InicioVideojuegosHemos jugado a The Callisto Protocol y os traemos nuestras impresiones

Hemos jugado a The Callisto Protocol y os traemos nuestras impresiones

Muy buenas, aunque no lo parezca en Las cosas que nos hacen felices somos de videojuegos lo que pasa es que no nos da la vida para hacer de todo y luego encima hablar de todo. Pero este año había un juego que si queríamos jugarlo y traeros nuestras impresiones. Hablamos de The Callisto Protocol.

Estamos en el año 2320 en una cárcel en la luna de Callisto, allí una infección mutante y de origen desconocido se desata. Nuestro protagonista es un piloto ahora presidiario que intenta escapar del horror absoluto.

Este artículo lo hemos hecho entre Juanma y Carlos, que hemos disfrutado a la par de este juego. Sin más preámbulos vamos a traeros nuestras impresiones.

Juanma Martín.

‘The Callisto protocol’ de Striking Distance era uno de esos títulos del anterior 2022 que esperaba con ganas. Como amante del terror que ha disfrutado con ‘Resident Evil’, ‘The Last of us’, ‘Silent Hill’, ‘Dark Pictures Anthology’ y ‘Dead Space’, ese nuevo acercamiento al horror espacial estaba en mi lista de prioritarios.

Todo el material visto antes de su salida al mercado olía, sabía y recordaba a ‘Dead Space’ no obstante el creador de ‘The Callisto protocol’, Glen Schofield, también lo estuvo presente en la saga de Visceral games.

Mencionar a Schofield no es arbitrario, ya que esta nueva propuesta recoge todo lo que sembró ‘Dead Space’, y convirtió a ese videojuego en uno de los grandes de PS3, para trasladarlo a esta nueva historia.

Callisto protocol

Quien haya vivido las aventuras y desventuras de Isaac Clarke notará muchos paralelismos entre ‘The Callisto protocol’ y ‘Dead Space’. La hoja de ruta estaba muy clara y para esta nueva idea no iban a obviar los planteamientos que funcionaron en su día y otros sacados de otras Ips.

El título de Striking Distance es un juego de acción y terror en tercera persona que nos mete en la piel de Jacob Lee, tripulante de una nave que sufre un accidente y se estrella en el planeta donde se encuentra la prisión de Ferronegro. Ahí es donde tendrá que enfrentarse a humanos, robots de vigilancia y una extraña plaga que está asolando la penitenciaria mientras trata de escapar y descubrir que está ocurriendo.

Por momentos nos vamos a sentir de vuelta en la USG Ishimura mientras exploramos los pasillos y recovecos de esta prisión en estado de alerta, pero le falta ‘un algo’ a ‘The Callisto protocol’ para ser memorable.

‘Dead Space’ era un título pasillero, no lo vamos a negar, nos encontrábamos dentro de una gigantesca nave, aunque notaba algo más de libertad de la que se siente en este título. No hay espacio para la exploración, más allá de callejones sin salida en los que hallar grabaciones o alijos con munición u otros objetos.

Me he sentido demasiado guiado en mi avance y eso le ha restado algo de interés en ciertos momentos que me han mantenido pegado al mando gracias a la esmerada ambientación y un sistema de combate cuerpo a cuerpo curioso.

Puedo entender cuál era el referente de Striking Distance a la hora de crear ‘The Callisto protocol’ pero hubiese sido de agradecer haberse separado un poco y plantear la historia con más diferencias con la obra de Visceral games, ya que las comparaciones van a estar ahí.

Como he mencionado, la ambientación es excelente, y eso que lo he jugado en PS4, este título en PS5 o en un PC gaming debe lucir increíble.  Desde el interior de la prisión, pasando por el exterior del planeta y las últimas fases, hay escenarios muy bien logrados que son espectaculares, pero le falta un punto para ser terroríficos.

Ese punto es el sonido ambiente, algo que en Dead Space era sobresaliente y que conseguía meterte en la piel de Isaac y sentir su miedo al doblar cada esquina.  La ausencia de este elemento convierte a ‘The Callisto protocol’ en algo más cercano a la acción que al terror.

En este título de Striking Distance se ha introducido el elemento del combate cuerpo a cuerpo que consiste en esquivar en el momento justo el ataque del enemigo para poder contratacar con el arma. Es una mecánica bastante útil para ahorrar munición.

Conclusión

‘The Callisto protocol’ no es un mal juego, pero todas las similitudes con ‘Dead Space’ lo hacen ensombrecer, personalmente creo que ha sido un error no tratar de alejarse de la propuesta de Visceral games.

Cuando llegue el remake del juego protagonizado por Isaac Clarke, ‘The Callisto protocol’ quedará relegado a un segundo plano.

Gráficamente es excelente pero le falta un puntito para ser notable y ser uno  de los imprescindibles del pasado 2022. Entretiene y divierte, pero nunca asusta ni mantiene en tensión y eso le pesa mucho.

Para mí, ‘The Callisto protocol’ es un juego de un 7 y poco más.


EN CF: OPINAMOS: THE LAST OF US PARTE II, LAS DOS CARAS DE LA VENGANZA


Carlos María Porras.

Hace varios meses escuché una frase que con el tiempo se iba a convertir en una coletilla: “A finales de año sale The Callisto Protocol, un juego heredero espiritual de Dead Space”. Y la verdad es que eso vende, si tenemos en cuenta que es uno de los mejores survival horror de los últimos tiempos.

El juego lo he jugado en mi Playstation 4, al ser un juego intergeneracional, no le encuentro pega alguna y rinde francamente bien, quitando un par de veces que me temblaba la pantalla. Hasta ahí el rendimiento del juego en PS4, que aquí hemos venido a daros nuestras impresiones jugables.

Nos ponemos al mando de la play para jugar con Jacob Lee, un piloto de transportes que sin más explicaciones es recluido en Ferronegro. Casualidades de la vida en ese momento se produce un brote que asola a la instalación.

A partir de aquí nos encontramos con que manejamos a un personaje que parece de todo menos piloto.

The Callisto Protocol

Jacob, un especialista en el cuerpo a cuerpo.

Mucho se ha hablado de la comparación con Dead Space, pero si aquel se basaba en un combate donde la cortadora de plasma y demás armas te invitaban a mantener la distancia en The Callisto Protocol nos encontramos ante un juego de acción en el que cobra gran importancia el combate cuerpo a cuerpo. El uso de las armas pasan a un segundo plano, siendo más importante el saber esquivar y golpear en el momento adecuado.

En este sentido hay que decir que el sistema de combate está muy bien implementado y es muy básico y sencillo. Con el stick izquierdo hacia un lado u otro esquivamos el golpe que nos vayan a dar mientras que si movemos hacia abajo bloqueamos el golpe.

No obstante también tendremos armas de fuego que irán mejorándose y también disponemos del G.R.P., un dispositivo anti-gravitatorio que atrae y lanza objetos y enemigos.

Un entorno demasiado pasillero.

Lo que vengo a hablar a continuación no es en sí necesariamente negativo. Yo soy muy fan de los juegos pasilleros. Pero es verdad que en The Callisto Protocol está llevado al extremo. No hay sitios apenas para investigar, si acaso alguna sala con dos o tres dependencias que te harán volver facilmente al punto de partida. Esto merma las opciones de rejugabilidad, además llama la atención la de pasillos estrechos por los que Jacob tendrá que ir deslizándose, llegando a ser muy repetitivo. Esto se debe al parecer a que se utiliza para los tiempos de carga del juego.


EN CF: ROMPIENDO UNA LANZA A FAVOR DEL DAYS GONE DE PS4


Aquí hemos venido a matar bichos.

Una vez que sabemos que es pasillero y directo, solo nos queda dissfrutar del juego matando toda clase de bichos. Pero he aquí donde he encontrado mi gran decepción y es que los biófagos (así se llaman los bichos del juego) están por lo general poco inspirados y además tienden a repertirse. Por ejemplo en cuanto a lo de la repetición, en el último tercio del juego empiezan a salir unos biófagos ciegos a los cuales hay que matar a cuchillada por la espalda, pues tendremos esos enemigos exclusivamente en las siguientes horas.

Luego tenemos también hacia el final otras criaturas poco inspiradas que recuerdan a algunos infectados de The Last of Us.

Otro aspecto que me ha llamado la atención es la ausencia de jefes finales, solo el del final del juego.

Y lo más triste de todo esto es que el juego, al menos para mí, no es de terror, pese a su oscuridad, apenas hay sustos y se pasa miedo, imperando la acción sobre el terror, pecado mortal para lo que se había vendido como survival horror.

The Callisto Protocol

Consideraciones finales.

¿Es The Callisto Protocol entonces un buen juego? Para mí lo es, he tardado unas catorce horas en unas seis sentadas y la verdad es que estaba siempre deseando encender la consola para echar una partida. Pero el juego presenta alguna carencia, como la rejugabilidad, al no tener historia (en serio, ¿De qué va?) y ser pasillero hasta límites exagerados va a tardar tiempo para que yo sinceramente le vuelva a meter mano.

Tiene una gran ambientación pero se ve lastrada al ir en muchas ocasiones por pasillos muy estrechos y al ser muy oscuro. Otro aspecto a destacar es el tema sonoro. Increíble, he jugado con cascos (una mierda de cascos, eso sí) y hay que decir que la inmersión gracias al aspecto sonor es total.

Por otro lado cuenta con un gran trabajo de interpretación de sus actores destacando los protagonistas Josh Duhamel y Karen Fukuhara.

En definitiva si tuviera que puntuar a The Callisto Protocol de 0 a 10 le pondría un 7.

Un saludo y sed felices.

 

Juanma Martín
Juanma Martín
Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Locust. Leviathan Labs nos lo traerá en abril de 2023.

Bienvenidos a Las cosas que nos hacen felices. En pocos meses, en abril de 2023, Leviathan Labs nos traerá ... Locust. Atentos al equipazo creativo que lo ha realizado. Mi amigo Massimo Rosi a los guiones y el dibujante español Alex Nieto.