Reseña de Black Jack 1. Una de las obras más personales y populares de Osamu Tezuka

0

Introducción

En Junio de 20018, Planeta Cómic comenzó a publicar el manga de Black Jack. Una de las obras más populares y personales del gran Osamu Tezuka, la cual podrás disfrutar en 8 tomos. Serie englobada dentro de la Colección: Biblioteca Tezuta, una iniciativa con la que Planeta parece querer rendir culto a este autor, en el 90 aniversario de su nacimiento. En este post comentaré un par de historias del primer manga de Black Jack y haré una breve presentación del manga en general.

¿Quién es Black Jack?

Black Jack, Burakku Jakku, comenzó siendo un manga creado por Osamu Tezuka en los 70. Está protagonizado por un enigmático médico llamado Black Jack. Dicho cirujano opera en la clandestinidad y sin licencia. Su gran habilidad en el campo de la medicina -es capaz de operar cualquier cosas, hasta de operarse a si mismo- le ha permitido labrarse una reputación con la que ha sobrevivido, exigiendo a sus clientes grandes cantidades de dinero. Algo parecido a lo que hacía el Dr. Extraño en sus orígenes. Esta forma de ejercer la profesión le ha valido la fama de usurero y persona de poca ética. Por no hablar del desprecio de su colegas de profesión.

Conforme se va leyendo el manga uno se da cuenta de que dicha imagen es sólo una pose que utiliza Tezuka para dar una lección a más de un listillo y bienpensante. De hecho Tezuka se sirve de la situación en la que “opera” Black Jack y de su carácter -persona de fuertes convicciones- para denunciar ciertos aspectos cuestionables en la forma de entender y aplicar la medicina japonesa.

Tezuka organiza Black Jack en historias cortas y autoconclusivas en las que asistimos a situaciones extremas, que rozan el surrealismo, con personajes de diversas clases sociales y procedencias. En particular, en este tomo, se presentarán a dos personajes clave en la historia del personaje. Uno pertenece a su pasado y otro a su presente.

De su pasado es el Dr. Jonma Hotaru. Hotaru fue el cirujano que salvó la vida a Black Jack de niño, después de que sufriera un grave accidente que le habría dejado postrado en una silla de ruedas. Tras una complicada operación el Dr. Hotaru consiguió evitar dicha situación pero dejó el cuerpo de Black Jack lleno de cicatrices, entre ellas una en su rostro. Esto se debió a que tuvo que practicársele un trasplante de piel en la cara. A partir de entonces, parte de la misma se muestre con otro color. Esta peculiaridad le da un aspecto algo siniestro a Black Jack. El caso es que la entrega y tesón de este hombre inspirará a nuestro protagonista para hacer de la medicina su profesión. Jonma Hotaru es de las pocas personas que Black Jack respeta como amigo y maestro.

El segundo personaje, que pasará a ser el secundario principal de la colección y ayudante ocasional de Black Jack, será Pinoko. Pinoko es una niña que Black Jack reconstruyó quirúrgicamente a partir de un quiste teratomatoso. De ahí el nombre, Pinoko, que recuerda a Pinocho, famoso personaje literario y de animación, creado como una marioneta de madera, que acabó cobrando vida. Con Pinoko Tezuka proporciona dosis de humor y optimismo al manga.

Valoración: Una de las obras más personales y populares de Osamu Tezuka

Black Jack es una de las obras más personales y populares de Osamu Tezuka. Más personales porque es un reflejo del médico que él hubiera querido ser. Él era doctor en medicina y eso se nota en sus historias, donde se muestran amplios conocimientos de medicina. Si bien hay que tener en cuenta que este manga empezó a publicarse en el 73, en la revista Shonen Champion, por lo que, si se lee ahora, se podrá observar que muchas cuestiones médicas han quedado algo anticuadas. Aún así es de agradecer el exhaustivo trabajo de documentación del autor, acerca de todos los aspectos médicos que rodean al mundo de su personaje, en el momento en que fue publicado, mostrando siempre las operaciones como si el lector las estuviera presenciando en vivo y en directo. Eso daba mucho realismo a las historias y las convertía en auténticos manuales de medicina.

Los seis años en Shonen Champion de Black Jack (1973-1983) pueden ubicarse en la etapa experimental y oscura de Tezuka. Una obra visagra entre sus primeros trabajos, principalmente destinados al público infantil y sus obras más adultas y maduras. De ahí que la crítica a este manga sea irregular. Si bien consiguió que nuestro mangaka siguiera siendo popular en el medio, dándole la oportunidad de llegar a producir los que serían algunos de sus mejores trabajos. Hablo de mangas como Buda o Adolf. Asimismo Black Jack daría el salto a lo audiovisual convirtiéndose así en uno de los personajes más populares de Tezuka. Pero eso será algo de lo que hablaré más en el siguiente post.

Entonces, ¿merece la pena leer Black Jack? Si lo haces teniendo en cuenta el contexto de la obra si.

Hasta otra. Ya sabes, si te ha gustado ¡comparte y comenta! ¡Muchas Gracias!



el autor

Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Administrador y Bloguero de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Ya tenemos el nuevo tráiler de la esperada película de Robert Rodríguez, Alita Ángel de combate en español basado en el manga de Yukito Kishiro. https://www.youtube.com/watch?v=LwB8VKUVVQg…