Todos los trajes de Batman en el cine desde 1943 a 2020

0

Bienvenidos a las Cosas que nos hacen felices y a este artículo a colación de la reciente publicación de una muestra de cámara con Robert Pattinson enfundado en el nuevo traje de El caballero Oscuro. Queremos aprovechar estas líneas para hacer un ejercicio de memoria y recordar todos los atuendos que ha portado Batman en la gran y pequeña pantalla para que veáis que os queremos mucho. ¡Batman stream forever!

Os dejamos con el artículo en formato vídeo. Si te gusta no olvides suscribirte al canal. 

Para que todo sea más fácil lo hemos organizado cronológicamente así que sed condescendientes con algunos de ellos, no han envejecido nada bien.

Batman apareció por primera vez en los cómics en marzo de 1939 en el número 27 de Detective Cómics y en 1940 comenzó a publicarse su serie regular. Solo tuvimos que esperar 3 años para ver la adaptación en carne y hueso de este personaje a la pequeña pantalla y visto ahora, 77 años después, pues no es precisamente miedo el sentimiento que me genera ver a alguien vestido así.  Esas protuberancias desiguales con relleno que más parecen cuernos que orejas no ayudan mucho y me hacen pensar que el sastre se había pasado con el whisky la noche anterior. Merece mención Lewis Wilson pues fue el hombre tras la máscara que lució con orgullo el símbolo del defensor de Gotham por primera vez.

Ya en 1949 tuvimos una serie de Batman y Robin que contó con 15 episodios y que el tema del diseño de vestuario no es que mejorase mucho. Sustituyeron el cinturón brillante por otro más discreto, igualaron el tamaño de los cuernos (orejas) y el logo del pecho quedó a la altura de la barriga. No creo que esta serie estuviese, aunque los Emmy se crearon ese mismo año, nominada a mejor vestuario. Como podéis ver por la fotografía que os dejo, Robin está pidiendo a gritos ser sacrificado.  Ahora podemos reírnos un poco del aspecto de aquellos trajes pero tengamos en cuenta que han pasado 7 décadas por ellos. Batman esta vez fue interpretado por Robert Lowery.

Empezamos ya por un Bat-Traje conocido y reconocido por todos (incluso por quienes no sigan las aventuras de este personaje) y es el de la serie de los años 60 protagonizada por Adam West y Burt Ward. Una versión cómica de Batman que a día de hoy muchos tenemos en nuestra memoria con  aquel estilo “camp” tan marcado y que acabó con la seriedad y oscuridad del Caballero Oscuro, sustituyéndola por onomatopeyas de colores y villanos demasiado histriónicos. Parece ser que a los diseñadores de vestuario les gustaba dejar su impronta en los trajes de Batman y éste no fue una excepción,  pues la máscara lucía con ¿orgullo? unas cejas arqueadas pintadas, unas orejitas de tela  y ya en el pecho aparecía el logo en color amarillo.  Tres años se mantuvo en la parrilla televisiva y contó con la friolera de 120 capítulos.

Ya nos ponemos más serios y saltamos algo más de 20 años en el tiempo para hablar del aclamado Batman de Tim Burton y Michael Keaton.  Dejamos a un lado las mallas y las cejas pintadas y nos encontramos con un traje totalmente negro acorazado simulando el musculoso torso del Caballero Oscuro y con mucho cuero. El  llamativo logo y cinturón amarillos no restaron ni un ápice a la imponente presencia del personaje. Por contra tuvimos a un Batman incapaz de girar el cuello (hasta la segunda entrega de la trilogia de Nolan no solucionarían eso) y con unas orejas relativamente grandes. Pequeños detalles que no deslucieron la primera vez que vimos a nuestro atormentado héroe con un atuendo más digno.

Cuatro años después Tim Burton volvió a sentarse en la silla de director para traernos de vuelta a un Batman, de nuevo, interpretado por Keaton con Michelle Pfeiffer  y Danny DeVito como Catwoman y el Pingüino respectivamente. Un apunte personal, a día de hoy creo que la actriz ha realizado la mejor interpretación de la gata que he visto. Dicho esto, hablemos de los cambios realizados en el traje del Caballero Oscuro.  En la primera entrega el torso simulaba el de un hercúleo cuerpo humano (sin pezones, detalle importante) y aquí eso se desechó para mostrarnos unas líneas rectas artificiales más acordes con el sentido de armadura que se le quería otorgar al traje. Seguíamos teniendo el logotipo amarillo en el pecho y el cinturón a juego.

En 1995 Joel Schumacher sustituyó a Burton en Batman Forever y con él llegaron los neones, la pintura fluorescente, los planos innecesarios del trasero de Batman y los pezones en el traje. Sí, aún recuerdo todo el revuelo que se formó cuando se desveló el diseño del Bat-traje con esos innecesarios pezones. En sí el diseño copiaba al de la primera entrega, totalmente negro y mostrando un apolíneo torso, aunque el director añadió ese detalle que a muchos enfureció. Mantuvo el logo amarillo aunque algo más discreto y lo eliminó del cinturon. Val Kilmer sustituyó a Michel Keaton como Batman.

En el tercer acto de esta cinta tenemos cambio de vestuario y aparición de Robin y nos muestran un traje con sónar de un color azul metalizado con el símbolo grabado ocupando ambos pectorales, un aspecto algo más tecnológico y sin esos infames pezones.

Más Bat-pezones para George Clooney y ración extra de “hate” por parte de los fans. Dejando a un lado lo pésima que es esta cinta (bat-tarjeta de crédito incluida) y el sabor de boca tan cercano a la serie de los 60 que nos dejó, el traje mantuvo aspecto similar (como el primero de Batman Forever) al de la cinta de 1989, aunque sin rastro del color amarillo. Un atuendo más sobrio donde el azul oscuro/negro era el tono dominante.

En el tercer acto (al igual que en la anterior) tenemos cambio de armario y la cosa cae en picado.  El negro es sustituido por un azul oscuro repleto de partes de un llamativo gris metalizado casi reflectante que ayudan a evitar atropellos nocturnos. Sin olvidar los pezones en el traje de Robin (en el traje de Batgirl obviaron ese detalle) y la protuberante coquilla resaltada con ese impactante gris. Un Óscar para el diseñador de vestuario y para lo que tomó para idear estos trajes.

En 2005 Christopher Nolan tomó las riendas para resucitar al Caballero Oscuro en el cine y Batman Begins fue el comienzo de una gran amistad entre ambos. En su afán por traernos un personaje más anclado a la realidad y darle un plus de credibilidad basó el bat-traje en un prototipo de armadura militar de combate creada por Lucius Fox.  Otro atuendo sobrio y más útil que preciosista destinado a combatir el crimen e infundir miedo en el corazón de sus enemigos. Totalmente de color negro y sin otro color en ninguna de sus partes (quizás algo de color cobre en su cinturón y alguno de sus gadgets) contaba con una capa con memoria y aún con la desventaja de no poder girar el cuello.

En 2008 El Caballero Oscuro volvió para combatir al Joker del oscarizado Heath Ledge. Enemigo nuevo, funcionalidades nuevas. Decidido a contar con un traje con mayor movilidad en general, se optó por uno con menos protección, formado por placas separadas que dejaban indefensas algunas zonas del cuerpo ante cierto tipo de ataques. Por fin se solucionó la falta de movimiento en el cuello, un gran adelanto a la hora de aparcar. Este traje se mantuvo para la tercera parte de la trilogía ya que poco más quedaba por mejorar… bueno, quizás algo de refuerzo cervical hubiese sido de agradecer para el primer enfrentamiento contra Bane.

Finalizada la trilogía de Nolan y con Warner dispuesta a crear su universo extendido cinematográfico, tuvimos cambio de vestuario y de actor para el Caballero Oscuro. Ben Affleck ganó la batalla por la capucha y nos trajo a un Batman hastiado, roto y aterrador. Y para mostrar eso en pantalla recurrieron a un diseño que a muchos les recordó a lo que vimos en un afamado comic de Frank Miller: El Regreso del Caballero Oscuro. En Batman vs Superman se abandonó el diseño tipo armadura para darle un enfoque más “comiquero” simulando estar hecho con tela reforzada. Se renunció al negro como color dominante para rescatar el gris de aquellas primeras historietas, dejándonos un diseño simple, clásico y espectacular que, con un Ben Affleck “mazado”, agradó a todos los fans del personaje.  Este Batman había aprendido bien eso de atemorizar a sus enemigos y el diseñador de vestuario hizo bien en recortar las orejas.

En esa misma cinta pudimos ver también un traje alternativo para esa escena de pesadilla del futuro en la que mezclaba su traje clásico con una gabardina y unos pantalones de corte militar. Un look polvoriento de guerrillero que tuvo su propio Funko… Eso ya es un logro pues no creo que haya una figura de con los Bat-Pezones de Clooney.

Otra cosa no, pero trajes diferentes sí que tuvo el Batman de Affleck. Recurriendo de nuevo al Batman de Miller (hay escenas en la cinta que nos lo recuerdan a menudo) tuvimos la armadura completa para el enfrentamiento con Superman. Las similitudes son más que obvias y no creo que haya mucho que explicar de este traje fabricado para tratar de aguantar los golpes del kriptoniano mientras la kriptonita hace afecto.

Ya en el controvertido filme de La Liga de la Justicia pudimos ver a Batman lucir un traje algo más acorazado con la base de su traje estándar. Muchas placas de metal protegiendo zonas estratégicas de su cuerpo para así poder afrontar la batalla final contra Steppenwolf con ciertas garantías. Supongo que con tanto traje alternativo en la anterior cinta les dejó sin ideas para esta cinta. Unas placas de metal por aquí y una gafas de sol por allí y listo.

Y finalmente, hace unos pocos días pudimos ver el test de pantalla que ha desencadenado este artículo. Por lo que podemos ver en las imágenes (os dejaré el vídeo al final) el nuevo traje de Robert Battinson (aplauso por el juego de palabras) bebe mucho de lo que hemos visto en los Batman Arkham de Rocksteady. En la nueva cinta de Matt Reeves parece que se ha abandonado el look del DCEU y ha vuelto a algo similar a Batman Begins y a los videojuegos. Llama la atención ese logo en el pecho metálico. No hay mucho más que hablar de ese traje pues la duración el corte visto no llega al minuto.

Hasta aquí este listado de trajes del Caballero Oscuro desde 1943 hasta este 2020 que acaba de comenzar. ¿Cuál es vuestro favorito y por qué? Dejadlo en comentarios para que todos sepamos que Batman es el favorito de la gran mayoría.

Saludos desde el sótano de la Batcueva



el autor

Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Queridos y queridas, os doy la bienvenida una vez más a este nuestro blog para hablar de una persona de la que siempre es una…