Análisis de Swamp Thing (La Cosa del Pantano). Temporada 1. Capítulo 9

2

Introducción

Bienvenido habitante del pantano a una nueva entrega de mis análisis de Swamp Thing (La Cosa del Pantano). Entrega que, por diversas circunstancias, ha salido más tarde de lo habitual. Ruego disculpas por ello.

Estamos ya en el penúltimo capítulo de esta serie, que es todo un homenaje a “Una lección de anatomía”, historia que Alan Moore y Steve Bissette contaron en Swamp Thing Vol 2 #21 (84). Como ya sucediera en las viñetas, en esta historia se cierra una de las tramas fundamentales que se ha ido arrastrando desde el inicio de la serie y que podría resumirse en la pregunta ¿es verdaderamente La Cosa del Pantano Alec Holland? ¡Vamos a averiguarlo!

Una lección de anatomía

Como ya he escrito en la introducción este capítulo, dirigido por Michael Goi con la colaboración tanto de Noah Griffith y Daniel Stewart en la historia como de Mark Verheiden en el guión, podría describirse como un homenaje al relato “Una lección de anatomía”. De ahí que tenga el mismo título de la historia que adapta, The Anatomy Lesson.

Hasta ese momento, en los cómics, se pensaba que La Cosa del Pantano era Alec Holland transformado en dicha criatura a raíz del “accidente” en su laboratorio. En Swamp Thing Vol 2 #21 (84) los mencionados Moore y Bissette le dan la vuelta a eso y nos revelan que, en realidad, Swamp Thing es una planta con los recuerdos de Holland. La confirmación definitiva vendría en Swamp Thing Vol 2 #28 (84), donde La Cosa del Pantano encontraría el cuerpo descompuesto de Alec Holland.

Ambas historias son muy bien adaptadas en este episodio. Como en los tebeos, será por medio de la disección llevaba a cabo por Jason Woodrue como se descubra la verdadera condición de Swamp Thing y será este último quien recupere el cuerpo de Holland.

Con ayuda de mis amigos

La Cosa del Pantano consigue escapar de las instalaciones secretas del Cónclave, donde está retenido, gracias a la ayuda de Abby Liz. Sin olvidarnos de Daniel quien, tras un empujoncito de Phantom Stranger, asume los poderes de Blue Devil y evita tanto que la doctora como la periodista sean capturadas por los guardias de seguridad, dejando un reguero de cadáveres a su paso. Intervención decisiva para que ambas puedan liberar a La Cosa del Pantano.

Avery retoma el control

Avery Sunderland recupera su lugar y logra internar a su esposa, María Sunderland, en un psiquiátrico como venganza por haber actuado a sus espaldas y por haber sido cómplice de su intento de asesinato. Si alguien pensaba que su experiencia con Swamp Thing lo había cambiado aquí tenemos la prueba de que no es así. Tendremos que esperar a ver el último episodio de la serie para ver si comparte el destino de su contrapartida en los tebeos.

Matt y Jason quedan muy tocados

Como habrá que esperar a ver como acaban Matt y Jason que, en este capítulo, han quedado muy tocados. Uno por los acontecimientos en lo referente a su paternidad y a todo lo que le ha pasado en los últimos días, que le hacen beber y luego conducir, estrellándose mientras lo hace. El otro por ver como su mujer, Caroline, víctima del Alzheimer, se ha tomado su medicación de golpe entrando en lo que parece un estado de coma. No creo que, quedando un sólo episodio ya y sin perspectivas de una segunda temporada, Jason se convierta en el villano Floronic Man. Eso, dadas las circunstancias planteadas en esta primera temporada, podría haber dado mucho juego. Pero sin confirmación de continuidad del proyecto Swamp Thing en la pequeña pantalla me da la sensación de que nos vamos a quedar con las ganas.

Cierre

Este ha sido uno de mis capítulos preferidos por varios motivos. Entre ellos la buena adaptación de dos historias claves en la historia editorial del personaje, pertenecientes a la etapa Moore y Bissette, de las cuales ya he hablado en los apartados anteriores. La tragedia que se mascaba en aquellas páginas se ha sabido reproducir muy bien a la televisión, lo cual no era fácil dado el nivel de los autores implicados en dichos cómics.

También quería destacar el haber conseguido que todos los personajes secundarios brillen y tengan su momento en el desarrollo de los acontecimientos de este episodio. Hasta el Demonio Azul o Phantom Stranger, que parecía que, al final, iban a quedar de lado, han sido integrados, hábilmente, en la trama de “Una lección de anatomía”. La triste excepción tal vez sea Madame Xanadu, que no ha hecho acto de presencia. El último episodio nos dirá si eso no va a cambiar.

¡Nos leemos en el último cápitulo de Swamp Thing habitante del pantano! ¡Espero tus comentarios, muchas gracias!



el autor

Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Administrador y Bloguero de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

2 comentarios

  1. Muy bueno tu análisis. A mi también me pareció el mejor capítulo. ¿No hay juntada de fans para rescatar la serie? En Argentina no ví nada.

    • Adrián De La Fuente Lucena el

      Muchas Gracias por tu comentario Analía. ¡Me alegra que te haya gustado el artículo! 😉

      No sé en Argentina, pero aquí, en España, no creo que haya movilizaciones para que se continúe esta serie. Fundamentalmente porque aquí el aficionado de superhéroes es más de Marvel que de DC. Aparte que en temas de ocio, salvo que sea fútbol, la gente no se mueve demasiado. Una pena.

      Besos.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
La saga de La Fundación, de Isaac Asimov, es una de las mejores series literarias de ciencia ficción de todos los tiempos y, sobre todo,…