InicioseriesEl Ministerio del Tiempo (Análisis)Análisis de El Ministerio del Tiempo. Temporada 2. Capítulo 6: Tiempo de...

Análisis de El Ministerio del Tiempo. Temporada 2. Capítulo 6: Tiempo de magia

“-¿Dónde está tu sentido de la disciplina? Es nuestra jefa, ¿O es qué no puedes soportar que quien te mande sea una mujer?

-La incompetencia es como la inteligencia, la bondad, la estupidez o la avaricia.Ninguna tiene sexo” 

Conversación entre Ernesto e Irene acerca de Susana Torres

Bienvenidos una semana más al análisis de El Ministerio del Tiempo.

Podéis ver el análisis del resto de capítulos aquí.

Tiempo de magia es el capítulo más esotérico de todos los vistos hasta ahora en la serie. No en vano comienza con Amelia utilizando una ouija en su afán de encontrar a Julián. Durante la sesión (sí, el espíritu se manifiesta) aparece el nombre de Houdini, mítico mago de principios del siglo XX. Un aspecto curioso del capítulo es que en ningún momento se pone en duda la presencia de espíritus o, incluso, de gente con poderes sobrenaturales.

Susana Torres parece haber salido airosa de la crisis de la gripe española, ya que se mantiene en el cargo. Sin embargo, cuenta con un importante escollo dentro del ministerio: Ernesto, que deja claro lo poco que le gusta Torres. Muestra de ello es que decide contactar con la patrulla para una nueva misión sin comunicárselo antes a ella.

En este capítulo conoceremos a Joaquín Argamasilla, un español conocido en todo el mundo a principios del siglo XX por ser el hombre con rayos X en los ojos. Podía ver cualquier cosa a través de objetos opacos e ilustres españoles como Ramón y Cajal o Valle- Inclán admiraban sus poderes.

Al parecer, Argamasilla era un agente del ministerio de 1924 y los americanos han contactado con él. Con el pretexto de un viaje a Nueva York (real) para mostrar sus poderes a los Estados Unidos, el ministerio actual piensa que Argamasilla pretende vender el secreto de las puertas del tiempo a J. Edgar Hoover, líder del FBI y una de las personas más influyentes y oscuras del siglo XX.

ministerio22 lascosasquenoshacenfelices
La patrulla y Joaquín Argamasilla.

Para ello, Amelia y Alonso se harán pasar por periodistas de una revista especializada en temas espiritistas, mientras que Pacino será El gran Benito, un vidente. Y es que saber todo lo que va a pasar en el futuro puede ayudar mucho en la carrera de adivino sin necesidad de bola de cristal. Gracias al conocimiento de Pacino de la historia criminal de nuestro país, consiguen desenmascarar a la vidente Josefa la peinadora, quien se aprovecho de sus (falsas) habilidades para engañar a unos padres que buscaban a sus hijas perdidas. Argamasilla está convencido del poder de Pacino, al que considera su amigo.

Todos viajan a Nueva York, donde Pacino descubre que Argamasilla, como Ernesto sospechaba, pretende vender el secreto del tiempo a Hoover. Por aquel entonces, Estados Unidos era sinónimo de libertad, y Argamasilla piensa que nadie mejor que el país de las barras y estrellas para utilizar las puertas del tiempo.

Sin embargo, antes de ofrecerle el secreto, Hoover piensa que debe probar sus poderes. Para ello, deberá someterse a la prueba de Houdini. El conocido escapista, en los últimos años de su vida, se dedicó a perseguir a farsantes debido a una mala experiencia relacionada con la mujer de Arthur Conan Doyle, espiritista, durante una sesión en la que el mago buscaba hablar con su madre fallecida.

Entre tanto, se desvela que Susana Torres trabaja codo con codo con Darrow, la empresa privada norteamericana. Para Darrow sería inadmisible que Hoover tuviera el secreto del ministerio del tiempo, ya que podría nacionalizarlo y, por tanto, Darrow no existiría. Por eso manda a Lola Mendieta a la Nueva York de 1924.

A la vuelta del encuentro con Hoover, Argamasilla lee a través de la maleta de Amelia un libro de Houdini, por lo que deduce que son agentes. Por tanto, los poderes del mago español son ciertos. Nuestros protagonistas le convencen para que falle aposta en la prueba de Houdini y, así, Hoover lo deseche y no obtenga el secreto.

ministerio21 lascosasquenoshacenfelices
Una de las mejores escenas del capítulo: Houdini a punto de mostrar su “magia”.

Así lo hace Argamasilla, pero comete un grave error. La prueba de Houdini consiste en esconder algunas plumas en diez cajas. Argamasilla decide fallar a propósito, pero falla demasiado. Aunque fuera por probabilidad, hubiera cogido una caja con pluma, pero el mago español coge todas las vacías. Hoover está muy contento. Para la opinión pública, Argamasilla es un farsante, pero tanto Hoover como Houdini saben que sus poderes son ciertos.

Por otro lado, Lola Mendieta ha estado vigilando a la patrulla. Cuando su compañero, Bennett, decide matar a Argamasilla para evitar que cuente el secreto de ministerio. Lola, con esa bipolaridad moral que tanto le caracteriza (es una ladrona pero no una asesina), decide contarle a Amelia todo. Así, Amelia se entera de que Susana colabora con Darrow. La patrulla decide informar a Ernesto, lo que tendrá consecuencias al final del capítulo.

Amelia encuentra una solución. Para poder escapar de Hoover, necesitan de Houdini, y la líder de la patrulla sabe como convencerle de ayudarles. Durante una fiesta en honor de Argamasilla, Amelia convence al mítico mago de que puede ayudarle a volver a ver a su madre. Houdini se lleva a la patrulla y a Argamasilla detrás de una cortina mientras son perseguidos por Bennet. En una escena a cámara lenta, dispara a la cortina pero, para su sorpresa, estos han desaparecido.

En una escena aún más genial que la anterior, la serie retrocede a la misma escena en la que Amelia decide convencer a Houdini. Es una especie de deja vu. Es entonces cuando se revela el poder del mítico mago: es capaz de retroceder en el tiempo unos segundos. Por eso es un escapista sin igual en el mundo. Como dije antes, la serie no niega que existan personas con poderes especiales.

ministerio23 lascosasquenoshacenfelices
Irene parece abonada al carnet de “traidora”…ahora es el turno de Susana Torres

Mientras Amelia acompaña a Houdini a ver a su madre, Ernesto e Irene, muy dolida por la traición de su chica, pillan a Susana hablando con Darrow. Irene ha empezado a sospechar del alto nivel de vida de la jefa del ministerio. El mensaje de Amelia confirma su hipótesis.

 El capítulo acaba con una vuelta a empezar. Cuando la patrulla vuelve, Salvador es, nuevamente, jefe del ministerio. Parece ser que la trama central de la temporada se ha cerrado…hasta que en el adelanto del siguiente capítulo parece observarse la vuelta de Julián. Sin embargo, conociendo a los guionistas, no sabemos cómo discurrirá la trama de estos nuevos capítulos.

Gran capítulo que termina con la primera parte de la segunda temporada. No sabemos qué será de Susana Torres pero, en mi opinión, puede quedarle mucha cuerda. Además, la probable vuelta de Julián promete emociones fuertes en lo que queda de temporada. Personalmente, veo a Pacino y a Julián bastante complementarios. Mientras que el segundo es un reflejo del espectador, de alguien que ve el Ministerio desde la óptica actual, el personaje interpretado por Hugo Silva está más inmerso en el mundo que que los creadores de la serie han diseñado. Por otra parte, chapó por ese gran personaje que es Amelia Folch, la verdadera protagonista de la serie. Y es que no se necesita un hombre para dar sentido a un personaje femenino. 

¡Nos vemos la semana que viene!

 

Fernando Vílchez
Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Titans (Titanes). Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos, seguidores de Titanes (Titans) a otro capítulo más de esta serie de HBO Max que tan buenos momentos nos está dejando. En este...