Análisis de La maldición de Hill House. Temporada 1 (Parte 2 de 2)

8

Bienvenidos nuevamente al análisis de Hill House. En este segundo y último artículo de lo que ha sido la primera (y única salvo confirmación en meses venideros) temporada de La maldición de Hill House, compartiré con todas/os vosotras/os mis sensaciones sobre esta maravillosa serie que tanta falta hacía en el género de casas encantadas.

Antes de traspasar nuevamente el umbral de Hill House y hablaros de los episodios 6 al 10, podéis leer aquí mi anterior análisis:

Antes de adentrarte más, deberías leer el análisis anterior.

Si bien en el anterior análisis opté por no hacer ningún spoiler, en el caso que aquí nos ocupa, y teniendo en cuenta que si estás leyendo esto habrás visto los 5 primeros episodios, no te estaré contando nada que no te esperes. No obstante, para quienes no quieran leer algo que aún no sepan que ocurrirá en la serie, os aconsejo que os saltéis el párrafo siguiente.

Los 5 últimos episodios de Hill House no hacen sino continuar por la línea que ya se venía trazando en los anteriores. Si bien antes cada episodio estaba dedicado a uno de los 5 hermanos Crane, a partir del capítulo 6, correspondiente al funeral de Nell y la consiguiente reunión familiar de los 4 hermanos que siguen vivos junto al padre de ellos (la madre murió en la casa), ya empezamos a ver globalmente situaciones pasadas de todos y cada uno de los personajes respecto a sus vivencias en la casa que tanto daño hizo a la familia Crane. Porque en Hill House ya son dos los miembros de la familia Crane que han muerto en su interior: Olivia y Nell. Respecto de Olivia, la madre de la familia, se dedicará prácticamente todo el capítulo 9, para ver por qué se volvió loca y cómo le afectó la vida en la casa.

Una de las mejores cosas que ofrece esta serie, es que va volviendo sobre sus pasos en algunas escenas que ya se han ido diseminando por capítulos anteriores, pero para que podamos ver desde otra óptica el por qué sucedieron y qué es lo que pasó realmente. Esto lo digo porque en su momento, cuando se daban algunas situaciones violentas o inquietantes, se ocultaba más de lo que realmente había que mostrar, pero eso era por la razón de que cada suceso tiene su explicación en el momento adecuado, y lo que se ve en primera instancia no es sino un aperitivo. Y esto pasa con todos los personajes y su interacción con otros seres vivos y/o lugares.

¿Qué demonios hay tras esta puerta?

Por otra parte, si tuviera que encuadrar esta serie en un género, puede que os sorprendáis pero lo etiquetaría como un drama familiar. Sí, hay numerosas situaciones de terror e inquietud, y también un clima trágico que no desaparece nunca de la casa. Pero antetodo La maldición de Hill House es una historia sobre la familia Crane, y sus relaciones no solamente con la casa en sí, sino entre todos y cada uno de sus miembros, ya sea en el pasado o el presente, porque, como dije en mi anterior análisis, una vez que los hermanos Crane se hacen adultos, están distanciados con su padre y entre ellos, salvo un par de excepciones. Ese distanciamiento está intrínsecamente ligado a los sucesos que les acontecieron en la casa durante su infancia, y han marcado lo que ha sido sus vidas de entonces. De ahí que esta serie sea en gran parte un camino que toda la familia Crane ha de recorrer, bien para cerrar viejas heridas, bien para darse cuenta de todo lo que han hecho mal en sus vidas, o bien para recuperar el vínculo de sangre que los une, porque a fin de cuentas son una familia.

Ahora viene una pregunta que más de una persona se hará antes, durante o después de ver la serie… ¿habrá segunda temporada? Es difícil dar una respuesta satisfactoria. Desde mi punto de vista, en el capítulo 10 se cierran tan bien las cosas que, siendo honesto, tengo la sensación de que, a priori (aunque puedo equivocarme y me alegraría si es así porque igualmente vería más episodios), no debería haber una segunda temporada. Al menos no con la familia Crane. Pero claro, la casa seguirá perteneciendo a los Crane, salvo que Steven, el mayor de los hermanos, haga algo para cambiar eso. En distintas páginas web he leído que según algunos actores de la serie, sí que habría cosas para hacer una segunda temporada, y supongo que, como viene siendo habitual, si la serie funciona bien a nivel de audiencia a juicio de Netflix, no es nada descabellada otra temporada.

¿Cómo que todavía no habéis visto La maldición de Hill House?

En cualquier caso, pase lo que pase, la experiencia de ver La maldición de Hill House ha sido maravillosa, porque ya no se hacen tantas series así actualmente, con tanta delicadeza y respeto por el material original, pero con la suficiente personalidad como para que el material añadido y no perteneciente a la obra en que se basa, merezca la pena. Si hay otra temporada disfrutaré viéndola, estoy seguro, porque este viaje por el interior de Hill House ha merecido y mucho la pena. ¿Y a vosotras/os, qué os ha parecido la serie? ¿Qué opináis, habrá o no segunda temporada, y qué debería contar?



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en el fanzine "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

8 comentarios

    • José Carlos García el

      Hola Patricio. Pues tienes todo el texto encima de tu comentario, no sé si es que te sale en blanco la pantalla o has tenido algún fallo para visualizarlo.

  1. Hola, José. Muy buena serie y coincido en varios puntos con tu análisis. De hecho, cuando dijiste que etiquetarías a la serie como drama familiar estuve a punto de aplaudir porque es exactamente la etiqueta que le hubiera puesto yo. Y es que el horror es un género que es muy difícil de sostener en estado “puro” en el contexto de una serie. Lo que quiero decir es que el horror cinematográfico se basa en la sorpresa como premisa, pero cuando se hace una serie de varios episodios, es lógico que el efecto sorpresa tienda a irse diluyendo. La solución, entonces, parece ser el abordaje de géneros cruzados con elementos de horror, lo cual no hace a la propuesta ni buena ni mala sino que, en todo caso, otorga un rasgo propio y distintivo: en otras palabras, horror en cine no es lo mismo que horror en serie televisiva o de “streaming”.
    No me sorprende que esta serie haya sido elogiada por Stephen King porque, a pesar de no estar basada en una historia de él, termina siendo lo más Stephen King que no haya sido escrito por él: de hecho, hay más cosas de él aquí que en otras series que sí son adaptaciones suyas (como La Niebla o La Cúpula) o bien que se basan en su mundo (como Castle Rock). La profunda descripción del perfil psicológico de los personajes es un rasgo muy de King, como también la particular insistencia en las escenas de funerales. En ese sentido, creo que lo único que tengo para criticar negativamente de la serie es que, por lo menos a mí, un par de episodios se me hicieron muy largos y uno fue, justamente, el del funeral de Nell: ya sé que sirvió muy bien para hacer encontrarse a los miembros de la familia y confrontar sus pasados y presentes, pero creo que se podría haber contado en menos tiempo.
    Yo no creo que haya segunda temporada (como me parece interpretar que también es tu caso) porque, tal como dices, la historia está cerrada y no se ve que se dejen líneas abiertas para continuar. Además, vuelvo a lo del efecto sorpresa: la mayor parte del suspenso en esta temporada se basó en mantener el misterio acerca de qué pasó en aquella noche de la muerte de la señora Crain y en qué es lo que la casa produce en todos aquellos que mueren en ella, ambas cosas que ya sabemos.
    En fin, repito y más allá de alguna cuestión puntual que he señalado y que es puramente subjetiva, me pareció una muy buena serie y básicamente coincido en tu análisis. Muchas gracias, José

    • José Carlos García el

      Hola Rodolfo, gracias a ti por tan extenso comentario y por tus agradables palabras hacia el análisis. Fíjate que me ofrecí a reseñar esta serie para la página sin saber nada de ella, excepto el género que le atribuían en algunas páginas de cine y series. Pero claro, una vez que disfruta uno de toda la temporada y descubre que en realidad esto no es terror, sino más bien drama aderezado con algo de terror y suspense, la sensación es de fascinación por el modo en que se ha llevado todo. Seguramente de haber sido esto una película, habrían abusado de los sustos fáciles y los personajes habrían tenido nulo desarrollo coral, pero menos mal que en el formato serie han decidido ofrecernos un producto de alta calidad.
      El apoyo público del tito King, como cariñosamente le llamo, me parece genial si además hace que más gente sepa de la existencia de esta serie y le conceda una oportunidad. El caso es que, salvando las distancias, Hill House me ha hecho acordarme de Rose Red, una miniserie que hicieron de una obra de King, donde un grupo de personas con ciertas habilidades especiales terminan en una gran casa abandonada. De hecho algún tiempo después de Rose Red sacaron una precuela, contando la vida de una de las primeras habitantes de dicha casa. Así que no me extrañaría revisionar esas películas gracias a Hill House jeje.
      Coincido en que, si nos ponemos críticos, lo que es el avance de la historia en el tiempo presente, se podía haber hecho más dinámica. Sobre si habrá una segunda temporada o no, es precisamente eso, creo que todo lo bueno se ha contado ya, así, salvo que haya algo más de caviar en la nevera…¿para qué estropear esta agradable sorpresa? Me pasó igual con True Detective en su primera temporada, donde fue un gran acierto no continuar la historia porque la jugada había salido redonda. Gracias nuevamente por tu visita y comentario Rodolfo. ¡Hasta otra!

  2. No vi Red Rose; prometo buscarla. Y en cuanto a True Detective, coincido absolutamente en que la primera temporada ya no tenía nada por contar. Será hasta la próxima, José; saludos desde Argentina!

    • José Carlos García el

      Pues primero vino Rose Red, pero luego sacaron una especie de precuela que se llama “El diario de Ellen Rimbauer” y que quizás debas ver antes, yo las vi al revés pero por las fechas de aparición. Ambas están guionizadas por King. ¡Un saludo desde España Rodolfo!

  3. Yo también coincido en lo de que es mas un drama propiamente dicho a una serie de terror.A mi me ha encantado también pero el final… En mi opinión demasiado “dulcificado”.Comprendo al director cuando comento que había elegido este final mas cómo tributo o reconocimiento a estos personajes que por otro mas por así decirlo,coherente.¿Tiene alguna lógica que la casa les deje tranquilos cuando ha echo todo lo posible para llevarlos al extremo de la locura o el suicidio?.Además si lo que busca la casa es,entre otras cosas,que ellos acaben viviendo para “siempre” alli, ¿no es lógico que la alegría solo les durara el tiempo que transcurra hasta que les llegue sus respectivas muertes?.Hubiera sido magnífico(y lógico en mi opinión)un epílogo añadido en el que se viera en un determinado momento a todos por fin reunidos en la casa y así cerrar el circulo malicioso que busco en todo momento ese lugrube y triste lugar.

    • José Carlos García el

      Hola Diego, perdona en primer lugar la tardanza en responderte, no sé por qué no me llegó el aviso. Sí, aunque por el primer capítulo los indicios sean los de que estamos ante una serie de terror, seguir el desarrollo de la misma nos demuestra que impera el drama familiar por encima de otras cosas. Con los finales es cierto que rara vez se puede contentar a todo el mundo, aunque yo creo que, teniendo en cuenta cómo ha sido la temporada, ese final es acorde a lo que se venía trabajando. Esto último es sólo una especulación mía, pero quizás, sólo quizás…el que no se viera ninguna escena similar a ese epílogo que mencionas, puede ser una de esas vías abiertas que quieran dejarse por si hay una segunda temporada. Que yo creo que no hay mucho más que contar, pero si me equivoco y hay más Hill House y encima de una calidad tan alta, pues bienvenido sea y encantado de equivocarme jeje. Gracias por tu comentario y un saludo Diego.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
A muchos nos encanta el fútbol y queremos llevarlo encima todos los días, verlo, disfrutarlo y jugarlo. Para ello tenemos la posibilidad de disfrutar de…