Reseña de Tony Stark, Iron Man 1. Dan Slott toma las riendas

0

Ya tenemos en nuestras manos el primer número de la nueva serie del vengador acorazado, esta vez bajo el título Tony Stark, Iron Man. Desde el mismo encabezado se deja claro que el único y genuino Tony Stark vuelve a vestirse la armadura, se acabó la era del Doctor Doom o del misterio sobre quien llevaba el traje y donde estaba Stark.

El artífice de esta nueva etapa es Dan Slott, recién salido de una larga (y polémica) etapa al frente de Amazing Spider-man, acompañado a los lápices por Valerio Schiti.

Este comic, es un número de presentación de manual. El guionista se vale de uno de los trucos más viejos del oficio para presentar la nueva situación en la que quiere enmarcar la historia. Nos presentan un nuevo personaje que va a entrar a trabajar en la empresa que ha levantado Tony (Stark Unlimited), y a través de los ojos de este (Andy Bhang, un veterano experto en robótica) vamos conociendo el nuevo entorno en el que va a trascurrir la historia y cómo es y cómo funciona la nueva  compañía.

Andy Bhang, experto en robótica y nuevo miembro de Stark Unlimited

El problema es que todo suena a muy visto ya que estamos ante una nueva empresa de Tony Stark, una firma que nos recuerda muy mucho a las Industrias Parker que Slott usó en Spider-man. Vemos como  Stark usa su compañía como la utilizaba Peter Parker, es decir, valiéndose de ella como un instrumento para hacer más fácil su labor como superhéroe, usando el talento de sus empleados y sus inventos para poder luchar contra sus enemigos (en este primer número un Fin Fang Foom controlado por un misterioso villano). Por otro lado, a pesar de esa falta de originalidad al menos el cómic es divertido y ameno.

Los trabajadores de la nueva empresa de Tony Stark

Es cierto que este ámbito empresarial le queda mucho mejor a Iron Man que a Spider-man. Industrias Stark siempre ha sido parte inherente de la historia del personaje, pero como ya he dicho, no deja de sonar a conocido (sobre todo por el uso de varias armaduras según la situación, algo que ya habíamos visto en la colección del Trepamuros con sus múltiples trajes multifunción). Habrá que ver como lo maneja Slott y si puede llegar a ofrecernos algo diferente.

Además de una nueva empresa tenemos la presentación de los que van a ser los personajes secundarios que acompañaran a Tony en esta nueva etapa. El guionista prefiere dejar de lado los que Bendis venía utilizando en la colección anterior (adiós Mary Jane, adiós mama de Toni, adiós Inteligencias Artificiales) y centrarse en secundarios clásicos y conocidos por los fans más veteranos como Bethany Cabe o James Rhodes y en la incorporación a la compañía de la robótica Yocasta, con un rol muy divertido.

En la batalla contra Fin Fang Foom vemos cómo va a funcionar, a partir de ahora, Iron Man ayudado por los miembros de su empresa, tanto es así que es el nuevo miembro de la misma, Andy Bhang, el que da con la tecla para poder derrotar al monstruo.

Un vistazo a la infancia de de Tony Stark

También se nos presenta un misterio que parece que va a ser uno de los hilos argumentales de la trama. Alguien está hackeando Stark Unlimited, robando información y patentes de la misma y eso es algo que Tony y su jefa de seguridad (Bethany Cabe) no pueden permitir, así que la investigación de estos ataques informáticos será uno de los ejes de la colección. El caso es que al final del número vemos al misterioso villano detrás del hackeo y del ataque de Fin Fang Foom y aunque de nuevo es alguien conocido por los aficionados más veteranos tampoco es que sea una revelación o un enemigo que en principio llame la atención demasiado.

El italiano Valerio Schiti es el encargado de la parte artística y la verdad es que me ha sorprendido gratamente. Hasta ahora se había encargado de diversos números de Guardianes de la Galaxia o Ms. Marvel y aunque su nivel siempre me había parecido bueno en este cómic es mucho mejor de lo que nos tenía acostumbrado.

Una de las mútiples portadas alternativas del cómic

El nivel de detalle en los fondos y  de las creaciones tecnológicas es muy bueno y las escenas de acción son espectaculares y bien narradas. Aunque donde más resalta es en las partes más calmadas, en los diálogos entre los personajes, haciendo que las expresiones de sus caras (y hasta sus posturas corporales) resulten creíbles a la vez que divertidas.

En conclusión, estamos ante un correcto número de presentación, pero Slott va a tener que mejorar y ofrecernos bastante más para poder llegar a la altura de lo que se supone que quiere lograr Marvel en la nueva cabecera de uno de sus personajes estrella.



6.5 Bien

Tony Stark, Iron Man número 1 es un comic de presentación del nuevo ambiente y los nuevos secundarios que van a acompañar al protagonista, un ambiente que peca de ser poco original. Hay que ver en qué dirección quiere llevar Slott la historia. Al menos la acción es ágil y divertida y cuenta con una parte gráfica estupenda a manos de un sorprendente Valerio Schiti.

  • Guión 6
  • Dibujo 7
  • Interes 6.5
  • User Ratings (2 Votes) 8.3

el autor

Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Hola nuevamente querid@s internautas. Como sabréis, hace poco más de una semana se estrenó la segunda temporada de Luke Cage. Precisamente días antes del estreno,…