Diez muertes memorables del cine

2

Hoy vamos con un artículo complicado para el director y el actor que afrontan la escena de su final. Hablamos de muertes memorables que queden en la memoria del espectador. En mi retina han quedado para la posteridad varias, no obstante mis queridos compañeros me han ayudado a enriquecer la lista. Obviamente no están todas pero creo que puede quedar una lista bastante chula. Sin más preámbulos comenzamos.

Atrapado por su pasado (Carlito´s way, 1993).

Es una de mis películas favoritas. Carlito Brigante es uno de los mejores personajes, para un servidor, de la historia del cine. Por una vez me parece un gran título el que se puso en España para la película, aunque no respete el original. Carlito quiere hacer borrón y cuenta nueva cuando sale de la carcel, pero el pasado vuelve a llamar a su puerta. Brian de Palma que acabaría muy malamente su carrera ha dejado varias grandes películas como esta que nos ocupa, Los intocables de Elliot Ness y El precio del poder. Sobre la escena decir que es preciosa, esa carrera por el metro viendo a Gail, y la aparición de Benny Blanco. El cabrón de Benny. Y esa voz en off de nuestro protagonista mientras marcha. Sublime.

Camino a la perdición (Road to Perdition, 2002).

Una de las últimas grandes películas que nos ha dado el género y eso que le pondría algunos peros. Michael Sullivan (Tom Hanks) es un asesino en la era de la Gran Depresión. Cuando su esposa y uno de sus hijos son asesinados por Connor Rooney, hijo de John Rooney (Paul Newman), Michael clama venganza. La escena de la muerte del personaje de Paul Newman está perfectamente planificada, lluvia, música sin sonido de los disparos. Una muerte bellamente filmada. Lástima que fuese Paul Newman.

El Padrino, parte III (The Godfather, part III, 1990).

Me pone los vellos como escarpias. La muerte de una flojísima Sofia Coppola es una de las mejores muertes cinematográficas. Ese grito ahogado… y la música de fondo, esa Cavalleria Rusticana. Desgarra el alma toda la escena. Al Pacino cerraba el arco de los Corleone con una de sus mejores interpretaciones.

Náufrago (Cast Away, 2000).

Wilsooooon. No se le ve morir, pero una parte del personaje de Tom Hanks muere al perderlo de vista en el mar. Volvemos a ver una escena magistralmente filmada. Interpretación, banda sonora, ambientación. El final de Wilson hace que se te escape una lagrimita. Fantástico Alan Silvestri.

El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring, 2001).

Vale que no es uno de los personajes más queridos de la saga. Llega a traicionar a la comunidad, ahí es nada. Pero al final tiene un momento de redención cuando lucha junto a los hobbits contra un ejército de orcos. Howard Shore suena de fondo en los últimos momentos de vida de Boromir. Una escena épica y un digno final para un personaje que buscaba la salvación para los de su especie, los hombres. Y una de las mejores bandas sonoras de la historia reciente del cine.

Amor a quemarropa (True Romance, 1993).

Si no habéis visto esta pedazo de película no os recomiendo que le deis al play a la siguiente escena. Guion de Tarantino y dirección de Tony Scott. Ni Tarantino hubiese rodado mejor esta escena. Que barbaridad lo de estos dos actores. Con Flower Duet, de la ópera Lakme de Léo Delibes, sonando todo el tiempo asistimos a una excelsa clase de Historia por parte de Dennis Hopper. El personaje de Dennis sacaba de sus casillas al mafioso sicilano interpretado por Christopher Walken. – “No había matado a nadie desde 1984”.

Los intocables de Eliot Ness (The Untouchables, 1987).

Tenemos a un Sean Connery en estado de gracia, como a su director, Brian De Palma. Para colmo suena Ennio Morricone y la Ópera Vesti La Giubba de I Pagliacci de Rugiero Leoncavallo. Una de las muertes cinematográficas más tristes del género. Un policía íntegro, un hombre honorable en tiempos nada honorables.

Blade Runner (Blade Runner, 1982).

“Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir”. Vaya final para el replicante Roy Batty (interpretado por Rutger Hauer).

Psicosis (Psycho, 1960).

Varios factores hacían que esta escena tuviese que estar aquí si o si. Primero porque es una escena icónica del cine. Luego está la planificación de la misma. Fueron necesarias 78 tomas y 52 cortes para elaborar una escena que no llegaba a los tres minutos. Pero es todo puro arte cinematográfico, desde los distintos ángulos de cámara, pasando por la excelsa música compuesta por Bernard Herrmann o la muy trabajada coreografía en la que Marion intenta defenderse de su asesino hasta caer agarrada a las cortinas del baño. Luego está la sangre y ese agua cayendo al desagüe. Hay un documental titulado 78/52, sobre la escena más extraordinaria y misteriosa de la historia del cine: la escena icónica de la ducha en “Psicosis” de Alfred Hitchcock. La historia del hombre tras la cortina y su mayor obsesión. 

Braveheart (Braveheart, 1995).

Y acabamos con un clásico. Una oda a la libertad aunque sea perdiendo el pescuezo. Una de las mejores experiencias que he tenido en el cine. Salí extasiado, si bien reconozco que no me ha envejecido bien en sucesivos revisionados. Lo que es indiscutible que la escena del ajusticiamiento al protagonista es sublime. Destila mucha emoción, culpa de James Horner también que compone una de las mejores bandas sonoras de los últimos 30 años. Y que decir cuando cae el hacha sobre nuestro personaje al grito de libertad. Y esa muerte paralela a la del libertador William Wallace que no podemos ver en el video adjunto, pero a la vez que Wallace es decapitado su enemigo el rey  Eduardo I muere, quedando como sucesor del trono su hijo el débil Eduardo II.

Como curiosidad recomendaros la película de Netflix El rey proscrito, una especie de secuela no oficial que a mi me agradó mucho en su momento.

Si, he dejado grandes muertes memorables. Algunas de películas dirigidas por Clint Eastwood, Tim Burton, alguna más de la saga de El Padrino y como no, célebres muertes de Disney. Pero solo podía poner diez y he tratado de ser objetivo respecto a lo que a mí me impresionó. ¿Y vosotros? ¿Cuál incluiríais? Dejádmelo en comentarios.

Un saludo y sed felices.

el autor

Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

2 comentarios

  1. Buena selección, pero aquí falta la muerte de Elías en Platoon. Absolutamente épica con la banda sonora detrás, como las ametralladoras que lo acribillan.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad