IniciovideojuegosRompiendo una lanza a favor del Days Gone de PS4

Rompiendo una lanza a favor del Days Gone de PS4

El mundo se ha ido a la mierda. Digo el del juego que nos ocupa. Days Gone es un juego del 2019 desarrollado por Bend Studio, estudio interno de Sony Interactive Entertainment. Anteriormente se había encargado de Syphon Filter, Uncharted: El abismo de oro o Killzone: Retribution. Vamos a ir al grano, el juego en cuanto a calificaciones de medios especilaizados no salió muy bien parado. A la hora de escribir este artículo tiene en Metacritic 71 y 8,2 en las review de los usuarios.

  1. Negative: 4 out of 109

¿La historia? Un Estados Unidos apocalíptico infestado de engendros en varios estadíos, sectas, ladrones, milicianos y supervivientes de todo tipo que hacen lo necesario para sobrevivir un día más.

Days Gone

Sobrevivir no es vivir.

Nuestro personaje es Deacon St. John. Un errante que antes de todo esto pertenecía a una clásica banda de moteros, Mongrel Motorcycle Club que puede recordar a la de la famosa serie Sons of Anarchy. Con el fin del mundo instaurado nuestro personaje sobrevive como errante junto a Boozer, otro miembro de Mongrel. Ambos prefieren esa vida antes que unirse a uno de los campamentos que hay desperdigados por el mapa. Dichos campamentos están liderados por Mark Copeland, fiel defensor de las teorías conspiracionistas, Iron Mike, un hombre mayor beligerante en su momento pero que ahora en la vejez es capaz de hacer pactos de paz con el mismísimo diablo (los RIPS) y Ada Tucker, una antigua supervisora carcelaria que dirige el campamento de Hot Springs con mano excesivamente dura. Deacon irá completando misiones principales y secundarias en cada uno de los campos con el objetivo de ganarse la confianza de estos y así poder mejoar la moto y comprar armas.

A raiz del percance que sufre Boozer, Deacon se ve lastrado a hacer, como decía, favores a dichos campamentos. Es en el campamento de Iron Mike, en la región de Lost Lake, donde Boozer se repondrá, gracias al tesón de la médico Addy, veterinaria antes de todo esto, reconvertida en médico en pleno apocalipsis. Allí Deacon entablara relación con Rikki que le irá mandando a misiones a cambio del cuidado de Boozer. Y es que todo tiene un precio.

Days Gone

La vida de un errante.

Para mí lo mejor del juego es subirme a la moto y enfrentarme en ella a ese mundo hostil. No he realizado ningún viaje rápido en las cuarenta horas aproximadas que he tardado en hacerme el juego. Y no me he cansado en ningún momento a la hora de ir a un sitio que estuviese un poco más alejado. Uno de los motivos es lo bien implementada que está la moto en el juego, nada que ver con el Batmovil en el Batman Arkham Knight. Además salir afuera a la distancia más corta es jugarte la vida. El peligro acecha en cada esquina en forma de:

  • Saqueadores: Te tienden trampas como poner un francotirador apostado en lo alto para una vez te hayan dado, tres ladrones van a por tí a quitártelo todo. También están los que utilizan el poner un cable en el trayecto de la moto haciendo que Deacon pegue el pellejazo del siglo.
  • RIPS: El Culto Rest In Peace (o RIP), también conocido como los Rippers, son un grupo de seres humanos que han sobrevivido a la infección engendro, aunque adoran la misma y a sus criaturas, creyendo que infectarse es un regalo que todos deben esforzarse por convertirse. Tienen campamentos también.
  • La fauna animal: De lo que más me ha gustado. El virus que ha convertido al ser humano en engendro también afecta a los animales. Tenemos osos, lobos cuervos y pumas. Y excepto el puma, todos tienen su versión mutante por el virus. El oso recibe en su otra forma el nombre de rabiante, el lobo infectado se llama corredor y a los cuervos infectos se les denomina graznantes.

Days Gone

Mi experiencia.

Mi experiencia a los mando con el Days Gone me dice que ha sido uno de los juegos que más he disfrutado de esta generación y no he jugado pocos. Deacon no es el personaje más carismático desde luego pero el mundo en el que vive se siente muy vivo y me veía con la moto yendo de un sitio a otro dispuesto a proteger a quien hiciese falta. Es lo que más me ha gustado del mapa. Pocas veces he disfrutado de lo que decía ahora mismo, de un mundo tan vivo valga la contradicción. Y es que en cada esquina hay una historia, una banda de RIPS, alguien pidiendo ayuda, una horda con la que acabar. El mundo ha cambiado y Deacon decide aferrarse a su pasado para seguir y vivir en el. Para ello incia la búsqueda de Sarah, a quien cree muerta pero que los avatares le hacen dudar. En su búsqueda irá a parar a un campamento de milicianos donde mi experiencia jugable notó ahí cierto desgaste y cansancio. Será el confrontamiento de este campamento contra el de Iron Mike donde mi interés se disparó a niveles altísimos.

También quiero hablaros de mi experiencia con las hordas. Me he limitado a las obligatorias y es que no soy un jugador completista. Y como metido que estaba en la piel de Deacon, no creía oprotuno en meterme en jaleos yo solo sino era obligado por un campamento (llamadme cobarde, yo lo llamo vive para luchar otro día). Pues siguiendo con las hordas, temía que llegara ese momento y acabó llegando. Muy dificultosa es la del aserradero hacia el final del juego. Me llevó varias intentonas y alternativas varias. Llega a ser muy frustrante que te maten justo cuando estás cerca de acabar con ella. Me pasó. Desde luego muy interesante este apartado. Chapeau a los chicos de Bend Studio.

Days Gone

Igualmente quiero resaltar una gran sorpresa, la música. En esos paseos largos cobra gran protagonismo. Para muestra os dejo video abajo.

Valoración final.

He jugado a este juego justo después de The last of us parte II y la verdad es que esperaba un bajonazo. No se ha producido. No tiene ni punto de comparación en cuanto a la emotividad de los personajes que es lo que más me gusta de la saga de Naugthy Dog. Y es que se le puede achacar que los personajes de Days Gone son ciertamente más planos. Pero a medida que avanza la historia vas encariñándote con ellos. Con Deacon, Boozer, Addy, Rikki o Sarah. Y, al menos para mí, son personajes que quedarán en la retina como grandes supervivientes de esta generación.

Days Gone vino en su momento con la tara habitual de esta generación, los bugs, la bajada de frames y ya en su jugabilidad las misiones secundarias repetitivas. No está libre de pecado, sabiendo eso le di una oportunidad y ha sido un viaje fenomenal que quería compartir con todos vosotros pese a que ha pasado más de un año de su lanzamiento. Pero para hablar de las cosas que nos hacen felices siempre es el momento oportuno.

 

Carlos María Porras Castañoshttps://despojosdelahistoria.wordpress.com/
Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS