimo de David Muñoz y Rayco Pulido.

Crítica de Sordo.

Antes de abordar la crítica de Sordo, que podéis ver en Netflix, he de decir en primer lugar que no he leído todavía dicho cómic, por lo que mi opinión se limita estrictamente a las sensaciones que me ha dejado la película, que no han sido precisamente buenas. Hace poco mi compañero de web Carlos María Porras nos traía un gran crítica de un magistral western español como es “Intemperie”, y, como he visto tanto Intemperie como Sordo en un corto espacio de tiempo, no he podido tener sensaciones más dispares entre un producto y otro.

¿De qué va Sordo?

Año 1944. Han pasado años tras la Guerra Civil Española, pero muchos maquis siguen escondidos combatiendo al franquismo. Uno de ellos es Anselmo, que se queda sordo tras una acción de sabotaje dentro de la llamada “Operación reconquista”. Escondido por los montes, y acorralado por el ejército dirigido por el Capitán Bosch que es ayudado por la mercenaria Darya Sergéevich, el silencio de su sordera será su acompañante y su espejo, pero sobre todo su enemigo.

Pues bien, de entrada, y en favor de la crítica de Sordo, la trama me pareció muy atractiva la verdad. Incluso os diría que la primera media hora me parece bastante aceptable, pues hay buena localización de paisajes (si bien no se nos dice en qué lugares transcurre todo), buen diseño de vestuario, y una envolvente banda sonora de fondo. Se tiene la sensación de estar efectivamente en la España de la posguerra, y eso es un tanto a favor de Sordo, sumado a una buena interpretación de Asier Etxeandia como Anselmo, pero las cosas buenas quedan resumidas en esto.

El modo en que avanza la historia dando tumbos, las inexplicables decisiones que toman los personajes, y algunos fallos en el metraje, hacen que al final las virtudes del producto queden eclipsadas por sus defectos, que son bastantes y abordaré más adelante. Por otra parte, tenemos aquí un intento fallido de mezclar muchos géneros narrativos, si bien desde mi punto de vista es el western el que más se ha intentado potenciar.

Y no quiero dejar de lado el hecho de que, contando con un reparto aceptable conformado por Aitor Luna, Hugo Silva, Marián Álvarez o Imanol Arias, apenas se le saca partido a nadie, dando a veces la sensación de ser meros figurantes con frases de relleno. El personaje de Darya es el más risible, porque tiene una presentación muy buena, pero luego parece una mala copia sacada de “Enemigo a las puertas” y su desarrollo es de chiste.

¿Qué defectos tiene Sordo?

AVISO DE SPOILERS. Uno de sus mayores lastres es el desarrollo de sus personajes, que toman decisiones inverosímiles teniendo en cuenta su situación. Tenemos por un lado a Anselmo, que si bien intenta escapar de sus perseguidores y apañárselas como puede a pesar de su sordera, no duda en volver al pueblo donde no solamente está prisionero uno de sus camaradas, sino que están apostados los soldados que le persiguen. Ahí, con un par.

Pero ahí no acaba la cosa, sino que al principio le perdona la vida al personaje de Imanol Arias, y luego, cuando este personaje le intenta devolver el favor más adelante, Anselmo se lo carga sin miramientos. Sí, tiene lugar en un momento donde está asustado y cree que está rodeado, pero se cepilla al único que quería ayudarle. Y algunas otras decisiones como esa hacen que, al final, no puedas tomarte demasiado en serio la historia. FIN DE SPOILERS.

Y me he centrado en el protagonista porque a fin de cuentas es el más importante en la historia, pero que el resto de personajes también tiene su ración de decisiones ilógicas.

Otra cosa que no quedó bien trabajada, han sido algunas escenas de acción, como la explosión inicial que provoca la sordera de Anselmo, pues no se sabe si alguien metió la pata preparando la bomba, o qué demonios pasó. En una escena de persecución a caballo, también me resultó paradójico que, siendo un grupo el que persigue a Anselmo, el cabecilla del grupo dispara su arma y parece cargarse (la escena está tan mal rodada que esa impresión deja) a uno de los suyos, sin inmutarse.

Conclusiones

Lamentablemente, lo que podía haber sido un aceptable western a la española, queda en un quiero y no puedo, en un batiburrillo de géneros y malas decisiones narrativas que hacen perder muchos puntos a una película que, aunque tiene sus virtudes, es mala en líneas generales. No es un desastre monumental no, si esta crítica de Sordo fuera un examen con puntuación estaría por debajo del aprobado, pero no muy lejos. Podría pensarse que el director era novel y a lo mejor cometió errores propios del estreno, pero ya tenía un poco de recorrido como director de tiempo atrás.

En definitiva, lamento que mi crítica de Sordo no pueda ser más entusiasta, porque el cine español tiene productos de mucha calidad en este terreno (como citaba con el ejemplo de Intemperie), y como fan del western me habría gustado disfrutar de otro acierto patrio. No obstante, espero que mi crítica de Sordo os haya servido, y estaré encantado de responder cualquier comentario que queráis dejarme. No olvidéis que esta sección de “En clave de western” sigue muy activa, y podéis leer otros artículos aquí. Hasta la próxima.



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

6 comentarios

  1. Carlos Porras el

    Estando de acuerdo mayormente con tu crítica solo disiento en que pese a esos lastres que bien observas yo me entretuve con ella.

    • José Carlos García el

      Buenas, me alegro de que coincidamos en su mayoría jeje. En mi caso el primer tramo se me hizo entretenido y luego fue decayendo. Pero había que verla y darle la oportunidad. ¡Un saludo vaquero!

  2. Buenas, a mi también me gustó mucho intemperie y Blackthorn, que aunque no transcurre en España, es una producción española. Yo tenía ciertas expectativas en la película que nos ocupa y la verdad aunque no me pareció del todo mala si que me decepcionó bastante por cosas como las que comentas, no diría de no verla pero tampoco la recomendaría, cosa que si haría con las que mencione anteriormente o incluso con Bruc, el desafío. Que aunque no es tan buena si que es una película de aventuras entretenida y más disfrutable que Sordo.

    • José Carlos García el

      Hola Sergio. Sí, Intemperie es un peliculón. Tengo pendiente ver Blackthorn y hacer crítica de ella, en poco tiempo podrás leerla aquí. Aquí en Sordo me falta leer el cómic, que seguramente lo haga para ver en qué falló la cosa con la adaptación, por si ya venía mal enfilado el asunto desde el material originario o fue luego. Me pasa igual, no la recomiendo, pero si alguien me pregunta sobre ella le diría más o menos como aquí, que tiene luces y sombras. Curiosearé sobre la de Bruc que mencionas. ¡Hasta la próxima vaquero!

  3. Hola J. C, me ha encantado tu crítica no sólo porque estoy de acuerdo con ella sino porque me ha permitido releer la historia y me he divertido.

    Salud, alegría y anarquía

    • José Carlos García el

      Hola Jara, gracias por escribir y por la valoración de la crítica, a ver qué tal el cómic cuando lo lea. ¡Un saludo y vuelve por la web cuando quieras!

Deja tu comentario