IniciocineNolanistas vs Nolanhaters: El origen

Nolanistas vs Nolanhaters: El origen

Esto del debate resulta tan viejo como el invento de la rueda o el fuego. Mejor dicho, más viejo todavía, pues no le hacía falta una hoguera o un carro a un cavernícola para debatir sobre ir a cazar a este u otro lugar con sus compañeros tribales. El cine, por supuesto, no ha escapado a la sana costumbre de dirimir opiniones. El máximo representante en los últimos años ha sido un tipo inglés con gabardina larga cuyos estrenos siempre se someten a un juicio bipolar en extremo.

Otras reflexiones de cine:

  1. ¿Por qué nos gusta el cine crepuscular?
  2. Actores-directores.

Para evitar confusiones, lo digo desde ya: me gusta Christopher Nolan. He disfrutado con todas sus películas (aquí tenéis mi crítica de Dunkerque para confirmarlo) y creo que es uno de los directores más talentosos del orden cinematográfico actual. Sin embargo, esto no se trata de una oda al director inglés, ni siquiera de un repaso a su carrera (para eso, está el Ciclos de Cine que mi compañero PGA le dedicó hace unas semanas). Más bien se trata de reflexionar sobre el motivo de las elevadas disputas (algunas, no tanto) que se producen con cada película de Nolan. Prueba de ello es que, en esta misma insigne web, también encontramos una crítica más negativa de la película. Nolan hace tiempo que no une, si no que polariza.

Steven Spielberg, Martin Scorsese, David Lynch, Paul Thomas Anderson, Ridley Scott, Denis Villeneuve, Matt Reeves, M. Night Shyamalan, Mel Gibson… y así una larga lista de directores talentosos que, en algún momento de su carrera o en varios, estrenaron una película que acaparó todo el amor de crítica y público. Sin embargo, aunque algunos de ellos generan división de opiniones en determinadas películas, no tiene comparación con lo que provoca la visión de una película de Nolan. ¿Por qué ocurre esto? ¿Acaso sus películas son un salto al vacío tan desbordante y arriesgado como para generar tanta división?

Todos sabemos que no es así. Nolan no inventó el cine. Antes de él estaban Kubrick, Hitchcock, Lean y muchas de sus reconocidas influencias. No destaca por ser el director más arriesgado: Thomas Anderson o Lynch cuentan con menos acogida entre el público por sus propuestas. ¿Entonces?

La respuesta es bien sencilla. El origen de la disputa Nolanistas-Nolahaters se encuentra en la que todavía es su mejor película o, en su defecto, segunda mejor: El caballero oscuro.

La sombra alargada del gran villano.

Sí, el director que ha querido profundizar en el mundo de los sueños, en el ámbito espacio temporal o en la misma esencia de la guerra debe el amor-odio que genera a una de sus películas más comerciales. Tiene todo el sentido del mundo.

Cuando Nolan estrenó El caballero oscuro, las películas de superhéroes estaban encorsetadas hacia un público muy concreto, el infantil, independientemente de su calidad como adaptación. Eran productos de entretenimiento sin más. Solo El Protegido de M. Night Shyamalan parecía querer zafarse de los límites no escritos del género, pero el público demostró no estar preparado para ello al momento del estreno.

En aquel 2008, cuando yo contaba con quince años, fui a ver El caballero oscuro el día del estreno porque siempre me ha gustado Batman. Me había encantado Batman Begins y quería ver como continuaba la historia de mi superhéroe favorito. Cuando salí del cine, había visto la historia de una derrota. Sí, el héroe con el que todos habíamos crecido perdía al amor de su vida, al hombre con el que tenía la esperanza de que una ciudad que no le necesitara y, lo que era más sorprendente todavía, perdía el amor de su ciudad al inculparse un crimen que no había cometido. El Joker, aún habiendo sido detenido, había ganado.

Con el paso del tiempo, me di cuenta de que esta historia era bastante plausible en los cómics (de hecho, toda la trilogía de Nolan adapta varios de los cómics más emblemáticos del Batman a partir de Año Uno) e, incluso, que la trama contenía varias referencias a obras del cine clásico. La esencia de ese final comparte más de una similitud con El hombre que mató a Liberty Valance. Nada está inventado en el cine. Sin embargo, fue la primera vez que el cine de superhéroes se liberó de sus cadenas y resultó ser un exitazo mundial de público y taquilla.

El Protegido, una de las más infravaloradas películas de superhéroes.

Esto, por supuesto tuvo sus consecuencias. A partir de entonces, mucha de la objetividad de la que se hacía gala con Nolan desapareció. Por un lado, los nolanistas, aquellos que, a raíz de la huella que El caballero Oscuro dejó en sus vidas, sobrevaloraban todas sus películas sin atender a defectos razonables. Por otro lado, los nolanhaters, aquellos que, bien porque El caballero oscuro no les entusiasmo tanto, bien porque Origen no les gustó todo lo que hubieran querido, no pueden evitar fijarse en todos y cada uno de los detalles que atesoran sus largometrajes. Unos reniegan del fallo y otros lo buscan insistentemente, castigando errores que, en otro director, ni se darían cuenta o, en todo caso, lo permitirían.

Prueba de ello es que otra película que es carne de generar división de opiniones como El truco final, anterior a la citada El caballero oscuro, no generó el revuelo que sí hizo Origen y su peonza que giraba eternamente.

Otros directores debieron encontrarse en una situación similar. Pienso en Ridley Scott tras Alien, El Octavo Pasajero, o en Shyamalan tras El sexto sentido. La diferencia radica en que, cuatro películas después, Nolan sigue arrasando en taquilla, cosa que no le ocurrió a Scott con Blade Runner o a Shyamalan con El protegido y las siguientes que dirigió.

Nolan tiene a Warner Bros comiendo de su mano y es probable que su cine continúe radicalizándose más y más en sus siguientes películas. Por lo tanto, las discusiones seguirán intensificándose con cada película suya. Tal vez llegue el día en que Nolan se descalabre en taquilla o en que estrene una mala película (todos la tienen). Pero, aunque no sabemos cómo va a acabar la historia, si sabemos como empezó: Con un payaso diciéndonos navaja en mano ¿Por qué tan serio?

¡Un saludo y sed felices!

Fernando Vílchez
Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

3 COMENTARIOS

  1. Me han gustado mucho todas sus peliculas y considero que ahora mismo Nolan es quizá el mejor director del momento, para mi el más destacado de los últimos 10 años. Esto me parece que no es reconocido en premios pero sí en las críticas generales a sus peliculas. Su trilogia de Batman, Interestellar, Origen y El Truco Final me parecen grandes peliculas. Dunkerque es una pelicula distinta pero en ese estilo también es muy buena. La única que no he visto es Memento… la tengo pendiente, porque dicen que es algo confusa y por eso no me he animado todavia a verla

    • Pues anímate que de confusa nada. Cuesta más pillar lo de: El truco final u Origen, si está o no soñando.
      Nolan es top 5, en directores en activo.

      • Estoy con Hyuga. Creo que Memento es la película más sorprendente de Nolan. Un noir muy original en el que la ruptura de la narrativa tiene su propósito de principio a fin de la película. De hecho, está con El caballero oscuro en el olimpo de su cine.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Titans (Titanes). Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos, seguidores de Titanes (Titans) a otro capítulo más de esta serie de HBO Max que tan buenos momentos nos está dejando. En este...