Opinión: La película de Obi-Wan, ¿una tv-movie?

0

Hace unas semanas hemos sabido gracias a Comic-Book Movie que la cinta de Obi-Wan Kenobi en solitario podría entrar dentro del servicio de streaming que Disney tiene planeado sacar el próximo año 2019. Esto, sin embargo, no es más que un rumor no confirmado aún por Disney pero de ser así implicaría que las opciones de ver a Ewan McGregor de nuevo en la pantalla grande con su sable de luz y que en algún momento pudiera interactuar con el resto del universo expandido quedaría en suspenso. Así pues os vengo a hablar de los problemas que podrían acarrear esta decisión de colocar esta película como la baza más importante del servicio en streaming de Disney.

El erróneo concepto de tv-movie

Actualmente el concepto de tv-movie ha cambiado con el paso de los años y con el auge de los servicios en streaming de Netflix, Amazon, HBO o Hulu. El concepto clásico de una cinta de televisión era el de una producción limitada en su presupuesto, su historia y su reparto. Tenemos incontables ejemplos de ello, pero pongamos de ejemplo la película a televisión de IT.

IT, o Eso en España, tuvo una cinta para televisión en 1990. Esta contó con dos partes sumando en conjunto 3 horas y 7 minutos de metraje, algo a lo que una cinta actual no puede llegar si tiene previsto ser estrenada en el cine. Esto se debe simple y llanamente al marketing. Una cinta de animación infantil mejor que no supere la hora y media, incluso si acaba antes mejor. Esto se debe a que el público infantil es menos propenso a estar sentados 2 horas y media en una sala a oscuras que el público adulto. Sin embargo, este último tiene un límite y si bien me hubiera gustado ver la tercera cinta de El señor de los anillos en el cine en su versión extendida, 4 horas y 25 minutos habrían sido demoledores. Así pues IT llegó en dos partes tal como lo hará la nueva adaptación cinematográfica. Sin embargo y ya no solo por la época, ambas producciones distan mucho la una de la otra y dejan entrever que quizá la tv-movie protagonizada por Tim Curry podría haber pasado a un primer plano en vez de quedarse como una película de culto, algo desapercibida, para el fan de King.

Actualmente una tv-movie no es una simple producción con poco presupuesto que mejor no llevar al cine por miedo a las pérdidas. Disney o HBO nos han mostrado que se puede hacer lo mismo que en el cine, pero para el público de casa. Producciones como Mute o Fahrenheit 451, a pesar de su dudosa calidad, han demostrado que los estudios no se mantienen tan recelosos a la hora de soltar billetes para estas producciones.

El problema del casting

Resultado de imagen de big little lies

Aunque anteriormente he mencionado que los estudios no tienen problemas en soltar dinero y que en muchas ocasiones, como en Fahrenheit 451, estas cuentan con actores de renombre, aún sigue habiendo cierto recelo a saltar del cine a la pequeña pantalla. Muchos actores y actrices lo han hecho, como por ejemplo Big little lias con Nicole Kidman, Reese Witherspoon y Shailene Woodley.

Se sabe que Ewan McGregor sigue muy interesado en volver a dar vida a Obi-Wan, uno de los papeles que más éxito le ha dado, y no creo que tuviera problema en saltar a la pequeña pantalla como ya lo hizo en Fargo, pero ¿sería él el único interesante en el cartel? Como ya he comentado, no todo el mundo acepta interpretar a un personaje en televisión por el recelo que aún hay a estas producciones y muchos de los que sí, lo hacen por su afinidad a un estudio o por el tirón del nombre. ¿Por qué sino Michael B. Jordan, Michael Shannon y Sofia Boutella salieron en la cinta de HBO basada en la novela de Ray Bradbury?

Resultado de imagen de fahrenheit 451 hbo

Obi-Wan Kenobi no es un nombre que pasa desapercibido, pero películas tan independientes a veces suelen tirar mucho de un casting interesante para animar al espectador indeciso a verla y aunque McGregor sea un buen reclamo, no sé si es la idea más acertada.

La sombra de la piratería

Lanzar un servicio de streaming nuevo que tenga que competir con compañías ya asentadas como HBO o Netflix, actual reina en este campo, con una cinta de Star Wars directa al salón de tu casa es un boom que Disney podría necesitar como agua de mayo, pero que no sé si es la opción más correcta.

Resultado de imagen de pirateria

DC y Warner lanzarán este año su servicio enfocado en la mecánica de Netflix pero yendo más allá: producir series y películas propias, pero limitando el contenido a sus creaciones, nada de terceros. Es una apuesta arriesgada, pero es le meca de todo fan de la compañía que quiera ver sus obras audiovisuales. Aun así, este servicio nacerá con la serie Titans bajo el brazo y, como ya comenté en un artículo desgranando el posible futuro de este servicio, puede que con Watchmen al pertenecer HBO a Warner.

Sin embargo, la película de Obi-Wan es de las más esperadas por los fans, sobre todo por los fanáticos cabreados con la trayectoria de la saga actualmente en el cine, y Disney tiene detrás la gran sombra de la piratería. De media una cinta tarda en piratearse unos pocos días en calidades muy malas y en torno a 2 meses tenemos una versión mejorada y, aunque visualmente pobre, siguen siendo descargadas por un público que por recelo o dinero no fue al cine a verla. La segunda temporada de Stranger Things, una de las más esperadas y más importantes para Netflix, fue pirateada a las pocas horas. Netflix sigue recibiendo ingresos porque se abre a un público más amplio, pero el fan receloso de ver una película de Star Wars en televisión y no en el cine acudirá antes a estos métodos que a pagar una suscripción mensual por un contenido que puede no gustarle.



el autor

Estudiante en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Frikazo de proporciones bíblicas, crecí amando los videojuegos y el cine como medio de escape, sacrificando la vida social. Aunque no me arrepiento. Fan hasta las venas de Batman y El Señor de los Anillos. El mundo se me queda corto, mejor dejadme en la Tierra Media.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Ya está, he terminado de ver hace poco la segunda temporada de nuestro héroe de Harlem, y mis conclusiones son positivas. Es cierto que la…