IniciocomicsEl Universo Expandido de Star Wars antes de Disney: ¿éxito o fracaso?

El Universo Expandido de Star Wars antes de Disney: ¿éxito o fracaso?

¿Qué era el Universo Expandido?

Para una persona ajena al universo de La guerra de las galaxias, más allá de las películas, este puede resultar un término confuso. Sin embargo, es algo muy fácil de explicar: se trata de todos aquellos productos audiovisuales, literarios o jugables que expanden la historia que aparecía en la trilogía original y en las precuelas, muchas veces con un evidente interés comercial por seguir ordeñando la leche de bantha y vender productos de mala calidad a fans poco exigentes. A pesar de ello, es cierto que existen honrosas excepciones en los que se continúa de manera lógica la historia de este universo, y esto creó una legión de seguidores que, además de las películas, consumían esta clase de productos que se llevan publicando desde 1978.

Sin embargo, cuando Disney adquirió la franquicia, tomó una decisión acertada para algunos pero que resultó inaceptable para la gente que había dedicado tanto a este universo ficticio: el de obviar todo lo que se había hecho antes y reiniciar la continuidad desde las películas, para que las historias no contradijeran lo que cuentan en su nueva trilogía… y, claro, para sacar sus propios productos derivados, como cómics de Marvel o la serie animada Star Wars: Rebels.

¿Fue esto una buena idea? Desde el punto de vista empresarial, sin duda, para atraer a un público más generalista. ¿Desde el punto de vista creativo? Comprobemos lo que aportaron estos productos a la saga y si la nueva continuidad ha conseguido igualarlo.

Novelas

Por lo barato que resulta, el Universo Expandido surgió por primera vez en su forma literaria, no solo en novelizaciones de películas sino en obras originales. Como veremos, la calidad varía enormemente de una a otra, pero ya comprobaremos que eso sucede en todo este mundillo.

La más famosa trilogía literaria de Star Wars es, sin duda, la Trilogía de Thrawn, escrita por Timothy Zahn, en la que se cuenta lo que sucedió después de la caída del Imperio Galáctico. Y, al contrario que en el Episodio VII, no resurge con otro nombre, mucho más poderoso, sin ninguna explicación. Aquí se sigue una progresión lógica, en la que sigue permaneciendo pero en decadencia, y los oficiales imperiales son cazados cual criminales de guerra. En este convulso contexto, surge uno de los mejores villanos del Universo Expandido: el Gran Almirante Thrawn, sin grandes poderes ni conexión con la Fuerza, pero con una gran capacidad estratégica y determinación. A lo largo de estas tres novelas, la aventura se combina con una realista intriga política, sin caer en las soporíferas negociaciones de las secuelas. Sin duda, una buena base para aventuras posteriores.

Y, a pesar de ello, no muchas novelas alcanzaron esas cotas de calidad, sino que dieron nacimiento a personajes redundantes como Xizor o directamente demenciales como la raza yuuzhan vong, que Zahn detestaba. Como curiosidad, en las novelas apareció un nuevo personaje, Jacen Solo, hijo de Han y Leia, que desarrollaría habilidades relacionadas con la Fuerza pero acabaría pasándose al Lado Oscuro. ¿Os suena? Porque, desde luego, no se parece nada a Kylo Ren

Cómics

De nuevo, el precio relativamente asequible a la hora de producir tebeos y el alcance que tuvieron hasta bien entrados los años noventa hicieron que la historieta fuera uno de los vehículos principales a la hora de adaptar el universo de Star Wars. Marvel, irónicamente, fue la primera editorial en publicar cómics de esta franquicia, tan rápidamente que llegaron a ocasionar problemas de continuidad a la hora de introducir prematuramente a personajes como Jabba el Hutt, o caracterizando a otros como Darth Vader de una forma algo inconsistente.

Una vez terminada la trilogía, los derechos pasarían a la editorial Dark Horse, que presentaría un catálogo irregular pero de mucha mayor calidad, a pesar de algunas obras algo redundantes como Imperio Oscuro, en la que el Emperador Palpatine resucitaba para corromper a Luke Skywalker. Sin embargo, pronto surgirían otras colecciones como Imperio Carmesí, que mostraba el punto de vista de uno de esos guardaespaldas del Emperador que apenas hacen nada en las películas. Esta es una muestra de las posibilidades que ofrece una expansión del universo fílmico pero que, a pesar de su originalidad y buena ejecución, no alcanzaría la fama de una serie regular relacionada con la saga.

Estamos hablando de Star Wars: Legado, que cuenta la historia de otro Skywalker, Cade, que abandona su entrenamiento jedi en cuanto una nueva orden sith destruye a los suyos, y se establece como cazarrecompensas. Con visitas ocasionales de su antepasado Luke, tendrá que acabar con estos señores oscuros cuando traten de invadir la Galaxia y provoquen unas masacres que no se habían visto en décadas. Se trata de una serie razonablemente entretenida, pero que falla a la hora de explicar los orígenes de algunos personajes y que no es muy consistente con lo que ha sucedido antes. Un problema de cualquier universo compartido, que La guerra de las galaxias estaba empezando a experimentar.

Videojuegos

Finalmente, nos encontramos con un producto mucho más costoso de realizar pero con un mayor alcance y que también acabaría proporcionando fama y relevancia al universo Star Wars después de cada trilogía. De hecho, estos juegos son una de las razones por las que se seguía hablando de esta saga durante los 16 años entre El retorno del jedi y La amenaza fantasma, y también entre las precuelas y la nueva trilogía.

Sería inútil nombrar todos los juegos exitosos de esta saga, así que limitémonos a los que mejor expandieron la historia de este universo: The Old Republic, que nos cuenta hechos muy anteriores, TIE Fighter que nos pone en perspectiva imperial o Dark Forces, que nos cuenta hechos clave para la trilogía original que luego serían recontados en Rogue One. Aparte de estos, existen adaptaciones de gran calado como aquellas con piezas LEGO o los juegos para la SNES, pero ninguna aporta demasiado a la historia.

Conclusión

El Universo Expandido, sin duda, ha engendrado productos muy respetables, en ocasiones de mayor calidad que algunas películas de la saga. Esto no significa, claro, que no exista morralla. La hay, y mucha, llegando a superar a las buenas historias. Y eso que ni he mencionado la serie de los ewoks.

¿Significa esto que el de Disney vaya a mantenerse mejor? No, ni muchísimo menos. De hecho, está cayendo en los mismos vicios: historias irrelevantes para el universo, repeticiones insulsas de lo que vimos en la trilogía original… de momento, está manteniendo una calidad mucho mayor, pero más por los fracasos del universo anterior que por sus propios logros. Estoy completamente seguro de que, conforme pasen los años, su decadencia se irá asemejando a la de un Universo Expandido que, pese a sus aciertos, acabó por ser endogámico e incomprensible.

Es lo que tiene sacar leche del bantha muerto.

Máximo Simancashttps://laautopistadepalabras.wordpress.com/
Periodista. Redactor en esta página y, antes, en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales.

9 COMENTARIOS

  1. A mi ma saga yuuzhan vong me gustó mucho. Me pareció trepidante, con novelas algo peores y otras geniales.

    En el Universo Expandido no solo existe Jacen, hijo de Solo; tiene una melliza llamada Jaina, que es un poco lo que parece Rey en las nuevas pelis. Aún hay más, el hijo de Skywalker en las novelas se llama Ben, como el nombre real de Kylo, y en ellas muere salvando a un planeta. Una de las mejores historias.

    Quizá sea que me las leí hace algunos años, pero las recuerdo con estima. Star Wars ha sido siempre un filón, quizá el filón cinematográfico más grande de la historia, con perdón de Marvel. Como tal, han estado sacándole jugo toda la vida xD Qué asco de sociedad jaja un abrazo.

