Los más chulos del barrio: Jack Sparrow

0

Saludos una semana más querid@s lectores/as. Hoy os comparto la tercera entrega de esta sección dedicada a personajes de cine o televisión que son más chulos que nadie. En anteriores artículos os analicé las figuras de Jack Burton y Han Solo, y hoy he optado por hablar un poco de uno de los charlatanes más queridos del Caribe. Él es… ¡Jack Sparrow! ¡Capitán Jack Sparrow si no os importa!

Este personaje de cine, interpretado por Johnny Depp, es uno de los piratas más peculiares que os podáis encontrar. Quizás es tan peculiar que llegue a ese punto en el que o te gusta o le odias, y teniendo en cuenta que hasta la fecha hay cinco películas con Jack Sparrow como protagonista, es un aspecto muy a tener en cuenta. Pero bueno, al margen de si os gusta, lo detestáis, o sencillamente os produce indiferencia, me apetece hablar de este personaje porque es un prototipo de pirata que no se había visto hasta la fecha en ninguna película. Y eso que las películas y las series de piratas llevan surcando las pantallas del cine o la televisión muchas décadas.

¿Qué hace tan especial al Capitán Jack Sparrow? Si tan sólo nos quedáramos con el aspecto visual, podría pasar por un pirata más en cuanto al vestuario, look facial y demás, peeeero, tan sólo una mirada a su forma de andar, dando la impresión de que esté mareado o borracho todo el tiempo (generalmente lo segundo), y a su manera de gesticular, moviendo las manos como si se tratase de un director de orquesta, nos permite distinguir que para nada tenemos delante a un pirata convencional.

Pero no nos quedemos tan sólo en eso, ya que Jack habla por los codos, y siempre que se enfrenta a una situación peliaguda (que viene a ser casi siempre), sale airoso de ella con una mezcla de suerte de campeonato y su legendaria labia. Soltando cuatro palabras es capaz, no solamente de confundirse a sí mismo, sino de hacerlo con sus amigos y enemigos, no dejando indiferente a nadie. ¿Que se encuentra rodeado por una horda de cabreados piratas? No pasa nada, basta con mencionar “parlamento”, hacer referencia al posible origen francés de dicha palabra, y sonreír burlonamente. ¿Se necesita un barco? Como si hay que vender el alma de uno mismo, y no solamente prometer a cambio mucho más de lo que puede ofrecerse. Y estos son tan sólo unos pocos ejemplos de aquellas ocasiones en que la verborrea de Jack le ha servido para salir de un aprieto.

Por otra parte, en cada película de los Piratas del Caribe se desvela que Jack tiene más deudas que botellas de ron en sus barcos, y eso ya es mucho decir. En cuanto a las mujeres, es cierto que no es muy diferente del resto de piratas, pero también es un pícaro de playa y se acuesta con todas las que puede, estén o no casadas. Seguramente quiere más a su sombrero que a cualquier de las mujeres con las que ha estado, pero la respuesta a esa duda queda entre él y su brújula, capaz de indicarle la forma de llegar a aquello que más desea. Tampoco se le da mal el uso del sable (pero si hay que hacer trampas en un duelo se hacen, que para eso es un pirata), ya que a menudo se le pone a prueba en este arte durante sus aventuras, y no solamente a su habilidad verbal.

Incluso es capaz de escapar de una isla desierta gracias a su…ejem…pelo de la espalda, usándolo como lazo para atar a unas tortugas marinas. Claro que eso es lo que se cuenta, no lo que realmente hizo, pero esa es una historia que si no conocéis realmente ya descubriréis en la primera de sus películas. De todas formas, un pirata como él, que entre otras cosas ha estado en el fin del mundo, ha sobrevivido al ataque de un Kraken, y se ha recuperado de varios motines en sus barcos, merece nuestro aprecio.

Y esto es todo por hoy, arrasad con lo que veáis, y generosos no seáis. Me despido de vosotr@s con unas preguntas… ¿os gusta Jack Sparrow? ¿qué es lo mejor de él? ¿y lo peor?



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en el fanzine "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Introducción Isabel Coixet es una directora algo polémica, a la que muchas veces se ha acusado de querer tomar el pelo, y que no suele…