Por qué La Cabaña en el Bosque es la mejor película de su género

1

Bienvenidos, hijos de unos Dioses furiosos, a este pequeño y nauseabundo rincón del universo. Hoy vengo animada y, para variar, os traigo una película que, en mi opinión, no puede estar más alejada de mis habituales gustos ligeramente dudosos. Y es que he visto, de nuevo, esta obra maestra, única y brutal, que es La Cabaña en el Bosque. Y vengo a explicaros por qué es tan maravillosa. Esto es así. Solo espero que PGA no me mate después de esto, que es nuestro experto en cine de bien en esta santa casa. Aunque yo si deba matar a un compañero, por haber metido injustamente esta película entre algo llamado El Muro de la Vergüenza. Si alguien ha visto esta película y lo esconde, no merece ni mi desprecio.

La Trama Mil Veces Vista

La Cabaña en el Bosque, dirigida por Drew Goddard (creador del Daredevil de Netflix) y escrita por el mismo y Josh Whedon, nos muestra un planteamiento que hemos visto no una, ni dos, si no mil millones de veces. Cinco adolescentes deciden pasar el fin de semana en la cabaña que acaba de comprar el primo de uno de ellos, para desconectar tras los exámenes de la universidad. En el momento en que lo vemos, creemos que sabemos exactamente lo que va a venir, pero Goddar y Whedon incluyen una desconcertante escena, en la que un grupo de trabajadores prepara algún tipo de prueba para lo que parece una multinacional.

Si os recuerdan a Sccoby Doo, es normal

Y ahí empieza un juego desconcertante, en el que uno no sabe muy bien que está viendo. Conforme los jóvenes avanzan la noche, vemos como van pareciéndose cada vez más a esos clichés de películas de miedo adolescentes. Incluso, en algún momento, uno de los personajes lo dice abiertamente, haciendo que empecemos a sospechar que puede haber sido mucho más intencionado de lo que parece.

Personajes y Personas

Otros de los encantos de La Cabaña en el bosque, son si duda, los personajes. Como os he comentado antes, los personajes van cayendo en clichés tan típicos, que no acabamos de entenderlo. Pero, de vez en cuando, las casi rupturas de la cuarta pared nos dan a entender que las cosas podrían no ser tan simples. He detectado ligeras referencias a 1984 de Orwell, o a Battle Royale, incluso. Y ese rollito del bien superior también me huele un poco a Bradbury. Quizá las formas de expresar estas referencias no son todo lo correctas que debieran, pero tampoco voy a engañaros, es una buena película, no una obra maestra.

A pesar de todo, no deja de ser lo que es… SANGRE A CASCOPORRO

El caso es que, al final, los personajes acaban despertando una gran cantidad de sentimientos encontrados en el espectador. Por un parte, sentimos una empatia muy ligera al inicio, que creemos que se va a ir desvaneciendo, pero resulta oscilante durante todo la película. A veces quieres gritarles que corran, y otras les pegarías tu mismo en la cabeza, porque crees que los científicos tienen razón. Pero lo entiendes. Entiendes todo el rato a las dos partes. Y eso, amigos, es tremendamente maravilloso.

La Opinión de Sofía

El problema de La Cabaña en el Bosque no lo tiene la película. Lo tienes tú. Porque puedo entender que pienses que es igual que todas las demás, si fuera solo otra película de miedo. Pero no es nada de eso. El la película de miedo original, la que explica todas la películas de miedo hechas antes y después, todas las historias de campamento, todos los mitos… Es la película que explica por que las películas de miedo estadounidenses solo asustan a los estadounidenses, y porque en España hemos repetido Los Otros hasta morir de extenuación, y nos sigue fascinando (¿Habéis visto El Orfanato y nos ha parecido haberla visto antes?).

La Cabaña en el Bosque no es una película de terror. Es un ensayo bien construido sobre la cultura del miedo en cada rincón del planeta, sobre las decisiones y el destino. Sobre como un porro lo cambia todo, y sobre como las peores decisiones parecen ser las únicas que la vida nos deja tomar. Es un ejercicio de auto-consciencia, de intentar ir más allá. Y lo consiguen. Así que, desde este mi humilde espacio del mundo, sobre los Antiguos, tengo a bien echaros la bronca. No estáis apreciando La Cabaña en el Bosque como deberíais.

Josh Wheddon siempre piensa en mí

Dicho lo dicho, alquilad esta película (de forma legal siempre), vedla otra vez, y volved aquí a contarme que os ha parecido. Yo, mientras tanto, volveré a mi cine de mierda, y a traeros malas películas y peores críticas. Hasta entonces… sed felices.



el autor

En mis ratos libres soy la Chica Ardilla

1 comentario

  1. Gabriel A. Escobar S. el

    A ver voy por orden:
    1.- Aunque yo si deba matar a un compañero, por haber metido injustamente esta película entre algo llamado El Muro de la Vergüenza. Si alguien ha visto esta película y lo esconde, no merece ni mi desprecio.

    Esto me Dolio y temo por mi vida si este resulta ser mi ultimo comentario es porque estoy muerto (Busquen a la tigurona). ademas, en mi defensa a mi me parece una buena película, lastima que como bien dices pocos entienden el tono y no les gusta.

    2.- Que te ha pasao! una critica objetiva y sin decir Tocapelotas? quien eres tu y que le has hecho a Sofia?

    3.- Lo que me queda de este articulo es que la parecer Wheddom tiene un fetiche con los torsos masculinos jajajaja

    Un Abrazo “!

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos una semana más a Lo mejor de la semana, sección donde comentamos las noticias más relevantes acontecidas en estos 7 días. Sin más dilación…