Inicio series 30 monedas (Análisis de los capítulos) Análisis de 30 monedas. Capítulo 8 y final de temporada. Sacrificio

Análisis de 30 monedas. Capítulo 8 y final de temporada. Sacrificio

0
30 monedas

Bienvenidos todos y todas al análisis del octavo y último capítulo de la primera temporada de 30 monedas, donde se resuelve el conflicto entre Vergara y Santoro y se abren nuevas vías de cara a futuras temporadas.

Aquí puedes ver los análisis de los episodios anteriores

Después del impactante final de episodio anterior había muchas ganas de ver el enfrentamiento entre un fuertemente armado Vergara y Angelo. Pero esa lucha dura más bien poco. Después de todo, Vergara y sus aliados, Paco y Elena, son solo humanos, mientras que Angelo es un demonio del averno que se muestra en todo su esplendor, una criatura enorme y monstruosa que acaba con sus enemigos en un santiamén.

Vergara a punto de hacer de hechicero

A pesar de la derrota, nuestros héroes (con Paco y Elena establecidos ya como pareja) logran escapar y acaban escondidos en los subterráneos del pueblo que antiguamente servían como bodegas y que conectan todo Pedraza. Angelo se ha hecho con el control de pueblo gracias a unas Hostias oscuras con las que obliga a comulgar a todo el mundo en unas misas negras. Sólo Antonio, que pasa de todo, Laguna, que se niega a comulgar y está prisionero en el cuartel de la guardia civil y Merche, que hace que disimula y no se traga la hostia, están libres del control del demonio.

Con todas las monedas en su poder, los cainitas se reúnen en Pedraza para elegir a su líder, el Antipapa. Mientras, Vergara y sus aliados intentan recuperar la moneda que perdieron y Merche tiene su propia agenda: recuperar a Paco y acabar con Elena. Para ello recurre a la vieja bruja que le da un alfiler hechizado, todo un clásico.

Fabio Santoro llega a Pedraza hecho un pincel

Nuestros héroes deciden ir al castillo donde va a tener lugar la reunión de los cainitas, aunque antes se cruzan en los subterráneos con una enajenada Merche que clava el alfiler a Elena en el cuello para dejarla inconsciente, como una bella durmiente de cuento de hadas.

Vergara y Paco llevan a la joven al interior de un castillo de pesadilla, en el que hay pintadas satánicas en sangre y con las paredes de las habitaciones con cabezas y cuerpos de animales ensangrentados y llenos de insectos. Un lugar de pesadilla que entronca perfectamente con lo que sabemos de los cainitas.

El sacerdote tiene que seguir su camino en solitario ya que Paco se queda con Elena justo cuando llega la bruja y se trasforma en un monstruo que el alcalde logra matar. Logra quitar el alfiler a su chica, pero no se despierta así que tiene que salir de allí huyendo con ella en brazos.

Entonces descubrimos el plan de Angelo. Fue él quien le dio la moneda a Vergara (disfrazado) y quien ha estado orquestando el enfrentamiento entre nuestro protagonista y Santoro, para corromper a este último de tal manera que sea el nuevo Antipapa. Por eso se ha encargado de que Vergara estuviera solo al final, sin ayuda de nadie, para caer a los pies de su antiguo amigo mientras este es nombrado sumo pontífice de la orden oscura en una ceremonia festiva organizada por Merche en el castillo de Pedraza.

Pero cuando todo esta perdido Vergara saca fuerzas de flaqueza y embiste a Santoro que estaba dando un discurso en un balcón. Ambos hombres se precipitan al vacío como unos Sherlock y Moriarty castizos para morir juntos y las 30 monedas, engastadas en la mitra papal de Santoro, se desperdigan por el suelo haciendo que los avariciosos cainitas que estaban viendo la ceremonia se abalancen sobre ellas, tal y como vemos que ocurre en los títulos de crédito de la serie cuando Judas se ahorca.

Santoro proclamado en el balcón como Antipapa

Merche se hace con una de esas monedas y sale de allí con un nuevo amigo, el cardenal Lagrange (Francisco Reyes), un cainita con el que parece hacer muy buenas migas y que ya habiamos visto varias veces en la serie manipulando a los golem por ejemplo. Paco y Elena también logran escapar del pueblo ya que el hechizo de barrera desaparece cuando Santoro cae del balcón. Y no son los únicos, Antonio libera a Laguna y ambos hombres también escapan de un pueblo que parece maldito para siempre.

El plan de Angelo no parece haber funcionado, pero tampoco le importa demasiado. Se mete en el universo espejo que ya conocemos para salir en Japón, trasformado en un hombre asiático que seguro que tiene más planes en mente.

Así acaba una temporada que ha servido para presentar la idea general de la serie mientras éramos testigos del enfrentamiento entre Vergara y Santoro, eje central de la trama. Las maquinaciones de Angelo han dado lugar a una lucha encarnizada entre dos viejos amigos mientras se han tocado temas de fondo como la naturaleza de la maldad o el precio a pagar por el conocimiento prohibido.

Valoración final

Aléx de la Iglesia ha dejado claro en múltiples entrevistas que su visión de 30 monedas es la de una serie de tres temporadas, así que no es de extrañar que este capítulo final deje tantas tramas abiertas, aunque es cierto que eso perjudica a la primera temporada como tal ya que se produce un cierre en falso que deja una sensación amarga en el espectador. Recordemos por cierto que HBO no ha anunciado formalmente que la serie tendrá continuación, aunque sería raro que no fuera así

Este episodio contiene todos los puntos negativos de la temporada. Es irregular y los saltos temporales descolocan un poco, pero a pesar de ello, como toda la trama en general, deja un buen sabor de boca.

El principio es impactante, con esa lucha perdida contra un enemigo invencible, pero sabe a poco, muy poco ya que esa batalla que se anticipaba cuando veíamos armarse a Vergara es lo que todos estábamos deseando ver. Lo malo que se vuelve a abusar de la elipsis narrativa para después de la derrota, poner a nuestros protagonistas en una situación distinta, ocultos en las entrañas de Pedraza.

Vergara en plan Rambo para enfrentarse a Angelo

Al principio extraña bastante que, con todos los medios a su disposición, Angelo no los encuentre. Pero luego queda claro que su intención no era sólo derrotarlos, quería romper el espíritu de Vergara al enfrentarle a lo que se va a convertir su antiguo amigo Santoro. De todas las tramas de la serie está es la principal y la que está mejor resuelta, aunque el enfrentamiento final entre Vergara y Santoro, cayendo ambos al vacío, resulta algo anticlimático.

En cuanto al resto de personajes, pues hay de todo, como en botica. La que se lleva la mejor parte en Merche, sin duda. Su evolución es una de las mejores de la serie, pasando de ser una esposa ambiciosa e insufrible a una mujer despechada y loca de celos para coronarse como alguien que deja atrás el pasado y abraza el futuro con una de las monedas en la mano y aliada con Lagrange.

Según ha comentado De la Iglesia en alguna entrevista es la moneda la que la ha elegido a ella. “Tú eres la persona indicada para llevar el peso de la moneda en la próxima temporada”.

Merche en la ceremonia de proclamación del Antipapa

Y si Merche es lo mejor, Paco es la otra cara de la moneda. Desde el principio deje claro que no me gustaba el acercamiento de la serie a este personaje, pero espera que fuera creciendo de manera que acabara siendo interesante. Pero nada más lejos de la realidad.

Sigue siendo un bobalicón que con todo lo que hay en juego se va a ver a una Merche que está claro que no es trigo limpio. Así consigue su mujer lo que necesita para que luego la bruja pueda hechizar la aguja que clava en el cuello de Elena. Su reivindicación llega cuando acaba con esa dichosa bruja, pero a estas alturas ya resulta cargante y su pelea con una vieja con brazos de araña se acaba haciendo pesada. Además de que vuelve a ser manipulado para dejar a Vergara solo.

En cuanto a Elena, hay poco que rascar en este capítulo, más allá de hacer de damisela en apuros para lucimiento de Paco. Una pena ya que merece bastante más. De cara a la segunda temporada no sabemos si se recuperará ya que acaba el capítulo en el hospital inconsciente después de que Paco le quite la aguja.

Laguna y Antonio por su parte quedan algo desdibujados. No hay tiempo para todos los personajes en este apresurado capítulo. Aun así, hacen una extraña pareja que tiene mucha química y que esperemos ver en la segunda temporada.

En cuanto al aspecto técnico de este capítulo hay varias cosas que destacar. El monstruo que vemos al principio, con claras reminiscencias lovecraftianas, está resuelto de aquella manera. Al igual que el hombre-araña que vimos en el capítulo 5, esta bien diseñado pera da un poco el cante, sobre todo porque estamos ante un demonio gigantesco que tiene algunas dificultades a la hora de integrarse bien con los actores reales.

Por otro lado, me gustaría destacar la puesta en escena del castillo de Pedraza como escenario de la proclamación del Antipapa. Todo tiene un ambiente malsano que tira para atrás, logrando causar en el espectador lo que se pretende.

Paco y Elena aportan poco en el final de temporada

En resumen, ’30 monedas’ es un espectáculo grandilocuente y un poco irregular que tiende al caos a veces y que abusa de la elipsis narrativa. Pero a cambio ofrece una cantidad enorme de ideas atractivas, casi siempre bien resultas y un acabado visual más que correcto que sólo falla en los enfrentamientos con los monstruos.

Además, la labor de los actores es bastante buena en general (Miguel Ángel Silvestre es sin duda el más flojo y Eduard Fernández el mejor) y eso siempre ayuda a que se la serie luzca mejor. Estamos ante un claro producto marca de la casa de Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría que deja con buen sabor de boca a pesar de que este capítulo final suponga un cierre en falso. No es la mejor serie española del año, pero sin duda se merece entrar en el top-5.

En cuanto a la próxima temporada no se sabe que esperar. Se tendría que buscar un nuevo enemigo que busque las 30 monedas, pero el hecho de que esta temporada se haya centrado tanto en el enfrentamiento Vergara-Santoro hace que los espectadores no sepamos a que atenernos. ¿Serán Merche y su nuevo amigo los villanos?¿Qué significa el viaje a Japón y la trasformación de Angelo?¿Volveremos a ver a todos los protagonistas? Muchas incógnitas que yo estoy deseando despejar y que hacen que este desde ya deseando que empiece la nueva temporada.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad