Hoy sí entenderás Memento

2

Yo, mejor que nadie, soy consciente de la frustración que acarrea ver como se consumen los minutos de un film que te prometieron brillante, y percatarte de que no, de que no acabas de encontrarle el punto. Así pues, en defensa de todos esos pobres diablos que en más de una ocasión han sentido lo que hoy relato, aquí os traigo una serie de claves para entender (o al menos intentarlo) una de las joyas de Nolan: Mementotambién conocida como Amnesia.

Agárrense, que vienen curvas.

Sinopsis

Si nos ceñimos a la información que podemos encontrar navegando por Internet, la premisa es clara:

“Un hombre con problemas de memoria usa notas, fotografías y tatuajes para hallar al asesino de su esposa”.

Esto se puede sustentar desde el propio título: Memento, expresión latina que significa “recuerda”.

Desde una primera instancia se nos señala un personaje: Leonard Shelby (caracterizado por la abismal actuación de Guy Pearce) y con él, un problema: su memoria. Ambos conformarán los dos núcleos de una trama que si bien es bastante simple en la forma en la que se nos cuenta, puede entorpecer e incluso imposibilitar su total entendimiento.

Esta escena refleja totalmente lo citado.

El secreto de Memento

Antes de continuar con el análisis, voy a hacer un pequeño paréntesis: Si bien este escrito estará totalmente libre de “spoilers”, si que trataré de desgranar el modus operandi de los planteamientos temporales que aparecen en escena. Esto puede ser de gran ayuda para quienes vieron la cinta y no lograron comprenderla en su primer intento (la mayoría de los mortales), pero; por otra parte, puede fastidiar la inmejorable sensación de victoria al resolver uno mismo el arduo acertijo con el que aquí el director nos desafía. Por eso mismo, yo recomendaría tratar de verla al menos una vez antes de continuar leyendo.

¿Estás seguro que quieres seguir? Pues sin más preámbulo, sigamos.

La narrativa esta compuesta por dos líneas temporales que se van intercalando. Son realmente sencillas de diferenciar pues una de ellas se presenta en blanco y negro.

  • La fracción expuesta en color comienza con el final de la película y va retrocediendo; es decir, los acontecimientos no se plantean en el mismo orden temporal al que acostumbramos, sino de forma contraria. Para simplificar esta incógnita pondré un ejemplo, si cualquiera de nosotros contase una historia, lo haría de la siguiente forma:

María ha ido al parque y se ha comprado un delicioso helado de chocolate y nueces. María estaba muy contenta hasta que corriendo se le cayó y pasó a estar triste.

Por su parte, el fragmento en color del film, reflejaría los hechos de la siguiente forma:

A María se le ha caído el helado y ha pasado de estar contenta a estar triste. María ha ido al parque y se ha comprado un delicioso helado de chocolate y nueces.

  • La fracción en blanco y negro muestra una conversación telefónica entre nuestro protagonista y un personaje desconocido. Esta comienza en un motel y avanza siguiendo el orden temporal clásico. En esta conversación se cuenta la historia de un tercer personaje, Sammy Jankis; quien, al igual que Leonard, perdió la capacidad de crear recuerdos tras un accidente.

El punto más álgido de la obra se alcanza cuando ambas líneas se cruzan, dando lugar a una sola y con ello a una terrible conclusión. Fue esta forma de contar la historia lo que llevó a Memento a convertirse en una película de culto y a Christopher Nolan a un reconocimiento mundial.

La magia de la película

Como previamente he citado, la memoria es, sin duda alguna, el tema principales de la composición. Tanto es así que si la analizamos detenidamente nos damos cuenta de la intencionalidad del autor. Al jugar con el orden temporal de los acontecimientos se le niega al espectador cierta información, hecho que nos lleva indirectamente a identificarnos con Shelby: Él no puede recordar lo que a nosotros no se nos a llegado a contar. Estamos entre las mismas cuatro paredes que el protagonista. Abandonados. Aprisionados.

Aunque estos detalles llaman la atención y aportan valor extra, la verdadera magia reside en lo que el director consigue que el espectador haga. En una película marcada por un protagonista que no puede recordar, al plantear escenas con un orden temporal contrario al natural, nos obliga , si queremos seguir el hilo narrativo, a hacer uso de nuestra memoria. Es fácil cuando solo hay una o dos escenas detrás, pero según avanza la película debemos recapitular más y más información. Esto nos lleva a; en ocasiones, ser incapaces de hacerlo y sentir la misma frustración que nuestro protagonista cuando debe acordarse de algo y le es imposible. Esto completa una obra maestra que construye al unísono dos realidades: Leonard Shelby, quien no puede recordar, y el espectador, quien no podrá olvidarla.



el autor

Nobody. I'm nobody. Soy un vagabundo, un zángano, un indigente. Y una cuchilla de afeitar si te me acercas demasiado.

2 comentarios

  1. La primera vez que vi Memento fue en un cineforum mientras estudiaba Psicología. Los procesos superiores nos tenían a todos como alumnos hipnotizados. Los deja vu, los casos de Oliver Sacks, el cerebro, la percepción, los problemas de memoria eran sorprendentes.

    Cuando vi Memento quedé enganchadísimo a la trama. Y tienes que esperar hasta el final para encajar las piezas del puzzle que propone Nolan. Es acertadísimo el comentario que haces sobre como Nolan en su narración nos hace vivir la frustración del protagonista.

    Por otro lado no me he encontrado mucha gente que no la haya entendido.

    Para mi una film más que correcto. Leyendo el artículo me he propuesto revisarla.

    • ¡Buenas Rafa!
      Gracias por el comentario. Debo reconocer que; si bien tengo un par de conocidos cinéfilos que no lograban descifrar el mensaje, es en parte injustificable la hipérbole que utilizo. Pero, como entenderás, algún motivo debía encontrar para darme el lujo de escribir sobre esta joya.
      Este artículo pretende; además de esclarecer el concepto de la cinta, no permitir que sea olvidada, ayudando a colocarla de nuevo en el podio que a mi parecer merece. Así pues, viendo la conclusión de tu comentario, no puedo estar más satisfecho.
      Un saludo y hasta pronto.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Las prisiones estatales de Florida han prohibido la lectura de algunos cómics tales como Watchmen, The Walking Dead o incluso Blade. Según la Comic Book…