  2. Hay que señalar una diferencia importante entre el antiguo universo expandido y el actual: el anterior a Disney no fue nunca canon, ni siquiera George Lucas lo consideró como tal, mientras que el nuevo si lo es. Como dice Manute, hubo de todo. Novelas las hubo muy buenas (los relatos de La tribu perdida de los Sith, por ejemplo; Cosecha Roja también tuvo su gracia) y luego las hubo horrorosas (las de Darth Bane fueron bastante mediocres) . No había control sobre los contenidos ni una cierta linea a seguir sino que cada cual hacía lo que le daba la gana. Ahora se ve una dirección general sobre el producto, que gustará más o menos pero que existe.
    En cuanto a los cómics discrepo totalmente con la apreciación sobre los primeros cómics publicados por Marvel: fueron muy buenos, con lo mejor de la casa en cuanto a dibujantes y guionistas. Ahí estaban Chaykin, Simonson, Claremont, etc y sobretodo Carmine Infantino. Luego Dark Horse tuvo también cosas muy muy buenas (como el Legado que mencionas y Caballeros de la Antigua República) y auténticos petardos intrascendentes (ese comic sobre Darth Maul, que ni chicha ni limonada).
    De todas formas, tanto en el antiguo como en el nuevo universo expandido, se trata de complementos a las películas, para pasar el rato y divertirse, no para hacer historia ni para ofrecer un producto que sustituya a las películas. No hablamos de arte y ensayo. Buscar trascendencia en esos productos es perder el tiempo pero limitarse a calificarlos como sacacuartos también lo es porque, de ser así, todo podría calificarse como sacacuartos, desde la infumable Blade Runner 2049 hasta las nuevas películas de Alien, adaptaciones innecesarias de videojuegos o nuevas versiones de superhéroes. Un saludo.

    • Sí‚ ninguno de esos productos‚ ni los que he alabado‚ pretende ser trascendente. Lo que pretendía decir es que‚ aunque algunos son productos de entretenimiento muy dignos‚ muchos otros se limitan a añadir el nombre “Star Wars” a una historia mediocre que nadie compraría sin él.
      Pero‚ vamos‚ creo que esto es un problema endogámico de todas estas sagas y no solo de Star Wars.

  3. Esto mas que un comentario, una petición.
    Soy antiguo lector del universo expandido, que ahora con la Disney, tiene la sensación de el tiempo que pasó leyendo los muchos libros editados, ha ido al mismo sitio que el antiguo canon, a la basura.
    Estoy buscando libros y/o comics del nuevo canon, pero no encuentro una fuente de datos con cronología que me permita tener una visión general de lo que hay.
    Sabéis de alguna?
    Gracias

  4. Voy a dar mi opinión, yo lei novelas del universo expandido cuando era adolescente, tengo novelas, y cuando era pequeño pues las disfrutaba pero solo rescato una cosa de ese universo que fue la reinstauración de la república, si nos paramos a reflexionar sobre todo lo demás, todo repito, es ridículo, desde la supervivencia del imperio, la resurrección de palpatine, la nave que destruia soles, incluso el tan querido thrawn que es un alienígena que dirige una flota imperial, o los guardaspaldas también alienígenas (los guardias rojos) y algo así sería imposible y es absurdo completamente
    Creo que la mejor continuación de star wars hubiera sido la de george lucas, quien planeaba una historia completamente nueva, claro que a los “fans” no les hubiera gustado, los fans solo quieren mas de lo mismo como en la saga terminator, siempre la misma historia, los mismos personajes

  5. Efectivamente, aunque hubo cosas buenas, también nos encontramos con mucha morralla. En cuanto a recurrir a Lucas… no confío mucho en él como director, y lleva sin estar detrás de las cámaras desde el 2005, pero quizás escuchar sus ideas habría sido aconsejable. Las precuelas fueron mejorables, pero al menos hicieron algo original.
    En otro orden de cosas, habría preferido unas secuelas que nos contaran nuevas historias en este universo (como “El mandaloriano”) antes de calcar la trilogía original y la redención de Vader.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Titans (Titanes). Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos, seguidores de Titanes (Titans) a otro capítulo más de esta serie de HBO Max que tan buenos momentos nos está dejando. En este...