Análisis de La Materia Oscura. Temporada 1. Capítulo 6 y 7.

0

En un mundo donde las almas tienen forma animal, la lucha entre la ignorancia y el conocimiento está a punto de desatarse. Bienvenidos una semana más a La materia oscura. 

Por falta de tiempo (disculpad las molestias), abordamos los dos capítulos previos al final de temporada de La materia oscura en un único artículo que servirá como previo al análisis del último capítulo junto con un balance global de la primera temporada.

Análisis de todos los capítulos de La materia oscura. 

A PARTIR DE AQUÍ, SPOILERS DEL 1X06 Y 1X07 DE LA MATERIA OSCURA

Bolvangar

Comenzamos el capítulo 6 con Lyra siendo retenida contra su voluntad en Bolvangar bajo el nombre de Lizzie. Allí se reencuentra con su amigo Roger.

Ya desde el primer momento, Lyra saca su innata habilidad para provocar el caos y medrar en su beneficio. De esta manera, aprovechando una guerra de bolas de nieve, consigue descubrir qué es lo que hacen en la instalación: separar a los daimonion de los niños.

Que en una instalación de alta seguridad unos niños campen a sus anchas utilizando un recurso tan burdo como bolas de nieve es una muestra más de lo adecuada que es la serie para el público juvenil, mientras que el público adulto, salvo nostálgicos de las novelas de Phillip Pullman, deben de hacer varios saltos de fe para entrar en la trama.

Lyra planea la fuga de todos los niños de la instalación cuando entra en escena Marisa Coulter, que vuelve a adquirir protagonismo en esta última tanda de episodios. Para contentar a la jefa, los científicos de la instalación van a probar la máquina en su presencia. Y claro, escogen a Lyra.

La intrépida protagonista es salvada por revelar su identidad, por lo que Coulter la saca de la máquina. Por muy villana que sea, Marisa es su madre y no puede evitar derretirse ante las súplicas de su hija, que le exige explicaciones sobre lo que hacen aquí.

Coulter le aclara que los daimonion aportan pensamientos nocivos durante la pubertad (entiendo que se referirá a la capacidad para comenzar a pensar diferente a la corriente mayoritaria). Por eso, los humanos sin daimonion son meros siervos sin capacidad para contravenir órdenes. Lo que quiere el Magisterio para todos, menos para ellos mismos.

Lyra, en una nueva muestra de su capacidad para engatusar y mentir, engaña a Marisa, haciéndole creer que va a estar con ella y le va a dar el aletiómetro. Pero, finalmente, consigue escapar y encerrarla en su habitación.

Mientras Roger saca a los niños de la base, Lyra destruye la máquina extirpadora de daimonions y los giptanos, con Lee e Iorek, asaltan la base y comienza una batalla aparentemente equilibrada…hasta la llegada de la bruja Seraphina, que acaba con todos en una secuencia digna del Mercurio de X-men Días del futuro pasado. Con una aliada así, el magisterio tiene poco que hacer.

Con los niños liberados y Bolvangar destruido, Lyra se despide de los giptanos y marcha en globo rumbo al refugio de Asriel junto con Roger, Lee e Iorek. Una parte de los personajes desaparecen de la trama…de forma un tanto abrupta, apenas vemos una despedida entre Lyra y Coran o Fa.

Durante el viaje en globo, Seraphina visita a Lee y le encarga la custodia de la chica, destinada a hacer grandes cosas. Lee ha pasado de ser un timador a un comprometido luchador por Lyra en tan solo dos capítulos, algo que, insisto, nos chirría un poco. Pero ese es el tono de La materia oscura. O lo tomas o lo dejas.

Es en ese viaje que el globo es atacado por espectros y Lyra cae al vacío en un cliffhanger que nos lleva al penúltimo capítulo de la temporada.

Coulter derrotada…aparentemente

Lógicamente, Lyra no está muerta, si no que va pasando de enemigo en enemigo como la abeja de flor en flor. De los científicos de Bolvangar a los osos de Ioruk.

Lyra es encarcelada junto a un catedrático de cosmología secuestrado por Ioruk para que le ayude a ser humano. Eso solo se consigue creándole un daimonion. Lyra, nuevamente, tiene una idea.

Se presenta ante Ioruk diciendo que es el daimonion de Iorek y que, si consigue derrotar al oso renegado en combate singular, Ioruk adquirirá el daimonion de Iorek y será lo más parecido a un humano que se puede ser. Para convencerle, usa el aletiómetro a escondidas para averiguar que la primera criatura a la que mató Ioruk fue a su padre.

Iorek, que ha acudido a salvar a Lyra pese a los 200 osos dispuestos a mantenerla retenida, se ve con la posibilidad de recuperar su reino si gana a Ioruk.

Tras una escena en la que se nota la inversión en efectos especiales por parte de HBO y BBC, Iorek recupera su reino y jura aún más fidelidad a Lyra, que adquiere el sobrenombre de “lengua de plata”.

Finalmente, Iorek, nuevo rey de los osos, viaja con Roger y Lyra a ver a Asriel, desaparecido desde el primer capítulo. Y el reencuentro es de lo más interesante que llevamos de temporada. En contraste con la previsibilidad de lo visto anteriormente, Lyra no se encuentra a un padre preocupado. O, al menos, no a un padre preocupado por ella. De hecho, parece mucho más fascinado por Roger… ¿Querrá usarlo para alguno de sus experimentos? ¿O, por el contrario, han hecho algo en él durante su estancia en Bolvangar que interesa a Asriel?

El reino de los osos

Por otro lado, Coulter consigue escapar de Bolvangar y viaja de nuevo al sur (como en Juego de Tronos, las distancias van a su ritmo) donde consigue convencer al Magisterio para acompañarles en el ataque final al refugio de Asriel.

Finalmente, tenemos algunos detalles de Will, el chico del mundo real que es vigilado por Boreal. Al termino de este séptimo capítulo, el chico ha conseguido fugarse de casa con las cartas de su padre, con su madre a cargo de un profesor y un cadáver a la espalda. Veremos su papel en esta historia.

La Materia oscura encara el final de la primera temporada con una extraña mezcla entre tono juvenil, lo más imperante durante todos los episodios, con algún detalle que da a entender que algo más se cuece bajo la trama superficial de la serie. De momento, tendremos que esperar al último capítulo para corroborar esta sensación.

Un saludo y sed felices!



el autor

Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
La cuarta temporada de Rick y Morty sorprende gratamente con su quinto capítulo, Rattlestar Ricklactica, ya en el ecuador de esta cuarta entrega y el…