InicioseriesSky Rojo, o cómo huir de una vida que no quieres

Sky Rojo, o cómo huir de una vida que no quieres

Netflix estrenó el 19 de marzo Sky Rojo, una serie española que la plataforma de stream espera en convertir en uno de sus grandes éxitos de este año. Viene de la mano de Alex Pina y Esther Martínez Lobato, creadores de Vis a vis y La casa de papel. Partiendo de esto, puedes hacerte una idea de lo que puedes encontrarte al ver esta serie.

Sky Rojo empezó a grabarse a finales del 2019 y se terminó en 2020. Se rodaron dos temporadas de la misma entre Madrid y Tenerife, dejando la serie con un final abierto. Netflix acaba de estrenar la primera, y se habla de principios de 2021 como fecha probable para el estreno de la segunda temporada. Aunque, de momento, no hay nada confirmado.

Sky Rojo: violencia, lenguaje soez y humor negro

Sky Rojo podría interpretarse como una crítica hacia el mundo de la prostitución, pero en mi humilde opinión creo que no va por ahí. Me parece que es más la excusa para montar una historia con personajes con una vida que no es suya, y que cuando intentan escapar de ella no lo tienen fácil.

De hecho, no hubieran salido de esta vida de no ser por una decisión mal tomada (o no). La vida está machacándolas, obligándolas a ser quien no quieren, pero ellas siguen ahí. Hasta que de pronto, la vida les pone delante una oportunidad de escapar, y por supuesto tiene que ser complicada, por que para salir de donde están nada puede ser sencillo.

Y eso justo es lo que necesitaban los creadores de Sky Rojo, para dar rienda suelta a la imaginación y crear toda esta historia loca llena de violencia y situaciones desesperadas, bañadas con un toque de humor negro. Una huida que solo lleva a más situaciones desesperadas y a más violencia: toda acción tiene una reacción. Entre ser una liebre o una zorra, ellas eligieron ser zorras y eso tiene sus consecuencias.

sky-rojo-las-cosas-que-nos-hacen-felices

No se trata pues de una ‘guerra de hombres contra mujeres’. Más bien lo he visto como una alegoría a la vida actual, donde el pez grande se come al pequeño. Y lo hace sin hambre, solo por buscar poder. Justificando sus acciones con excusas ridículas, incluso atreviéndose a decir que todo es por el bien del pez pequeño.

Una frenética historia perfecta para sus actores

Puedes crear una historia genial, pero sin los actores adecuados puede quedar en nada. Esto no sucede en Sky Rojo, sus actores son perfectos para esta turbulenta historia. Tanto los seis actores principales, como los secundarios, encajan perfectamente en sus papeles y los llevan a situaciones desesperadas que resultan creíbles.

La parte femenina está interpretada por Verónica Sánchez (la enigmática Coral), Lali Espósito (la impulsiva Wendy) y Yany Prado (la inocente Gina); forman un trio a lo Thelma y Louise, y lo digo con segundas por una escena que reconocerás al segundo. Se formará una amistad entre ellas que se hará más fuerte por ese vínculo que todas las situaciones de peligro crean, unido a que las tres tienen el mismo plan: escapar y empezar a vivir sus vidas. 

sky-rojo-las-cosas-que-nos-hacen-felices

La parte masculina la forman Miguel Angel Silvestre (Moisés sicario de Romeo), Asier Etxeandia (Romeo, el dueño de Las Novias) y Enric Auquer (Christian, hermano de Moisés y sicario de Romeo). Son los poderosos, los que a primera vista, controlan todo. Conforme trascurre la serie nos irán contando secretos, y nos mostrarán su verdadera cara.

Sky Rojo cuenta con actores secundarios que contribuyen a la creación de la historia de formas diferentes. No se trata de historias paralelas, son extras que intervienen a lo largo de la serie rompiendo la hegemonía de los seis actores principales. Entre estos actores secundarios cabe destacar a Luis Zahera (Alfredo) y a Chani Martín (Fernando).

Una serie diferente

De lo que no hay ninguna duda es de Sky Rojo es una serie diferente. Y eso se nota en los primeros cinco minutos: una escena que fue rodada en tres días, con diferentes tomas en diferentes ángulos, para conseguir darle esa sensación de vértigo. La duración de cada uno de sus ocho episodios es de menos de media hora, otra añadido que contribuye a aumentar esa sensación de rapidez que nos quieren transmitir en la serie.

Ese ritmo frenético y casi asfixiante junto con las situaciones tan locas que se llegan a vivir, nos hacen recordar de manera inevitable a Quentin Tarantino, con una escena de baile que me recordó al famosísimo momento Thurman/Travolta. Sinceramente, me pareció tan descarado que creo que fue hecho con ese propósito.

Otra cosa que llama la atención son sus colores y su vestuario. Esa imitación barata al glam de Las Vegas, algo que queda reducido a cutrez y chonismo, buscada por sus creadores como una firma personal.

Su banda sonora (te la dejo al final del post por si tienes curiosidad) también merece una mención. Encaja perfectamente en cada secuencia de la historia y contribuye a ese ritmo frenético, acentuando el humor negro de Sky Rojo.

A medida que la serie avanza, nos van contando la historia de todos sus personajes, bien con flashbacks con una voz en off que los narra y que se hace pesada, o bien con conversaciones que no son especialmente brillantes, pero que cumplen su cometido.  Los motivos por lo que llegaron a caer en esa situación nos muestran una vida llena de miseria y traiciones, que les ha obligado a estar donde están.

Pero incluso con esas historias, Sky Rojo da la sensación de no ser capaz de evadirse de una rueda de la que los protagonistas no saben salir. Todo se convierte en un círculo vicioso que en ocasiones llega a aburrir, todo es lo mismo y todo se repite. Solo nos queda ver la segunda temporada para terminar las historias a medias que se dejaron, y poder observar si todo acaba con un ‘final feliz’ (mode irónico on).

Banda sonora de Sky Rojo

 

Lucia Hernándezhttps://draegone.website
Aprendiz de todo lo que llame mi atención. Colaboradora en varias webs de ocio.

2 COMENTARIOS

  1. La he visto. Es para dejar el cerebelo aparcado y no plantearse dilemas morales como he visto en algunos foros. Es adictiva, siempre quieres pasar al siguiente capítulo, el elenco de actores cumple. Dicho esto parece que mebha gustado, no es así. Es una serie de usar y tirar, se deja ver, aunque no la recomendaría.
    Saludos

  2. Hola Lucía:
    Antes que nada, muy buen análisis, felicitaciones. Ahora, mi opinión personal: tengo que decir que debía hacer mucho pero mucho que no abandonaba una serie a falta de solo un episodio para terminar la temporada. La venía sobrellevando como podía pero hay dos cosas que no soporto en este mundo. Una es que me quieran explicar el mensaje de manera explícita y poniéndolo en boca de los protagonistas (a veces ni siquiera en boca porque está en off) como para que no me quede ninguna duda de lo que quisieron decir no vaya a ser que yo sea idiota y no lo haya entendido. Me parece una subestimación absoluta hacia quien mira. Ya que tanto quieren copiarle la estética a Tarantino harían bien en aprender a no intentar vender moralina barata. No solo de Tarantino, también de los hermanos Coen o, si buscamos un ejemplo más cercano, de Alex de la Iglesia. Pero aquí falta tomar mucha sopa para llegar a eso…
    Y la otra cosa que no soporto en este mundo es… ah, sí: Lali Espósito. Vaya casualidad que las dos se hayan juntado en esta serie.
    Un saludo y que andes bien, Lucía. Gracias por escribir, te seguiré leyendo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Entrevista a CARLES MIRALLES editor de YERMO EDICIONES y ARECHI MANGA

Presentamos la entrevista que hemos hecho a Carles Miralles, el editor de Yermo ediciones y Arechi Manga. Yermo ediciones y Arechi Manga. Si te gustan los...
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad