Llevar el cine a tu casa es más fácil que nunca con esta comparativa de proyectores

0

¿A quién no le gusta el cine? ¿Quién no quiere tener uno cerca de casa para disfrutar de una pantalla grande y a ser posible a buen precio? Es más, subimos la apuesta, ¿quién no quiere tener todo eso en su propia casa, en su salón? Hacerse con un proyector ahora es más fácil que nunca y nosotros te la proponemos en esta web. Las ventajas de esta opción son impresionantes.

En esta web hablamos mucho de series, de cine, de producciones audiovisuales que nos hacen felices y que nos ayudan a transportarnos a otros lugares. Normalmente nos gusta disfrutar de las películas en la gran pantalla, aprovechar la inmersión del sonido, de la imagen grande y con una calidad que es una delicia, pero sabemos que no siempre es posible. Por suerte hay una alternativa, una nueva opción que podemos trasladar a nuestras series. En estos días de donde hay tantas plataformas con producciones similares a las de Hollywood es cuestión de tiempo incorporar esto a nuestra rutina.

Tan solo necesitas tener una pared despejada o preparada para una gran proyección, te vale el espacio de la tele ya que los proyectores también permiten sintonizar todas las cadenas, o incluso la consola, lo que nos ayuda a darle un uso para la mayoría de nuestras aficiones. Una vez elegido eso, tienes que decantarte por una opción para elegir el mejor aparato que se adapte a tus necesidades, pero no te preocupes, los precios son muy buenos. Tienes muchas marcas para conseguir lo que más se encaje con tus necesidades, y todas se parecen en cuanto al sitio al que puedes ubicarlo. Pesan entre 4 kilos y 6 kilos, mucho menos que un televisor normal, y puedes anclarlo al techo o bien dejarlo para la mesa del salón, no es por falta de opciones.

Una vez elegida la marca del proyector o dónde lo quieres poner tienes que adentrarte en el apartado técnico. No te preocupes porque esto es sencillo en contra de lo que puede pensarse, de hecho hasta puede gustarte evaluar las diferencias en cuanto al sistema de proyección, la resolución, luminosidad, contraste, 3D, tamaño de la pantalla, zoom y dimensiones. Son muchas cosas pero en la página que te sugerimos hay pistas para enterarte de todo, por lo que te puedes convertir en todo un experto rápidamente. Por ejemplo, es mejor la mayoría apuestan por una proyección LCD pero siempre puedes apostar por LDP si quieres decantarte por las opciones más modernas. También la mayoría apuestan por pantallas de 300 pulgadas, o por zooms de entre 1.2 y 1.3, por lo que en ese aspecto la mayoría son parecidos. Ahora bien, donde cambian las cosas es en la dimensión y el contraste, donde hay mucho más abanico de posibilidades, pero hay muchas por lo que seguro que hay algo perfecto para ti y tus opciones. También, si vas a apostar por el cine en 3D, también tienes un proyector que te permite este tipo de visualizado. Vamos, que para pasar un buen rato en familia o con amigos vas a poder elegir lo mejor para potenciar esos momento.

Por último, también te recomendamos que eches un vistazo a la web que hemos recomendado porque hacen un seguimiento de más factores como ruido e incluso diseño, profundizando realmente en todas las opciones. Realmente lo tienes más fácil que nunca tener un cine en tu propia casa, yo que tú le daría una oportunidad porque esto ha venido para quedarse en todas las casas.



el autor

Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Se acerca Abril, el mes de la diosa Afrodita, y Netflix viene cargado de novedades: La tercera fase que completa todas películas del estudio japonés…