Crítica de Superlópez. Un divertido superhéroe con mucho sabor español

0

Superlópez llega a las pantallas de los cines con un único propósito: divertir al espectador. La adaptación de las aventuras del superhéroe español creado por Jan (Juan López Fernández) sólo busca que los espectadores se rían y se lo pasen bien. Y lo consigue.

Javier Ruiz Caldera, director de la cinta, tiene experiencia en la labor de adaptar tebeos al cine ya que es el responsable de Anacleto, agente secreto. Este trabajo anterior oscilaba de manera irregular entre la comedia y el cine de acción y espionaje y eso hacía que la película, sin ser mala, se resintiera.  En Superlópez se ha decidido de manera clara por hacer una cinta divertida. Tiene sus momentos de acción (después de todo es un superhéroe) pero siempre sin perder de vista que es una comedia.

En este sentido ayuda mucho que los guionista sean sean Borja Cobeaga y Diego San José, responsables de las taquilleras Ocho apellidos vascos y Ocho apellidos catalanes. Esas dos películas han sido todo un éxito haciendo que la gente se ría y aquí buscan repetir el objetivo.

Superlópez y su traje… ¿O es su pijama?

No se adapta ningún comic concreto y, aunque en todo momento se ve que se respeta el trabajo de Jan, tampoco se acaba de conectar del todo con el espíritu del personaje ya que se busca llegar a un publico lo más amplio posible. No gustará a los aficionados más puristas de Superlópez aunque a cambio, sí que se nos ofrece una cinta muy amena y divertida que gustará a toda la familia, incluidos los más pequeños.

La película nos cuenta las aventuras de Juan López, un triste oficinista que en realidad es un alienígena con superpoderes criado desde bebé en nuestro planeta por un una pareja de granjeros catalanes. ¿Os suena? No es más que una parodia de Superman, trasladando en clave de humor las características de este superhéroe a nuestro entorno. Tanto es así que desde bebé tiene su peculiar bigote y cómo es español, se esfuerza por no destacar, ser alguien normal, una medianía sin aspiraciones para que no se descubra que puede hacer cosas extraordinarias.

Maribel Verdú se lo pasa en grande siendo mala malísima

Pero vuelve a reencontrarse con un antiguo amor universitario que despierta en él sus ganas de ser algo más y toda su búsqueda de tranquilidad se va al traste cuando evita un accidente en el metro de Barcelona. Otra alienígena que le estaba buscando le descubre y querrá capturarlo para llevárselo a su planeta natal para usarlo como arma.

El encargado de dar vida a Superlópez es Dani Rovira mientras que Alexandra Jiménez le da réplica como su interés amoroso. El trabajo de los dos actores es muy bueno. Ambos tienen muchas tablas en la comedia y eso se nota, además su relación derrocha en cada escena. Una relación que va mucho más allá de la damisela en apuros ya que Luisa (el personaje de Alexandra Jiménez) es una mujer de armas tomar.

Alexandra Jiménez destaca en todas sus actuaciones

La elección de Rovira despertó bastante críticas en su momento. Su físico y personalidad parecían no pegar mucho con lo que debería ser un mediocre como Juan López y su alter-ego. Y mucho más cuando se vieron sus primeras imágenes enfundado en el traje de Superlópez. Pero la gente se olvida de que esto es una comedia y en la propia película se hacen múltiples bromas sobre el “pijama” que lleva puesto (genial el detalle de lo que cuesta quitarse la ropa que lleva encima, justo como en el comic). En definitiva, el trabajo del actor encarnando a su personaje es bastante bueno, haciendo creíble (todo lo que puede ser un personaje de comic) a Juan López con sus muchos defectos y algunas virtudes.

Acompañando a Rovira y Jiménez tenemos al siempre divertido Julián López como amigo del protagonista y Maribel Verdú como la malvada de la función, haciendo un trabajo un poco pasado de vueltas pero en el que se nota que se lo ha pasado en grande haciendo de mala. Pedro Casablanc y Gracia Olayo también están excelentes como los padres adoptivos de Juan.

Los protagonistas de le película

En cuanto al apartado técnico señalar que no estamos ante una gran superproducción de Marvel. Los efectos especiales son bastante justitos y a la cinta se le ven un poco las costuras a veces. Por el contrario el diseño de producción es bastante bueno, tomando de ejemplo lo que hemos comentado  del traje del protagonista y el robot al que este se tiene que enfrentar. No es espectacular pero se ajusta como un guante al tono de la película, siendo divertido y atractivo.

Un robot que parece salido de las viñetas del comic

Superlópez es una película que adapta sin complejos  los códigos de la comedia contemporánea a la idiosincrasia española sin olvidarse de las escenas de acción, que sin ser espectaculares están bien resueltas y son, sobre todo, muy divertidas.

Y como guinda, una aparición muy especial al final que hará las delicias de los aficionados a los comic. ¿Nos esperan más películas de Superlópez? Ojala…



el autor

Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos una vez más, fieles adeptos de Oda, a un nuevo análisis de One Piece. En esta ocasión, del capítulo 925 del manga. Más o menos un…