Inicio series Análisis de The Mandalorian. Temporada 2. Capítulo 5

Análisis de The Mandalorian. Temporada 2. Capítulo 5

4

Volvemos a The Mandalorian con el que probablemente sea el mejor capítulo de esta temporada y uno de los mejores de la serie. En este episodio, no solo veremos el regreso de uno de los personajes más queridos de Star Wars, sino que por fin haremos nuevos descubrimientos sobre el bebé más adorable de la televisión actual. Aunque solemos evitar revelar demasiada información en la sinopsis, avisamos de que esta entrega es un gigantesco spoiler en sí misma. Entrad bajo vuestra responsabilidad.

Una espadachina solitaria

Ahsoka Tano ya no es la bisoña adolescente de Las guerras clon, sino una jedi entrenada y brutalmente letal. Durante el comienzo de este episodio, la vemos luchando contra los hombres de la cruel gobernadora del planeta Corvus, que amenaza con provocar una matanza si prosigue en su empeño. Aun así, esta guerrera solitaria (que parece beber mucho del Yojimbo de Kurosawa) es una espina clavada en la espalda de Morgan Elsbeth, la nueva villana de The Mandalorian.

Por ello, cuando Din Djarin y su diminuto acompañante llegan a este mundo, Elsbeth les promete una lanza de beskar a cambio de acabar con la aprendiz de Anakin Skywalker. Sin embargo, aunque finge aceptar este encargo, Mando tiene otras necesidades más acuciantes. En primer lugar, obtener más información sobre el bebé Yoda… al que parece que, después de todo, tendremos que dejar de llamar así.

Sorpresas y preguntas

No me desdigo de todos los problemas que comenté en los análisis de los anteriores episodios, pero hay que admitir una cosa: en este capítulo, todos esos defectos se toman un descanso para que la serie nos deleite con más de cuarenta minutos de acción frenética y revelaciones muy interesantes sobre la trama principal.

El escenario donde suceden estos acontecimientos, un bosque neblinoso ideal para las emboscadas, no se parece en nada a algo que hayamos visto antes en las películas de La guerra de las galaxias, y los diseños de las armaduras de los antagonistas se alejan del modelo imperial que tan visto tenemos. Todo ello por no hablar de las sencillas pero efectivas coreografías con espadas láser, que no tienen nada que envidiar a los duelos cinematográficos.

Contemplamos el retorno de Ahsoka Tano, tan esperado por parte de los aficionados, y se nos revela por fin el nombre del querido muñequito a quien hemos conocido como bebé Yoda: Grogu, que fue rescatado del templo jedi tras el golpe de Palpatine. Esto, por supuesto, nos lleva a preguntarnos muchas cosas, y estamos convencidos de que Internet se verá invadido por decenas de artículos especulando sobre el tema. ¿Cómo es posible que nadie se hubiera fijado en un niño tan parecido al maestro Yoda? ¿Hay alguna relación de parentesco entre ambos? ¿Cómo consiguió escapar de la ira de Darth Vader? Esperamos respuestas en los próximos capítulos. Al menos, ahora necesitaré menos sinónimos para referirme a este infante.

The Mandalorian

Pero la revelación más impactante de este capítulo llega en su tercer acto, después de que Ahsoka derrote a Morgan Elsbeth en un emocionante duelo. Cuando le pregunta por su jefe, menciona al Gran Almirante Thrawn, un nombre que no debería pasar desapercibido para los fans más longevos de Star Wars: se trata de uno de los pocos personajes del antiguo Universo Expandido que fue recuperado por Disney, en concreto para la serie de animación Rebels. Este maquiavélico oficial imperial, antagonista de su propia trilogía de novelas, podría ser importante para el futuro de la saga, quizás como uno de los fundadores de la Primera Orden.

Conclusión

Después de analizar los guiños y posibles desarrollos futuros que plantea este episodio, solo nos queda aplaudir a Dave Filoni, a Jon Favreau, a Pedro Pascal, a Rosario Dawson y a todo aquel que haya estado involucrado en el mismo. Se aleja de la estructura habitual al mostrarnos al protagonista bajo el mando de los villanos y es capaz de construir escenas de gran tensión propias del western más cuidado. El futuro de los duelos con sable láser no se debería buscar en las aparatosas coreografías de las secuelas, sino en estas sencillas estocadas que remiten al cine de samuráis y a la trilogía original. Vemos un acercamiento similar en el uso de la Fuerza, tan místico y misterioso como en el planeta Dagobah.

The Mandalorian, a pesar de las recientes decepciones, sigue tratándose de una gran serie, y está demostrando ser capaz de expandir el universo de La guerra de las galaxias con mucho más respeto y acierto que las secuelas que hemos visto (o hemos dejado de ver) en la gran pantalla. Hasta es capaz de incluir a las tan denostadas precuelas en su argumento, con esa referencia de Ahsoka a los sentimientos que Grogu ha desarrollado por Mando. ¿Veremos al bebé Yoda rindiéndose al lado oscuro como Anakin antes que él? Solo el tiempo lo dirá.

4 COMENTARIOS

  1. Buenas, creo que, al igual que muchos, este es el episodio que más hemos esperado de la temporada y no ha decepcionado en absoluto. Ha sido un gran episodio con el regreso de Ahsoka Tano portando espadas láser blancas, muy buen detalle, y encima preguntando por Thrawn para tener esa conexión con el final de Rebels. Rosario Dawson fue una gran elección para el papel que espero que la veamos más veces tanto a ella como a Bo katan, se nota que el episodio estuvo escrito y dirigido por Dave Filoni y si, a diferencia de la última trilogía de Disney que hay poco que rescatar en lo que a escenas de espadas láser se refiere, sólo me viene a la cabeza una en Los últimos Jedi, aquí si que están bien hechas las escenas con espadas láser, obviamente no incluyo la gran escena que vimos en Rogué One, estoy de acuerdo en que es el mejor episodio de la temporada, aunque a mi si me han gustado todos los episodios de la temporada hasta ahora, incluso el 2 que sería el más flojo, y uno de los mejores de la serie, saludos.

    • Un saludo. Efectivamente, han conseguido relacionar esta serie con otros productos sin alienar a los fans más casuales. Está por ver que sigan haciéndolo cuando se profundice más en los Jedi y el origen de Grogu, pero eso es mucho más difícil de lo que parece y, de momento, no lo han hecho mal.
      Sin duda, lo mejor que ha producido Disney con respecto a esta saga.

  2. ¡Qué buena se está poniendo la segunda temporada de The Mandalorian!

    Este último capítulo estuvo fabuloso, una estupenda combinación de dos de las más grandes influencias para el universo de Star Wars: el cine western y las películas de samuráis de Kurosawa.

    Aplausos a Jon Favreau y Dave Filoni y todo el equipo detrás de ellos, que están haciendo exactamente lo que no sucedió con la última trilogía: ¡contar una buena historia de Star Wars! Y sin complicarse la vida, la historia que se está narrando en The Mandalorian es muy sencilla, asequible y fácil de seguir, y es justamente ahí donde está su gran fortaleza.

    • Sí, está claro que Kurosawa y Leone son las dos principales influencias. Precisamente, uno de los problemas de las secuelas fue que la saga se volvió demasiado endogámica y no supo aportar nada nuevo. En este caso, irónicamente, se ha conseguido contar una nueva historia acudiendo a las fuentes.
      Un saludo y gracias por el comentario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad