El cómic de la semana: Eleanor and the Egret. Un cuento surrealista de John Layman y Sam Kieth

0

Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic. Bienvenidos a El cómic de la semana. Hoy destacamos Eleanor and the Egret.

Planeta Cómic publica en España Eleanor and the Egret, una obra que John Layman y Sam Kieth han creado para la editorial norteamericana Aftershock. Esta independiente saca obras muy distintas con la característica común de que tratan temas bastante alejados del género de los superhéroes, muy saturado con los productos típicos de Marvel y DC.

Aftershock ha tomado el camino que lleva siguiendo Image Cómics con éxito desde hace bastantes años, una senda contraria a la de Valiant, otra editorial independiente que si ha apostado por los superhéroes, aunque su cuota de mercado es bastante menor. Seguramente por esa saturación que comentaba.

John Layman y Sam Kieth son dos autores de sobra conocidos por el público. Layman es el guionista y creador de Chew, ganadora del premio Harvey y de múltiples premios Eisner. Kieth es el cocreador junto a Niel Gaiman de la mítica Sandman, una de las obras culmen del cómic de las últimas décadas. También creó para Image la serie The Maxx, que llegó incluso a tener una adaptación animada para la MTV.

Portada de la edición española de Eleanor and the Egret

 

Estos artistas son amigos desde hace tiempo y siempre habían tenido la idea de trabajar juntos (algunos proyectos conjuntos como Batman/Swamp Thing no llegaron a ver la luz). Por eso han creado Eleanor and the Egret, una nueva historia propia que Aftershock publicó en EE UU en una miniserie de cinco números y que en España nos trae Planeta en un solo tomo.

Del talento de estas dos mentes tan creativas no podía salir un cómic normal. Nos ofrecen un cuento, una historia llena de magia e imaginación que nos narra las aventuras de una peculiar ladrona de arte y su fiel garza en el París de la década de 1900. No sabemos de dónde sale el pájaro parlante ni cómo es que puede hablar. No hace falta. Sólo hay que dejarse llevar por la imaginación y tomarse esta historia como una fábula moderna con su proverbial moraleja. Los autores tienen claro que no es cómic tradicional, la protagonista femenina, el surrealismo, las metáforas psicológicas y la magia van de la mano en una obra que bebe mucho del cómic europeo. Si el lector tiene esto claro y entra en el juego, Eleanor and the Egret es un cómic muy divertido y disfrutable.

El París de 1900 según Sam Kieth

John Layman no se complica la vida con el guion. Va al grano y presenta unos personajes a los que se les coge cariño inmediatamente. Eleanor es una ladrona buena, que siempre roba obras de arte de la misma pintora. Y lo hace por una buena razón. La persigue el inspector Belanger, el mejor agente dentro del departamento de arte robado de la policía de París. Pero Belanger pronto empieza a sospechar que detrás de esos robos hay algo más. Tanto por la manera en que se han producido (con la ayuda de una garza que crece hasta hacerse gigante cuando se alimenta de los cuadros que roban), como por la propia ladrona, una mujer que despierta su interés desde el principio.

Eleanor encuentra a su garza

Todo cuento tiene que tener un villano. Si ya hemos dicho que la ladrona es buena… ¿Quién tomará el papel de malvado? La respuesta la encontraremos en la vida de Eleanor, con un personaje que conecta su pasado con este presente lleno de robos y una garza parlante y devoradora.

El arte de Sam Kieth no hace más que aumentar esta sensación de estar leyendo un cuento. Sus dibujos son cualquier cosa menos realistas. Casi parece estar contemplando una sucesión de cuadros surrealistas en los que el artista da rienda suelta a su creatividad. Los personajes tienen un aire cartoon, acentuado sobre todo en los secundarios, que subraya el aire desenfadado de la historia. Mientras que cosas como las proporciones, los fondos y el realismo en general quedan en un segundo plano para emocionarnos a nivel más primario con sus hermosas y singulares imágenes. Está claro que es un estilo de dibujo que no gustará a todo el mundo, pero es el estilo de Sam Kieth desde el principio de su carrera, así que tampoco engaña a nadie.

Doble página de Eleanor and the Egret

En resumen, Eleanor and the Egret es una fábula moderna que tiene en su singular rareza su principal atractivo. Una obra divertida y amena con la que John Layman y Sam Kieth nos quieren llevar a un mundo mágico y extraño en el que todo puede pasar.



el autor

Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Ha llovido desde que Marvel estrenase en el año 2008 Iron Man con Robert Downey Jr en el papel protagonista, dando paso a la maxi…