InicioSeriesAnálisis de Obi-Wan Kenobi. Capítulo 3

Análisis de Obi-Wan Kenobi. Capítulo 3

Obi-Wan Kenobi lleva diez años exiliado, pero esta semana vuelve con antelación: a partir de ahora, Disney Plus irá estrenando los capítulos en miércoles. En esta ocasión, la serie de Star Wars nos obsequia con un episodio al que se le pueden sacar algunos inconvenientes pero que, en general, resulta mucho más satisfactorio que los dos anteriores. Dejémonos de introducciones y veamos cómo hace frente el viejo maestro jedi a estos tiempos tan poco civilizados.

Viajando con la realeza

Obi-Wan Kenobi y la princesa Leia han escapado del mundo cyberpunk donde se encontraban, siguiendo el rastro que les proporcionó su aliado. Situados en un planeta minero, tendrán que zafarse de los controles a los que los soldados imperiales les someten. A pesar de los intentos de pasar desapercibidos, pronto serán localizados de nuevo por los inquisidores.

Durante su huida, se encontrarán con una oficial desencantada que ha decidido traicionar al Imperio, pero el escaso respiro que esta les ofrece no durará mucho. Por el contrario, el poblado donde se encuentran se verá invadido por las fuerzas de asalto imperial. Y, sin embargo, eso no es lo peor. Y es que, al frente de los stormtroopers, se encuentra un viejo amigo del pobre Obi-Wan Kenobi

Obi-Wan Kenobi y Leia, a la fuga

Este episodio construye mucho mejor la tensión que sus predecesores, cuyas persecuciones pasarán a los anales de la vergüenza junto a tantas otras escenas precueleras. Siempre tenemos la sensación de que los protagonistas están en peligro, incluso cuando intercambian una inspirada reflexión sobre la Fuerza. El trayecto en el vehículo junto a los soldados imperiales no solo nos permite comprobar cuán oxidado está Obi-Wan (quizás demasiado) y la influencia nociva del Imperio en la galaxia, sino que también crea expectación sobre la espada láser, que Kenobi no saca hasta el momento justo.

Obi-Wan Kenobi

Vivien Lyra Blair, después de unos comienzos algo dubitativos, hace un buen papel como una joven Leia. Aunque sigue siendo una niña, como atestiguan los comentarios que hace al comienzo sobre la lentitud de su viaje, podemos ver en ella algunos de los rasgos que caracterizarán a la futura rebelde: su actitud combativa, su empatía, su sarcasmo… los guionistas parecen haber encontrado una voz adecuada para este personaje. Eso sí, no tiene mucho sentido que ya conociera a Obi-Wan, cuando no da muestras de habérselo encontrado y no interactúan en Una nueva esperanza.

Más máquina que hombre

Pero lo que más comentarios provocará en este episodio es la aparición de Darth Vader, el antiguo aprendiz de Obi-Wan Kenobi, con el que nos reencontramos en una situación muy vulnerable. Veremos cómo se pone su armadura, en una versión ampliada de la famosa escena de El imperio contraataca donde el casco desciende sobre su cabeza. Interpretado conjuntamente por Hayden Christensen y James Earl Jones, este Vader es tan patético como aterrador, provocando tensiones entre unos inquisidores demasiado ocupados en sus luchas intestinas como para llegarle a la suela de los zapatos.

El encuentro entre estos dos viejos amigos antes del episodio IV me sigue pareciendo una mala idea, pero hay que reconocer que está excelentemente ejecutada. El capítulo nos muestra cómo ambos contrincantes dudan durante un largo rato antes de atacar, y los escasos diálogos que intercambian bastan para resaltar la tragedia que supuso la caída de Anakin. Cuando llega la hora del combate, Ben actúa a la defensiva, sin haberse recuperado todavía del trauma que le provocó la caída de la República. Está claro que mucho tendrá que cambiar para que se transforme en el Obi-Wan del episodio IV.

Obi-Wan Kenobi

Veremos a un Darth Vader tan sádico como siempre, intentando castigar a su maestro a través del fuego que le dejó deformado a él. Sin duda, se trata de una secuencia impactante… tanto que quizás la tendrían que haber dejado para el episodio final. Tras haber mostrado tan pronto al antagonista más icónico de la saga, me temo que la confrontación con la inquisidora será anticlimática.

A todo esto, el Gran Inquisidor sigue sin aparecer. Seguramente se revele que ha sobrevivido en episodios posteriores, pero su muerte desacreditaría Star Wars: Rebels y el Darth Vader de Soule y Camuncoli. Si tuviera que elegir cuál de estas dos continuidades escojo, por muy bien que haya estado este episodio, no tendría ninguna duda.

Conclusión

Obi-Wan Kenobi da un gran salto de calidad respecto a los dos episodios anteriores, pero está por ver que pueda mantener la tensión durante los capítulos que quedan. De momento, la serie nos ha confirmado algunas tristes realidades de nuestra propia galaxia: Moses Ingram, la actriz que interpreta a la inquisidora, ha recibido amenazas de muerte e insultos racistas por parte de aficionados a la saga que han decidido que su disfrute de un mundo ficticio es más importante que el bienestar de una persona real.

En fin, esperemos que al menos la serie nos dé algunos buenos momentos como los que hemos experimentado en esta entrega.

Máximo Simancas
Máximo Simancashttps://laautopistadepalabras.wordpress.com/
Periodista. Redactor en esta página y, antes, en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales.

4 COMENTARIOS

  1. Buenas, coincido en qué este ha sido el mejor episodio hasta ahora sin duda. Sobretodo porque, a diferencia de los dos anteriores, en este episodio ha estado mucho mejor manejada Leía, que no resultaba lo insoportable que era en los dos primeros episodios, aquí está en general bien llevada a lo largo del episodio destacando el momento en el que le pregunta a Obi Wan por su madre. Así como la aparición de Darth Vader y su primer encuentro con Obi Wan, a ver cómo se desarrollan los episodios restantes. Una cosa que quería comentar sobre la existencia de la serie es para saber como sabía Obi Wan que Anakin seguía vivo, así como conocía Leía a Obi Wan, ambas cuestiones han sido respondidas, esperemos que en los episodios restantes solucionen la continuidad con el episodio 4, así como lo del gran inquisidor, gracias por tus análisis, un saludo.

    • Bueno, la verdad es que tampoco hacía falta la serie para saber cómo sabía que estaba vivo: en el episodio III, ya oyó cómo el Emperador llamaba a Anakin Darth Vader en una grabación, y Vader era una figura pública dentro del Imperio. Aunque aceptamos pulpo y podemos decir que estaba en un planeta donde no llegaban esas noticias, tendría más sentido que lo hubiera deducido al oír hablar de Vader en algún momento. Pero, vamos, no es este el peor problema de la serie.
      Esperemos que Obi-Wan Kenobi siga mejorando.

  2. ¡Hola! Bueno, pues de momento la serie está entretenida, así que por ese lado bien. En cuanto a las cosas negativas (todas en cuanto a guion, en lo demás cumple bien), además de las que mencionas, yo diría que aquí Vader no es exactamente el que conocemos de la trilogía clásica. Allí era un villano, oscuro, sí, pero también carismático; no dudaba en asesinar, pero siempre era por algún motivo (un interrogatorio, que le defraudara un subalterno, etc), mientras que en la serie rompe cuellos de inocentes porque sí, solo porque pasaba por allí. Como si quisieran mostrar a un villano malo-malísimo-remalo. Y algo parecido pasa con la inquisidora. Esto les resta carisma y personalidad. Otra cosilla que me pareció extraña es que Vader manejara a Ben con la fuerza a su antojo y cuando queda inconsciente no sea capaz de levantarlo y llevarlo al otro lado del fuego para capturarlo y hacerle más cositas malas en el lado oscuro. Y lo dicho, en lo demás cumple bien, dirección, actores, fotografía, efectos, música (aunque a veces parece más de Marvel que de Star Wars), etc. A ver cómo sigue la cosa. Y esto es una opinión, pero parece que Disney encorseta demasiado sus productos en la sala de guiones, sin dejar mucho margen de libertad, de creatividad y a dar salida a una variedad de edades. A veces el que mucho abarca poco aprieta. ¡Saludos!

    • A mí Vader no me ha parecido tan distinto, después de todo está intentando que Obi-Wan se revele… y ya en la Trilogía Original disfrutaba matando a los suyos, por ejemplo cuando acepta las disculpas de un subordinado después de acabar con él. Con lo que sí estoy de acuerdo es con que, de momento, la inquisidora no ha aportado nada nuevo.
      En lo de Marvel estoy de acuerdo, pero lo veo más en El Libro de Boba Fett que en esto. Y Disney… pues es Disney. Por mucho que venda algunas de sus series como maduras u oscuras, no se va a arriesgar. Sacará, como viene haciendo de un tiempo a esta parte, productos que contenten a todos pero no fascinen a casi nadie.
      Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS