InicioseriesAnálisis de El cuento de la criada. Temporada 4. Capítulo 4.

Análisis de El cuento de la criada. Temporada 4. Capítulo 4.

Bienvenidos por cuarta vez a Gilead. La revolución que tanto tiempo se ha estado gestando ha comenzado. Ochenta y seis niños han sido liberados y transportados a Canadá por obra y gracia de June (Primero llamada DeFred y luego DeJoseph). La pregunta es, ¿Y ahora qué? Esto es El cuento de la criada.

Análisis de todos los capítulos de El cuento de la criada

El final del tercer episodio deja a June y Janine solas tras la impactante e increíble (por poco creíble) fuga del viaje a una Colonia Magdalena. Institución a la que seguro que volveremos en algún momento de la cuarta temporada o de la ya renovada quinta y última tanda de episodios.

Este cuarto capítulo transita por dos líneas argumentales claramente diferenciadas. Por un lado, la huida de las dos criadas apóstatas de Gilead. Por el otro, los tejemanejes de Serena y Fred, el matrimonio en guerra en Canadá. Dos tramas en la que cobran protagonismo personajes secundarios: Janine y Rita.

EL CAMIÓN DE LECHE Y FLASHBACKS.

el-cuento-de-la-criada-las-cosas-que-nos-hacen-felices

Tras quitarse las esposas, aparecen las primeras tensiones entre June y Janine. La segunda, siempre sobreprotegida por nuestra protagonista, comienza a crecer en este capítulo. Una decisión de interés, ya que la serie lleva lastrando el excesivo protagonismo de June desde la segunda temporada.

Mientras que Janine desea quedarse y buscar a las criadas supervivientes, June apuesta por marchar a Chicago, un foco de resistencia contra Gilead y la probable sede de Mayday. Janine acepta a regañadientes, no sin antes recriminarle su papel como egoísta líder de la revolución. Es el momento en el que June se derrumba y le cuenta su traición al movimiento por Hannah.

Todo ello mientras se cuelan (como no, con una facilidad insultante) en un camión frigorífico con leche.

Aquí entra el flashback correspondiente de Janine, lastrado por la pandemia COVID. Al fin y al cabo, las condiciones de rodaje impidieron escenas de grandes masas que hubieran podido añadir más matices a las peripecias de la Janine pre-Gilead.

Realmente, este flashback no sirve para matizar la personalidad de Janine ni para que la entendamos mejor. Más bien es una excusa argumental para mostrar a los Estados Unidos que comenzaba a radicalizarse antes de la llegada de Gilead.

Janine era una chica con dificultades para llegar a fin de mes que se encuentra con un segundo embarazo no esperado tras tener a Caleb. Acude a una clínica “abortista” que resulta ser todo lo contrario, en la que se le informa de las consecuencias del aborto e intentan disuadirla de lo contrario con argumentos que siguen utilizándose hoy en día. Finalmente, acude a una médico que es la que la aconseja de forma aséptica (y breve, todo hay que decirlo) y le ayuda a abortar.

Una situación que se ve hoy en día, donde (y esto no es necesariamente malo) se intenta evitar que la madre aborte con consejo y ayuda. Lo que no es lícito es engañar y publicitar tu centro como un lugar donde se facilita el aborto cuando su objetivo es, precisamente, el contrario.

Durante el viaje, los camiones son asaltados y June y Janine se entregan a los presuntos miembros de Mayday. Desgraciadamente, son meros asaltadores que aceptan protegerlas a cambio de favores sexuales. En un principio, June vuelve a tomar las riendas y decide ser ella la que “contente” al líder de los disidentes, pero es Janine la que finalmente se acaba prestando, consiguiendo que las dos criadas puedan marchar a Chicago.

GUERRA EN CANADÁ

Por otra parte, las cosas no están más tranquilas en Canadá. Puede que nos movamos en escenas de despachos, pero sigue siendo una zona de guerra igual de devastadora que la vemos en Gilead.

Serena, la malévola esposa imposibilitada para fecundar, está embarazada. Puede haber intervenido cierta paloma…o ser una infidelidad. Veremos.

De una forma u otra, ella busca su protección y la de su hijo/a nonato/a a través de Rita, la Martha que estaba en la casa de los Waterford con June como criada. Ella desea que declare en el juicio que toda la culpa era de Fred, no tanto por condenarlo a él como para exculparla a ella.

Posteriormente, ella se planta delante del Comandante, ese personaje que tantos escalofríos nos dio en la primera temporada, para decirle que su esposa está embarazada y dejarle claro que ninguno de los dos van a jugar con ella… ¿O tal vez sí?

Un saludo y sed felices!

Fernando Vílchez
Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad