Inicio cine Retro-Análisis | Mortal Kombat (1995): Una impecable victoria sin Fatality

Retro-Análisis | Mortal Kombat (1995): Una impecable victoria sin Fatality

Os doy la bienvenida amantes del ‘fatality’  a este Retro-Análisis de la cinta de 1995 sobre el título creado por Ed Boon y John Tobias. Mortal Kombat está viviendo una segunda juventud gracias a la buena acogida de los últimos tres videojuegos que dieron carpetazo con la antigua línea temporal para reiniciar la franquicia. Ahora que estamos en 2021, el año en el logo del dragón volverá a los cines y a HBO MAX, creo que es el momento idóneo para desempolvar  esta cinta de mediados de los 90. No descarto embarcarme en algún otro artículo para rendir tributo a mi videojuego de lucha favorito.

Mortal Kombat

Mortal Kombat es un título que a día de hoy sería impensable que se encontrase al alcance de cualquier niño como lo estaba en 1992 en las salas recreativas. Cierto es que los ‘fatalities’ de la primera entrega eran  “muy Disney” comparados con los que han ido apareciendo en los juegos posteriores. La gente tras Midway (actualmente NetherRealm) siempre ha sabido superarse y dejarnos con cara de sorpresa, asco o (en mi caso) diversión.

Poco antes de la llegada de la tercera entrega  asistimos a esta adaptación en la gran pantalla. Un proyecto que tardó dos años en ver la luz, ya que los autores fueron muy reacios a vender los derechos de su obra. Supervisaron el rodaje e incluso consiguieron que algunos momentos cómicos de Rayden (Christopher Lambert) fueran eliminados del montaje final.

Mortal Kombat contó con un presupuesto de 18 millones de dólares, para que os hagáis una idea de lo bajo del mismo os pondré algunos ejemplos de la misma época: La Sombra (40 millones), Batman Forever (100 millones), Waterworld (175 millones), Seven (30 millones) o Braveheart (53 millones).

New Line Cinema se hizo cargo de esta adaptación y supo sacar partido a lo invertido, ya que recaudó alrededor de 122 millones y dio pie a una secuela muy, pero que muy olvidable (Mortal Kombat: Aniquilación), una serie de imagen real (Mortal Kombat: Konquest) y una de animación llamada Mortal Kombat: Los defensores del reino. Resumiendo: tras la primera cinta, esta franquicia cayó en barrena y acabó mereciendo un ‘Fisnish Her/Him’. Creo que su web serie de 2011 llamada Legacy (proveniente del corto llamado Rebirth) sí merece la pena y fue un intento de  Kevin Tancharoen por devolver a esta franquicia al lugar que se merecía. Ojalá se hubiese llevado a la gran pantalla.

Volviendo a los 90, la batuta de director recayó en Paul W.S. Anderson que por aquella época solo había dirigido ‘Shopping’ pero que actualmente rivaliza con Uwe Boll para ver quién adapta más videojuegos al cine. En su filmografía cuenta con toda la saga Resident Evil (excepto la tercera entrega en la que fue sustituido por Russell Mulcahy) y con la recientemente estrenada Monster Hunter.

En la cinta contamos con Robin Shou como Liu Kang, Linden Ashby como Jonny Cage, Brigitte Wilson como Sonya Blade, Christopher Lambert como Rayden y Cary Hiroyuki Tagawa como Shang Tsung o Talisa Soto como Kitana. Seamos sinceros, excepto Lambert y Tagawa, el resto eran actores más desconocidos.

Muchos achacan a esta cinta de tener un guion demasiado simplón y superficial. Quiero recordar que Boon y Tobias crearon el videojuego con las cintas de artes marciales de los 80 y 90 en mente. Mortal Kombat es una versión mística de ‘Contacto Sangriento’ (BloodSport) de Jean Claude Van Damme, incluso Cage viste como Frank Dux. Por otro lado, la profundidad que posee ahora el universo del videojuego por aquel entonces no era tal, ya que solo contaba con dos entregas.

La trama del filme se basa en la premisa del décimo y último torneo para hacerse con La Tierra por parte de Shao Khan. Aquí se desconocía todo sobre los Dioses Antiguos, Quan Chi o Shinnok.

El guion funciona bien aunque por momentos cae en alguna que otra sobreexplicación metida con calzador y que rechina (sobre todo a los fans): la forma en la que Shang Tsung presenta a Kitana o la parte final con las tres pruebas que debe superar Liu Kang.

Mortal Kombat es un tributo a las cintas de artes marciales y no se esconde en mostrarlo tanto en su planteamiento como en su desarrollo. Los personajes son unidimensionales y clichés porque sus contrapartidas en el videojuego lo son pero funcionan perfectamente en el entorno de la película. Con el tiempo han ido ganando trasfondo y actualmente han crecido y sus historias personales tienen mucho peso dentro de las tramas principales de los tres últimos trabajos de NetherRealm.

Aún pienso que Sub-Zero y Scorpion están muy desaprovechados en la trama principal con todo lo que podía haber dado de sí su enemistad, pero nunca llueve a gusto de todos.

En una cinta de artes marciales lo importante son los combates y en algunos cojea mucho Mortal Kombat. La coreografía de Sonya contra Kano es pésima y da un poco de pena. Cierto es que la actriz se incorporó al reparto en el último momento tras la lesión de Cameron Diaz (actriz que iba a dar vida a la militar) y que su combate se dejó para el final del rodaje, pero es burdo y sin nada reseñable. Muy de coreografía que harían un par de colegas en la cochera de su casa. Por el contrario, los que envuelven a Robin Shou sí cuentan con un nivel excelente y el de Cage contra Scorpion también es digno de mención.

A nivel de actuación, me quedo con Linden Ashby como Cage, Christopher Lambert como Rayden y Trevor Goddard como Kano. Este último quedó tan bien plasmado en la cinta que acabó afectando al diseño del personaje en videojuegos posteriores. Cary Hiroyuki Tagawa interpreta a su villano de siempre y Robin Shou y Brigette Wilson están pero no terminan de cuajar.

Los efectos especiales funcionan en algunos momentos y fallan en otros. Lo poderes de congelación del cryomante quedan muy bien en pantalla pero Reptile en versión reptil (valga la redundancia) es un parche de CGI que da demasiado el cante. Con el presupuesto que contaba Anderson tampoco puedo echarle mucho en cara, ya que hizo lo que pudo con lo que tenía.

Y ahora vamos a lo que menos me gustó de la propuesta de New Line Cinema: la sangre o más bien la ausencia de ella. Mortal Kombat es un videojuego famoso por ser sangriento y gore, aquí no vemos nada de eso y la sangre que podemos ver no pasa de algún labio partido o moratón. La esencia más reconocible de este título fue dejada a un lado para entregarnos una cinta para menores de 13 años. Más allá del robo de almas de Shang Tsung o la exhibición en la que Sub-Zero congela a un secuaz del hechicero, no hay nada que nos haga recordar al trabajo de Boon y Tobias. Eso es algo que siempre le he recriminado al estudio, esa falta de osadía de ir un paso más allá y darle a los fans lo que sí tuvimos en las salas recreativas y en las consolas de la época. Espero que el filme de este año solucione eso.

Lo más memorable que nos dejó esta cinta fue su banda sonora repleta de temas de música metal y tecno que llegó a disco de platino y que encaja perfectamente con las escenas de lucha. Aún recuerdo el tema ‘Zero Signal’ de Fear Factory para el enfrentamiento entre Cage y Scorpion o ‘Juke-Joint Jezebel’ de KMFDM para el de Sony y Kano. Sin olvidar el mítico ‘Mortal Kombat Techno-syndrome’ de The Immortals con el que abría la cinta. Todo esto acompañando a un ‘score’ compuesto por George S. Clinton que mezcla sonidos eléctricos con instrumentos más convencionales y que cumple muy bien sin ser nada que nos cambie la vida.

Como curiosidad mencionar que Steven Spielberg era fan del videojuego e iba a participar en el rodaje a modo de cameo interpretando al director de la cinta en la que aparece Johnny Cage, pero por motivos de agenda no pudo. A modo de tributo se caracterizó a su sustituto con un atuendo similar al que solía vestir el cineasta.

Conclusión

Con sus luces y sombras, Mortal Kombat es muy disfrutable para aquellos que amen las cintas de artes marciales (aunque algunos combates cojeen) y es una gran adaptación teniendo en cuenta que lo visto hasta el momento era Super Mario Bros. y Double Dragon.

La película de Paul W.S. Anderson capta muy bien la esencia del videojuego, con alguna que otra licencia y, pese a que no ha envejecido demasiado bien, es lo mejor que hemos visto hasta el momento sobre esta franquicia en cines y en la pequeña pantalla… con la excepción de Rebirth y Legacy.

Haber revisitado este filme me ha reavivado el ‘hype’ por ver qué nos depara la nueva película de Mortal Kombat de Simon McQuoid. Al igual que su predecesora, cuenta con un reparto de actores poco conocidos como Ludi Lin como Liu Kang, Jessica McNamee como Sonya Blade, Hiroyuki Sanada como Scorpion, Tadanobu Asano como Raiden, Mehcad Brooks como Jax, Josh Lawson como Kano, Joe Taslim como Sub-Zero, Chin Han como Shang Tsung o Sisi Stringer como Mileena, entre otros.

Muchas ganas de que llegue el 16 de abril para poder disfrutar de esta cinta en el cine y ver si la franquicia del ‘fatality’ vuelve para entregarnos una saga de gran calidad.

Aquí os dejo en enlace donde podréis disfrutar de Mortal Kombat Rebithy Legacy subtitulado al castellano.

Saludos desde Outworld.

Juanma Martín
Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

El Cómic de la Semana | Lezo: El héroe de Cartagena de Indias llega al cómic

Bienvenidos amantes de la historia española y de los cómics de la misma procedencia. Hoy estoy aquí (más vale tarde que nunca) para traer...

Los mangas licenciados en España más esperados de 2021

¡Buenas queridos lectores! Y bienvenidos a esta nueva entrada donde hablaremos de los lanzamientos manga más esperados del 2021 por las editoriales hispanohablantes. KitayuD Bueno, debido...

Análisis de 30 monedas. Capítulo 8 y final de temporada. Sacrificio

Bienvenidos todos y todas al análisis del octavo y último capítulo de la primera temporada de 30 monedas, donde se resuelve el conflicto entre...

Homenaje a Sobrenatural: ¡honor y gloria a los Winchester!

Sobrenatural ha terminado. Han sido 15 temporadas y ahora que nos hemos quedado huérfanos, es tiempo de hablar de una serie maravillosa que ha...

Las 12 nuevas series más esperadas de 2021.

Con algo de retraso (disculpad), continuamos con el repaso a lo más esperado de 2021. Lo cierto es que este año no ofrece tantas...

Análisis de Cobra Kai. Temporada 3 -Actualizado con vídeo de Youtube-

La temporada 3 de Cobra Kai no desmerece en nada a la serie y sigue con la misma dinámica, y si me apuráis, incluso...

Crítica de Saiki Kusuo no Psi-nan, los personajes secundarios importan

¡Buenas queridos lectores! Y bienvenidos a esta crítica del anime Saiki Kusuo no Psi-nan, que hacía ya bastante tiempo que no caía alguna reseña...

ÚLTIMOS COMENTARIOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad