InicioseriesAgentes de SHIELD. Temporada 3. Episodio 10: Maveth

Agentes de SHIELD. Temporada 3. Episodio 10: Maveth

Bienvenidos al nivel 7. El episodio 10 marca el final de la primera mitad de la temporada y resulta uno de los más emocionantes de la serie, poniendo el punto y final a uno de los personajes, que no al paso del actor que lo interpreta por la serie.

Análisis de los episodios anteriores de Agentes de SHIELD

Ward y Fitz, junto al resto del equipo de HYDRA, han llegado a Maveth, que es el nombre del planeta dónde se halla exhiliado el inhumano al que quieren llevar de regreso a la Tierra. Lógicamente, los planes de Fitz son otros: contactar con Will y huir de Ward para regresar ellos solos, sin inhumanos de por medio. Mientras, Coulson toma consciencia de que ha llegado a Tattoine y se dispone a encontrar a Fitz y acabar con Ward de una vez por todas.

Fitz y Ward en Maveth
Fitz y Ward en Maveth

En la Tierra tenemos dos frentes abiertos. Por un lado, Jemma Simmons sigue prisionera de HYDRA; por otro lado, el resto de SHIELD llega al castillo con la intención de liberarla, junto a Fitz y Coulson. Simmons, que a estas alturas ya es mucho más que la inglesita inocente de la primera temporada, consigue huir por su cuenta, aunque debe pagar un precio: liberar a Lash para que acabe con sus captores y ya de paso con el resto de inhumanos que HYDRA tiene prisioneros. Así de paso se ahorran un pastón en presentarlos a ellos y a sus poderes. Por su parte, el resto del equipo consigue penetrar en la fortaleza de HYDRA. Reunidos en la cámara de transporte, el director interino Mack ordena que abandonen todos la fortaleza, salvo él y Daisy. En caso de que el inhumano regrese, deben bombardear el castillo aunque eso suponga acabar con ellos.

Mack, Daisy y May en la cámara de transporte
Mack, Daisy y May en la cámara de transporte

En la escena final en Maveth, tenemos un doble enfrentamiento: Coulson v. Ward y Fitz v. Will/Inhumano malvado, un enfrentamiento que concluye sin sorpresas en el segundo caso cuando Fitz acaba con Will pero no así en el primer caso. Y es que resulta una sorpresa que, por fin, Coulson acabe con Ward, dejándose llevar por la rabia que le produjo el asesinato de Rosalind, aplastando el pecho de Ward con su mano metálica y dejándola en el planeta junto al cadáver del antiguo agente de SHIELD. De regreso a la Tierra, el resto del equipo permanece expectante ante el regreso o no de sus compañeros mientras ven derrumbarse el castillo. Por suerte ambos han conseguido llegar a una de las cápsulas que se usan para contener a los inhumanos, que tienen un sistema de expulsión integrado y se unen a May, Daisy, Mack y compañía. A pesar de los abrazos a cámara lenta no todo es felicidad. La mirada entre Coulson y Fitz dice mucho de lo que han pasado y han dejado atrás, aunque no deja de resultar incoherente que Coulson sienta remordimientos por asesinar a Ward cuando desintegró a Garret al final de la primera temporada como quien pisa un insecto.

Adios, Ward
Adios, Ward

En el epilogo, Gideon Malick, que como buena cucaracha ha escapado de la destrucción, se encuentra frente a frente con Ward, quien ha regresado de entre los muertos con la mano de Coulson como souvenir. Por supuesto, todos sabemos que de Ward sólo tiene el rostro y que ahora estamos ante quien poseyó a Will, el inhumano que promete ser el peor enemigo al que se han enfrentado los Agentes de SHIELD.

Grant Ward is back
Grant Ward is back

En resumen, otro buen episodio de una de las mejores series de superhéroes que podemos ver esta temporada, si bien hay que señalar que la huida de Coulson y Fitz de Maveth resulta algo floja: no vemos cómo se escapan, ni como consiguen llegar a la capsula, resultando algo forzada la resolución. A veces es innecesario este tipo de tensión cuando sabemos perfectamente que van a escapar si o si. Por otro lado, la gran sorpresa es la muerte de Ward, porque ya dudábamos de si Coulson sería capaz matarlo a sangre fría por mucha rabia que sintiese. También es sorprendente su aparición final porque si no sabemos como regresaron Coulson y Fitz por los pelos, mucho menos sabemos cómo regreso Ward. La recuperación del personaje para que sirva de vehículo al inhumano, un inhumano que estará vinculado con un personaje de la serie Secret Warriors de Jonathan Hickman, también resulta algo pedestre. El tema del parásito / babosa que sale de un cuerpo para meterse en otro lo hemos visto ya en otras series, películas y cómics. ¿Hay que pensar que fue eso lo que los inhumanos exiliaron en Maveth? ¿Una babosa? Porque de ser así, con pisarla habría sido suficiente. Veremos si alguna vez pueden dar una explicación a eso o nos narran en todo su esplendor el origen de ese misterioso y maligno inhumano y la historia de las nueve ciudades de Maveth, que acabaron como el rosario de la aurora. Hasta entonces, un saludo y sed felices.

Pedro Pérez S.
Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Titans (Titanes). Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos, seguidores de Titanes (Titans) a otro capítulo más de esta serie de HBO Max que tan buenos momentos nos está dejando. En este...