InicioSeriesRick y Morty (Análisis de los capítulos)Análisis de Rick y Morty. Temporada 4. Capítulo 5

Análisis de Rick y Morty. Temporada 4. Capítulo 5

La cuarta temporada de Rick y Morty sorprende gratamente con su quinto capítulo, Rattlestar Ricklactica, ya en el ecuador de esta cuarta entrega y el último antes de un parón que hace que nos despidamos del excéntrico científico y de su nieto hasta el año que viene. En él, Dan Harmon y Justin Roiland tratan un tema tabú para la serie y nos dan la aventura más llamativa de este dúo desde que volvieron en noviembre. Los creadores de este show prometen que están preparando algo grande para el final de temporada y que jamás tendremos que esperar tanto entre una tanda de episodios y la siguiente, así que nos despedimos de los protagonistas con un buen sabor de boca y la certeza de que volverá pronto.

Serpientes en el espacio

La aventura comienza con Rick y Morty en su nave espacial: después de un accidente, tendrán que salir de su vehículo para repararlo, y se verán expuestos a los peligros que moran en el espacio. Las cosas se torcerán cuando una serpiente alienígena muerda a Morty y su abuelo tenga que curarlo. En el proceso, este reptil morirá, lo que conlleva un cambio cultural terrible para su planeta. Arrepentido, el adolescente enviará a una culebra terrestre en su lugar, lo que acaba teniendo consecuencias catastróficas. Así, se encontrará con una nueva amenaza: la llegada de serpientes del futuro que quieren matarlo o protegerlo, dependiendo del bando, y que podrían poner en peligro la vida en la Tierra.

Por su parte, Jerry se encuentra colgando las luces de Navidad y, para ayudarlo, Rick hace que pueda desafiar a la gravedad al mismo tiempo que aumenta la masa gravitatoria de sus zapatos para evitar que salga flotando. Sin embargo, tratando de aprovecharse de su poder, el marido de Beth acaba perdiendo un zapato, por lo que deberá luchar por mantener los pies en el suelo mientras el mundo a su alrededor se empeña en impedírselo. A pesar de que Rick intenta salvarle, se niega a pedir su ayuda, y escoge sobrevivir sólo en un intento de afianzar su hombría y su posición dominante en la casa. Pobre de él.

El momento ha llegado

Cuando a los creadores de Rick y Morty les han preguntado sobre grandes tópicos de la ciencia ficción, siempre han respondido lo mismo: los viajes en el tiempo estaban vedados a no ser que tuvieran una buenísima idea que los incluyera. Muchos pensaron que esto supondría el uso de alguna paradoja temporal de gran importancia sobre el argumento de futuros episodios, como la creación del Morty malvado o el hecho de que el nieto y el abuelo pudieran ser la misma persona en distintas etapas de su vida. Teorías disparatadas aparte, Dan Harmon (con el inestimable apoyo del guionista James Siciliano) ha usado el viaje en el tiempo por primera vez y lo ha hecho para mostrarnos cómo unos reptiles del futuro tratan de matar al Hitler serpiente. Y es glorioso.

La trama principal de este capítulo es delirante, repleta de momentos divertidísimos y muy bestias capaz de pillar por sorpresa al más serio de los espectadores. Además, el argumento permite a los autores desfogarse contra el uso excesivo de los viajes en el tiempo dentro de los géneros populares, haciendo especial hincapié en la saga Terminator. Sin perder en ningún momento el tono cómico, este capítulo disecciona cual reptil muerto las consecuencias disparatadas y peligrosas que tendría el mero descubrimiento de una tecnología como ésta. Los constantes giros son confusos para el espectador, pero cuesta creer que no fuera esa la idea inicial.

La segunda historia, más modesta, nos vuelve a mostrar a un Jerry que se resarce otra vez de lo ninguneado que fue en la tercera temporada. En esta ocasión, a pesar de los continuos baches con los que se encuentra en su camino, no se nos muestra completamente como un perdedor, y su lucha por permanecer con vida cuenta con algunas escenas bastante conmovedoras. Este personaje ha evolucionado mucho desde sus titubeantes comienzos en la primera temporada y, cuanto más conocemos a Rick, más entendemos a este aburrido pero honrado hombre de familia que tan ridículo nos parecía al principio.

Conclusión

Este episodio es una muestra del mejor humor de Rick y Morty, aquel que se burla de un tropo de la ciencia ficción y consigue hacerlo sin asemejarse a ninguna otra parodia, con un giro o un diálogo inteligente en cada escena. Entrevistas con Harmon y Roiland confirman que, entre la cuarta y la quinta temporada, la serie evolucionará hacia una narración menos autoconclusiva, y que habrá un cliffhanger tremendo que nos sorprenderá. Sea esto cierto o se trate de una broma más, no ha estado mal volver a los orígenes de este simpático dúo: ser unos cafres que parodian Regreso al futuro.

Máximo Simancashttps://laautopistadepalabras.wordpress.com/
Periodista. Redactor en esta página y, antes, en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS