Análisis de Expediente X. temporada 11. Capítulo 08: Familiar

0

¿Quién estaba esperando un capítulo clasicote, clasicote de Expediente X?, ¿Tú, o quizá tú? Pues estáis de suerte porque en esta ocasión tenemos el episodio del monstruo de la semana más añejo que nos ha dado este revival de lejos, y no me refiero a intentonas anteriores que nos volvían a llevar a esos pueblos de la américa rural donde Mulder y Scully investigaban un expediente X de manual, no, me refiero a un capítulo de los que si no fuera por la edad de nuestra pareja protagonista y por los nuevos medios digitales podríamos haberlo trasplantado directamente de la segunda temporada y quedarnos más anchos que largos.

Ya hemos hablado durante las últimas entradas de las diferentes clases de capítulos de la serie, los mitológicos, los humorísticos, e incluso los experimentales, pero aún nos faltaba un capítulo clásico de pura cepa y el mayor número de episodios de esta temporada ha propiciado finalmente el milagro que, irónicamente, viene de manos no de los creativos más veteranos sino de la sangre nueva. Familiar, homónimo del inglés y un título muy acertado dadas las circunstancias, está escrito por Benjamin Van Allen que ha colaborado en la mayoría de capítulos del revival pero que se lanza a la piscina en solitario por primera vez y dirigido por Holly Dale, veterana de series como Dexter o The Americans que se estrena (demasiado tarde me temo) en Expediente X. Hay algo que decir sobre el hecho de que sean los cineastas y escritores de nueva hornada los que consigan reflejar el espíritu de la serie original de manera más fidedigna, pero dejemos ese tema para otro día porque de lo contrario esta reseña se nos va de las manos.

¿Qué nos cuenta este capítulo? Pues la verdad, nada nuevo, como es normal para una serie que tiene más años que algunos de los que estáis leyendo esto, el tema de la brujería ya se ha tocado en más de una y dos ocasiones, especialmente en el 02×14: Die Hand Die Verletzt que es uno de los capítulos seminales del monstruo de la semana. Un misterioso infanticidio lleva a Mulder y Scully a Eastwood, un pequeño pueblo de Nueva Inglaterra rodeado de frondosos bosques y poblado por una pequeña y aparentemente piadosa comunidad. Cuando Scully sugiere que la muerte del pequeño Andrew podría no haber sido fruto del ataque de una fiera sino perpetrada por un adulto de su entorno, la paranoia y la sed de venganza se apoderan del pueblo, reflejando las cazas de brujas que antaño que se daban en la zona. Mientras tanto, Mulder sospecha que la relación del pueblo con la brujería y los temas paranormales tienen algo que ver con el asunto, y no va desencaminado.

Algunos os estaréis preguntando: ¿Por qué nos cuentas que precisamente este es un capítulo de corte clásico cuando otros de esta temporada como el 11X03: Más Uno o el 11×06: Gatito compartían elementos muy similares? Pues porque aunque esas historias nos trasladaban a los entornos rurales tan característicos de la serie, no llegaban a encajar todos los elementos del tablero como lo hace esta. Más Uno se centraba demasiado el en binomio de antagonistas y aunque Gatito nos presentaba ciertos personajes del pueblo que visitaban nuestros agentes, estos quedaban totalmente desdibujados. Familiar sin embargo acierta por que se sustenta en los pilares básicos que hacen grande la serie: Un caso bien definido, con sus pistas falsas y sus giros de guion, una comunidad polifacética que se convierte en un personaje en sí misma y sobre todo la batalla filosófica y dialéctica entre Mulder, el creyente convencido y Scully, la escéptica por antonomasia que investigan el caso desafiándose y complementándose continuamente el uno al otro. Por supuesto al final su intervención es meramente circunstancial, pero eso es otro de los signos de identidad de la serie.

Hay que decir que este Familiar es uno de los capítulos más duros de este revival. Es oscuro, brutal y en su interior podemos encontrar infanticidios, linchamientos, autopsias, ejecuciones sumarias y sobre todo una imaginería inquietante que le proporciona un toque de distinción de los demás episodios de la temporada. No creo que a nadie se le haya pasado ese homenaje a IT con el pequeño Andrew y su imperdible amarillo viéndose atraído por una inquietante figura cómica, en este caso un Don Sonrisas que puede provocar alguna que otra pesadilla, o ese trasunto macabro de los Teletubbies que ningún padre en su sano juicio dejaría ver a sus hijos. Ninguno estaría fuera de lugar en una de las nuevas películas del universo de terror de James Wan del que sin duda han sacado inspiración.

A nivel técnico hay que decir que el despliegue de medios es encomiable tenemos una edición de primera, una cantidad respetable localizaciones, muchos personajes, persecuciones en carretera, efectos especiales bien encajados y sobre todo un soberbio uso de la climatología con lluvia, niebla y esa luz en ambientes nocturnos tan característica de la serie que crea una atmosfera única. Mark Snow, que estaba algo flojo en los primeros episodios, sigue destacando en el ámbito musical ya que tanto el anterior Seguidores como este Familiar han supuesto un salto cualitativo y esta vez podemos encontrar unas composiciones ‘modo terror’ que acompañan perfectamente a la acción y pueden llegar a poner los pelos de punta en según qué escenas (las de Don Sonrisas especialmente).

En conclusión, estamos ante un episodio que no volará cabezas debido a los temas que toca pero que cuenta con dos vertientes muy interesantes: una de realismo mágico en torno a la brujería y otra de comentario social sobre la presunción de inocencia, las muchedumbres enloquecidas y el impulso del ser humano de tomarse la justicia por su mano. Nos presenta un misterio interesante y bien construido y lo acompaña de un diseño que producción inquietante que puede que deje poso en la mente del aficionado, algo que no se puede decir de la mayoría de los capítulos de este revival. Si sois fans de la serie original es una cita obligada porque lo añejo del asunto hará las delicias del fan clásico más exigente. La verdad es que casi me duele pensar en que después de tanto capitulo regulero estemos viendo precisamente ahora una puesta en forma cuando ya no queda casi nada de temporada y posiblemente de serie, pero ya sabéis lo que dicen, mejor tarde que nunca.

Nos leemos en el próximo y, hasta entonces, sed muy felices.



el autor

Graduado en Estudios Ingleses por la Universidad Autónoma de Madrid. Aficionado a la literatura, el arte, el cine y el mundo de los videojuegos, con una especial predilección por el género de ciencia ficción en todos los medios.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Esta semana pasada se estrenó Un pliegue en el tiempo, película con la que Disney se plantea conquistar el primer cuatrimestre del año solapándose con el…